Anterior Risotto de verduras Siguiente La 1 estrena el próximo miércoles 'Doctor Romero' Arriba Ir arriba
Un momento del rodaje en el interior del monasterio

Suesa, en femenino y plural

|

En el último tercio del siglo XIX una comunidad de monjas trinitarias llegó a Suesa, Cantabria. Aquí levantaron el Monasterio de la Santísima Trinidad y abrieron un colegio con internado. Cien años más tarde, las hermanas decidieron optar exclusivamente por la vida contemplativa. Actualmente, la comunidad está formada por ocho monjas empeñadas en crear un estilo sencillo y profundo de ser trinitarias en nuestros días.

El monasterio tiene una espléndida hospedería a la que acuden muchos atraidos por compartir unos días de reflexión y oración con la comunidad. Las hermanas, además, mantienen encuentros mensuales, la llamada "oración de silencio" y reciben a muchos grupos de jóvenes con quienes comparten inquietudes y esperanzas. También se ha creado una asociación de amigos del monasterio que organiza actos culturales.

Entrar en el monasterio de Suesa es comprender, en definitiva, que estas mujeres que viven en "clausura" no lo hacen encerradas ni desconectadas del mundo. Muy al contrario, han creado un espacio donde se respira fraternidad, acogida y libertad.