Anterior Solomillo de ternera a la baturra con cristales de patata y de aceitunas Siguiente Comienza el viaje de 'Operación Plaza Roja' Arriba Ir arriba
El ruido puede tener efectos perjudiciales en nuestro cerebro

Los efectos del silencio en el cerebro

  • Vivimos en un mundo muy ruidoso; lo que puede tener efectos perjudiciales en nuestro cerebro

  • El silencio nos ayuda a contrarrestar los efectos del ruido excesivo

|

Vivimos en un mundo muy ruidoso. Vivimos con la música y la radio enganchada a nuestros oídos, ponemos la televisión “de fondo”, tenemos ruidos a nuestro alrededor casi todo el tiempo. Y esto, lejos de mantenernos alerta y despiertos, puede tener efectos perjudiciales en nuestro cerebro. Y es que, la contaminación auditiva es algo muy real.

El silencio nos ayuda a contrarrestar los efectos del ruido excesivo. Descubre, a continuación, cuales son los beneficios del silencio para nuestro cerebro.

1. Estimula la creación de nuevas neuronas

Recientemente, científicos han descubierto que una exposición al silencio durante dos horas al día estimula la creación de nuevas neuronas en el hipocampo (una importante parte del cerebro, implicada en la memoria, las emociones y el aprendizaje).

Y es que nuestros cerebros tienen la capacidad de crear nuevas neuronas y nuevas conexiones neuronales durante toda nuestra vida. El cerebro tiene un impresionante potencial para adaptarse a las circunstancias y entornos. A esto se le llama plasticidad neuronal. Existen diferentes actividades de gimnasia cerebral dirigidas a estimular la plasticidad cerebral.

2. Reduce el estrés

El silencio es más eficaz para relajarnos que música “relajante”, según un estudio. Los investigadores descubrieron que durante la escucha de diferentes tipos de música, pausas de dos minutos entre pista y pista producían unos niveles de relajación muy superiores a los que se conseguían con la música sonando.

3. Potencia nuestro funcionamiento cognitivo

Diversos estudios, como este, han visto que el ruido puede perjudicar nuestra memoria a largo plazo, y la adquisición y desarrollo de las capacidades lingüísticas y de lectura en nuestros niños. 

La buena noticia es que estos efectos son reversibles. Cuando el aeropuerto cierra o nos mudamos a una ciudad más tranquila, nuestro funcionamiento cognitivo vuelve a su estado óptimo.

¿Cómo utilizar el poder del silencio para mantener nuestro cerebro sano?

- Aunque nos encante la música y ésta tenga una gran influencia positiva en nuestro estado de ánimo y en nuestra relajación, nuestro cerebro necesita “descansar” de los sonidos. Por tanto, apaga la música, aíslate lo máximo posible del ruido y dedica unos minutos al día a concentrarte en el silencio. Puedes utilizar tapones de los oídos para reducir el inevitable ruido ambiental.

- Para relajarte, puedes escuchar música tranquila, y para potenciar sus efectos, deja dos minutos de separación en canción y canción.

- En el día a día, reduce todas las fuentes de ruido que puedas controlar. Si tu barrio es ruidoso, utiliza ventanas herméticas o mantenlas abiertas el menor tiempo posible. Evita poner la televisión de fondo y en la medida que puedas, utiliza electrodomésticos silenciosos.

Haz escapadas o retiros de silencio. Un fin de semana en el campo o en zonas muy poco habitadas, en contacto con la naturaleza pueden ayudarnos a disminuir nuestro estrés y darle a nuestro cerebro el silencio que necesita.