Anterior Esta semana, en 'Historia de nuestro cine' Siguiente El final feliz de Mauro y Teresa en 'Acacias 38' Arriba Ir arriba
Comando Actualidad - Una casa por la cara

Una casa por la cara

  • Revientan cerraduras por encargo, sin hacer ruido.

  • En el último año se han presentado 3.500 denuncias por usurpación en España.

  • Sólo en Madrid se contabilizan cinco mil viviendas ocupadas.

  • Un millar de esos pisos estaría controlado por las mafias. 

  • ‘Una casa por la cara’, el miércoles 2 de noviembre , en Comando Actualidad.

|

Revientan cerraduras por encargo, sin hacer ruido. Cobran entre cien y mil euros por ocupar de manera ilegal domicilios. En el último año se han presentado 3.500 denuncias por usurpación en España. Sólo en Madrid se contabilizan cinco mil viviendas ocupadas. Un millar de esos pisos estaría controlado por las mafias. Grupos organizados que conocen la ley al dedillo y que han convertido la ‘patada en la puerta’ en un negocio millonario.

Desalojo Desalojo

Hay vecinos que viven literalmente enrejados por miedo a que entren en sus viviendas

Los reporteros de Comando Actualidad se adentran en los principales barrios que conforman el mapa de la ocupación en nuestro país. En el madrileño barrio de San Cristóbal de los Ángeles, donde el 80 por ciento de las viviendas ha sido ocupado, opera la banda de Isa. Por reventar cerraduras y echar puertas abajo cobra entre 100 y 500 euros. Lo que hace es ilegal pero cuenta frente a la cámara que empezó hace dos años y lo ha convertido en su oficio. Conoce los detalles de la ley y sabe que si la policía no le pilla con las manos en la masa no puede hacer nada contra ellos. Hay vecinos que viven literalmente enrejados por miedo a que entren en sus viviendas. Propietarios que se ausentan un fin de semana o se van de vacaciones y que a la vuelta se han quedado sin casa. Para recuperar su vivienda comienzan un proceso judicial que, en la mayoría de los casos, puede alargarse años. Norma es abogada de turno de oficio y su último cliente es Raúl, un ocupa que está siendo juzgado por usurpación. La letrada reconoce que ninguno de sus clientes ha ido a la cárcel y que la ley beneficia al morador de una vivienda frente al propietario.

Uno de cada cuatro desalojos que se produce en España se lleva a cabo en Cataluña

Alicia ha sido condenada hasta cuatro veces por un delito de usurpación. Colecciona las sentencias y las multas y se jacta de no haber pagado ni una. Cuando le echan de un piso paga para que revienten la puerta de otro. No importa si está vacío o si el dueño se ha ido de vacaciones. Es una ocupa profesional. Sabe que, desde que echa la puerta abajo hasta que llega el juicio, tiene de seis a once meses para vivir sin pagar. La penúltima vez conoció a los dueños de la casa que ocupó: una familia desahuciada por no pagar la hipoteca. Alicia no ha tenido noticias del banco y se encarga de llevarle la correspondencia a los dueños desahuciados.

 Puertas Anti-okupas Puertas Anti-okupas

Uno de cada cuatro desalojos que se produce en España se lleva a cabo en Cataluña, donde el paraíso ocupa es el barrio de El Raval, en Barcelona. Manuel es el único propietario que resiste en un edificio. El resto ha sido ocupado. Ha puesto un sistema de alarma y blindado su cerradura porque tiene miedo. El trasiego de personas es constante en la escalera, asegura que en uno de los pisos ocupados se vende droga. Los vecinos denuncian que detrás de la ocupación está la estrategia de determinadas inmobiliarias con intereses mercantiles.

La de Juan Carlos era, hasta hace tan solo tres años, una empresa más de puertas en Badalona. Ahora vende entre 30 o 40 puertas acorazadas antiocupas cada día. Las ofrece hasta en alquiler. Su último cliente es el propietario de un edificio de esta localidad catalana que ha tenido que negociar con quienes le usurparon su propia casa. Lleva un año esperando sentencia y está desesperado. Ha decidido incluso pagar a los ocupas para que se vayan.

Puertas Puertas

‘Una casa por la cara’, el miércoles 2 de noviembre , en Comando Actualidad.