Anterior La cantante Amaral, es la invitada de 'Órbita Laika' Siguiente OT 2017 ya tiene fecha de estreno: el próximo lunes 23 de octubre en La 1 Arriba Ir arriba
Durante el rodaje en el hospital de Kariyangwe

ZIMBABUE, UN PAÍS MALHERIDO

|

Este reportaje está lleno de historias de personas que están trabajando por cuidar la salud de la población de Zimbabue, un país malherido. La grave crisis económica con la que se inició el siglo XXI, a raíz de la necesaria pero fallida reforma agraria, terminó en la dolarización del país y en miles de zimbabuenses que emigraron a los países del entorno. Las carencias que sufren la mayoría de la población son enormes. La educación y la sanidad se resienten y, como pasa siempre, son los pobres quienes se llevan la peor parte. El problema es que en Zimbabue lo son más del 80% de sus habitantes.

En el reportaje interviene el misionero zaragozano José Alberto Serrano, que llegó al país hace 46 años y ahora es obispo de Hwange. Allí, la diócesis ha abierto el Hospital St. Patrick para atender a quienes más lo necesitan. En ese centro nos encontramos con la hermana Johanna, una austriaca que prepara remedios con plantas medicinales y que denuncia el problema de las transfusiones que necesitan algunas pacientes atendidas en el hospital: no hay dinero para conseguir sangre.

También mostramos el trabajo de un grupo de misioneras Hijas del Calvario que en la remota misión de Kariyangwe han levantado otro hospital que se ha convertido en la gran esperanza para la gente de esa región.

Terminamos en la población de Siachilaba donde esas misioneras cuentan con un proyecto para atender a decenas de adolescentes y jóvenes huérfanos del sida. Según Unicef, 600.000 niños han quedado huérfanos debido a esta pandemia y unos 2,2 millones de habitantes de Zimbabwe, es decir, un 30% de la población adulta, viven con el virus.

La ong Manos Unidas apoya todos estos proyectos que están contribuyendo a mejorar la salud de miles de personas en Zimbabue, un país malherido.