Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Israel celebra este martes elecciones generales, las segundas en cinco meses, en las que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, intenta sobrevivir políticamente tras 10 años dominando la política de su país.

Las urnas han abierto a las 7 de la mañana, hora local, y cerrarán a las 22:00 horas. Inmediatamente se conocerán las encuestas a pie de urna de los principales medios de comunicación.

Las encuestas muestran que Netanyahu y su partido, el derechista Likud, compiten codo con codo con el exjefe de las fuerzas armadas Benny Gantz y su formación considerada centrista, el partido Azul y Blanco. El ultraderechista Yisrael Beitenu podría convertirse en el partido clave para formar coalición y gobierno.


Los colegios electorales de Israel han abierto sus puertas este martes a las 7.00 (hora local) para unas elecciones anticipadas en las que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, intentará lograr una mayoría que le permita formar Gobierno, algo que no logró tras los comicios celebrados en abril y que parece complicado nuevamente en esta ocasión, según los sondeos publicados los últimos días.
 

El primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, ha prometido este martes la anexión del Valle del Jordán, en Cisjordania ocupada, si es reelegido en las elecciones de la próxima semana.

El jefe de Gobierno israelí ha asegurado que el plan de paz con los palestinos que prepara Estados Unidos se presentará días después de los comicios y ha pedido al electorado israelí su apoyo para liderar unas negociaciones en la que buscará anexionar asentamientos judíos de Cisjordania ocupada.

Netanyahu ha hecho estas declaraciones en un discurso en hebreo interpretado como parte de su campaña, a siete días de la cita electoral, en el que se refirió al denominado Acuerdo del Siglo, de la Administración estadounidense de Donald Trump, "como una oportunidad histórica".

El periódico estadounidense no publicará más estas ilustraciones a partir del 1 de julio, después de que en abril apareciera una en la que Benjamín Netanyahu, el primer ministro israelí, "guiaba" al presidente Donald Trump. La dirección del medio ha despedido también a dos de sus dibujantes, pero no ha evitado que la publicación fuera tachada de antisemita.

Gaza y el sur de Israel han vivido los momentos más violentos desde la ofensiva israelí de 2014 en la franja. Desde ayer sábado, los bombardeos israelíes han matado al menos a 22 palestinos y los cohetes lanzados por milicianos palestinos han acabado con la vida de cuatro israelís. El primer ministro de Israel y titular de Defensa, Benyamin Netanyahu, ha dado instrucciones al Ejército para continuar con los bombardeos a gran escala, que ya han alcanzado diversos objetivos en Gaza, entre ellos ubicaciones y milicianos de Hamás y la Yihad Islámica, como lanzaderas de cohetes, bases de entramientos, situos donde fabrican y almacenan armas, túneles subterráneos que comunican con Israel y los cuarteles generales de los servicios de seguridad pública. Las milicias palestinas han disparado unos 600 proyectiles, que han afectado de forma especial la ciudad de Beersheva. La mayoría de esos lanzamientos cayeron en campo abierto y otros fueron interceptados por el sistema defensivo israelí Cùpula de Hierro, sólo cerca de cuarenta llegaron a sus objetivos. 5/05/19

Nadie ha podido dormir en Gaza por los intensos y continuos bombardeos israelíes durante toda la noche. Tampoco en el sur de Israel, donde los sistemas de defensa han interceptado muchos de los cohetes lanzados por el brazo armado de Hamás y la Yihad Islámica, más de 400 en los últimos dos días. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha dicho que los ataques van a continuar, tras la muerte de tres israelíes en la ciudad fronteriza de Ascalón, los primeros muertos por disparos de cohetes desde 2014.

En las elecciones de Israel, hay practicamente un empate entre Benjamin Netanyahu y el exgeneral Beeny Gantz, pero el actual primer ministro podrá gobernar con una coalición de partidos de derecha y religiosos. La participación ha bajado sobre todo entre la minoría arabe israelí. Cuando se proclamen los resultados definitivos, el Presidente, Reuven Rivlin deberá escoger un candidato para formar gobierno. Lo normal es que sea el más votado, pero también puede ser otro que logre las alianzas necesarias para alcanzar la mayoría absoluta, 61 escaños, en el parlamento.

Del exterior, nos situamos en primer lugar en Israel que a esta hora termina de recontar los votos de las elecciones legislativas. El escrutinio arroja un resultado tan ajustado que los dos candidatos han salido a proclamarse vencedores durante la noche. Las primeras proyecciones daban ventaja a Benny Gantz, el principal rival de Benjamín Netanyahu. Sin embargo, la victoria se inclina hacia una coalición que encabezaría el actual primer ministro, que accedería a su quinto mandato.

Miramos hacia Israel donde, desde los colegios electorales esperan las papeletas de los ciudadanos en unas elecciones generales en las que el primer ministro, Berjamín Netanyahu, se juega revalidar su Gobierno con unas encuestas que no le son tan favorables como en anteriores comicios. Su opositor, Benny Gantz, le disputa seriamente la victoria. Por eso, ambos echan cuentas y miran al resto de partidos, sobre los que tendrán que apoyarse si quieren gobernar.

Los israelíes votan este martes para elegir nuevo Gobierno en unas elecciones anticipadas en la que todos los contrincantes han echado mano de los recursos más inusitados. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, llega como favorito aunque muy de cerca le sigue el exjefe del Estado Mayor Benny Gantz, que podría dar la sorpresa y, en una jornada que sería similar al día que en España dedicamos a la reflexión, Netanyahu ha llevado al límite su campaña con una aparición en el popular mercado judío de Jerusalén en la que ha intentado movilizar a su electorado.

Israel se prepara para celebrar elecciones generales. Este martes el país vota con el actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, colocado como favorito por todas las encuestas, aunque con una popularidad mermada que le obligará, previsiblemente, a buscar pactos para gobernar. Netanyahu ya ha comenzado a mirar hacia la derecha a la que brinda varios guiños, como la promesa de ampliar la soberanía israelí sobre más territorios palestinos.

La Franja de Gaza ha amanecido con una tensa calma, con escuelas y oficinas cerradas por precaución tras una noche de tensión por el cruce de bombardeos entre Israel y Hamás. El lunes por la noche se había anunciado una tregua que no frenó ni los cohetes palestinos ni los bombardeos israelies, represalia por el lanzamiento de un cohete desde Gaza que causó siete heridos al norte de Tel Aviv.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reconocido oficialmente la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, una zona de Siria ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días. Trump lo ha hecho en presencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. La decisión ha provocado un amplio rechazo en la comunidad internacional.

Informa el corresponsal de RNE en Washington, Fran Sevilla.