Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Rusia investiga ya las causas de la explosión del avión de Aeroflot en el aeropuerto de Moscú que provocó 41 muertos el domingo. Aunque no hay hipótesis oficiales, una fuente de las pesquisas citada por la agencia rusa Interfax ha asegurado que el accidente pudo ser provocado por el impacto de un rayo. Los expertos consultados por TVE ponen en duda que el rayo pudiera ser la causa del siniestro por sí solo, porque están diseñados y fabricados precisamente para resisitir el impacto. En cambio, sí puede afectar al sistema eléctrico o de comunicaciones de la aeronave. 

Al menos trece personas han muerto y otras seis han resultado heridas al incendiarse un avión de pasajeros Superjet-100 tras efectuar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú, según han informado fuentes de los servicios médicos a la agencia oficial Itar-Tass, que también han señalado que hay varios pasajeros desaparecidos. Perteneciente a la compañía rusa Aeroflot, el aparato, con 73 pasajeros y 5 tripulantes a bordo, había despegado del aeropuerto de Sheremétievo con destino a la ciudad de Múrmansk, en el noroeste de Rusia, pero minutos después sus pilotos informaron a la torre de control de problemas a bordo y decidieron regresar y efectuar un aterrizaje de emergencia.

El 26 de Mayo de 2003 se produjo en Turquia la mayor catástrofe aérea del ejército español en tiempos de paz y el accidente más grave de las Fuerzas Armadas en toda su historia. 62 militares españoles que regresaban a casa después de más de cuatro meses de misión en Afganistán y Kirguistán perdieron la vida tras estrellarse  el Yak 42 en el que viajaban. 

Boeing acaba de anunciar que ha modificado el sistema de control de sus aviones 737 MAX. Lo hace tras los dos accidentes de Etiopía e Indonesia y la decisión de muchos países de cerrar su espacio aéreo a estas aeronaves. La empresa también va a ofrecer de forma gratuita los mecanismos de seguridad opcionales que antes vendía como un extra.

Informa el corresponsal de RNE en Washington, Fran Sevilla.

El periodista brasileño Rafael Henzel, que sobrevivió al accidente de avión que provocó la muerte de la mayoría de la plantilla del Chapecoense en 2016, ha fallecido de un ataque al corazón a los 45 años, según informó el propio club brasileño. Al parecer, Henzel se desplomó mientras jugaba un partido de fútbol en la ciudad brasileña de Chapeco, al sur del país, y, a pesar de ser trasladado al hospital, murió poco después. "Era un símbolo de la reconstrucción del club y siempre será recordado en las páginas verdes y blancas de esta institución", expresó el Chapecoense en un comunicado.

Otro aterrizaje de emergencia de un Boeing 737 MAX 8. Ha ocurrido en Orlando, Florida. El aparato no transportaba pasajeros y afortunadamente no hay que lamentar ningún tipo de daño. Desde hace dos semanas los vuelos comerciales de este modelo de avión están prohibidos en varios países, entre ellos, los propios Estados Unidos, hasta que concluyan las investigaciones de los accidentes en Indonesia y Etiopía.

Un total de 43 países han cerrado sus espacios aéreos al Boeing 737 Max tras el accidente aéreo de Etiopía. La aerolínea Norwegian ha anunciado que pedirá una indeminización al fabricante. Según los expertos, la causa del accidente del avión está relacionada con el software nuevo instalado. Mientras, la caja negra del avión siniestrado en Etiopía viaja hacia Europa para ser analizada. 

En Cangas, Pontevedra, lloran por una de sus vecinas. Pilar Martínez Docampo tenía 32 años y trabajaba para una ONG en Etiopía. El Ayuntamientos ha decretado tres días de luto oficial y ha ordenado que las banderas luzcan a media hasta.

Luto y consternación también en e Granollers, en Barcelona, de donde era el otro pasajero español fallecido en el sinietsro. Jordi Dalmau, de unos 40 años, ingeniero químico que trabajaba para una empresa especializada en las infraestructuras de agua.

  • En octubre de 2018 otro Boeing del mismo modelo se estrelló en Indonesia al despegar provocando 189 víctimas mortales
  • Las dos cajas negras con las grabaciones de voz y los datos del vuelo ya han sido recuperadas, confirma la aerolínea etíope
  • Wall Street ha registrado una caída de entre el 10 % y el 12 % de la aeronáutica y una pérdida de 30.000 millones de dólares