arriba Ir arriba

Un avión de la compañía Emirates Airlines procedente de la India ha sufrido un accidente al aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Dubái, en Emiratos Árabes Unidos, sin que se hayan producido víctimas. 

Las 275 personas a bordo del aparato, entre pasajeros y tripulación, pudieron han podido ser evacuadas.

En el aparato se produjo un incendio, sin que de momento se conozcan las causas, y una gran columna de humo se elevó sobre el fuselaje.

Un globo aerostático con al menos 16 personas a bordo se ha incendiado y estrellado este sábado en Texas, Estados Unidos, según ha confirmado la Administración Federal de Aviación (FAA). Aún se desconoce el número de fallecidos pero las autoridades hablan de "una pérdida significativa de vidas" y no creen que haya supervivientes. El accidente ha tenido lugar cerca de la ciudad de Lockhart, a unos 50 kilómetros al sur de Austin, capital de Texas, sobre las 7.40 de la mañana hora local, las 14.40 hora peninsular en España.

Los forenses egipcios han empezado a comparar el ADN de los restos de las víctimas de avión con el de los familiares, para identificarlos. Todos los restos recuperados, una mínima parte, son más pequeños que la palma de una mano, según fuentes forenses citadas por la agencia Reuters, lo que sería compatible, dicen, con una explosión a bordo. Pero el jefe del equipo forense de El Cairo ha dicho que es una mera suposición, y no se han encontrado trazas de explosivos ni en los cuerpos, ni en los objetos procedentes del avión.

El Ejército egipcio ha anunciado este viernes que han encontrado restos del aparato y pertenencias personales de los pasajeros del avión de EgyptAir que desapareció la madrugada del jueves tras despegar de París rumbo a El Cairo con 66 personas a bordo. Han aparecido 290 km al norte de Alejandría. Francia investiga la lista de pasajeros y al personal de tierra del aeropuerto de Charles de Gaulle que tuvo acceso al aparato.