Enlaces accesibilidad

Vicky: "Para ganar no vale sólo cocinar bien, hay que mostrar evolución"

  • Vicky se alzó con el título de MasterChef España
  • Su intuición, talento y pasión le dieron la victoria frente a Mateo
  • La mallorquina responde a los usuarios en RTVE.es

Por
MasterChef - Vicky, una mallorquina que ha crecido en una familia de cocineros

Vicky se ha convertido en la nueva MasterChef España. Venció a Mateo en una reñidísma final en la que la alta cocina y la pasión por el oficio fueron grandes protagonistas.

Vicky tiene 31 años, viene de Palma de Mallorca y es carnicera, aunque hasta el momento de entrar en MasterChef estaba desempleada. Su trayectoria puede definirse en una palabra: evolución. Con esfuerzo, talento y mucha intuición para la cocina ha logrado el triunfo.

¿Cómo te sientes al convertirte en la ganadora de MasterChef?

No me lo creo. Si entrar en MasterChef me parecía imposible, ganar ha sido increíble. Me quedo sin palabras. Además me veía sin opciones después de mi actitud en la semifinal. Pero no tiré la toalla y siempre di lo mejor de mí. Y menos mal, jamás podré olvidar el momento en el que Pepe dijo mi nombre.

¿Ha sido difícil conseguirlo?

Estaba muy nerviosa hasta que abracé a mi madre y mi novio me calmé

Ha sido muy difícil. En el último duelo tenía una gran angustia y muchos nervios. Es muy duro no poder controlar los temblores y los latidos del corazón. Curiosamente cuando abracé a mi madre y a Bernardo me calmé y me repetía una y mil veces: “Estás en la final”. No me lo creía porque nunca he estado en al final de nada. Después de cocinar ya me sentí feliz porque había hecho mi trabajo, ganar o no ya no estaba en mi mano. Lo mejor fue que a Jordi Roca le gustase mi postre, porque me inspiré en una creación suya.

¿Qué vas a hacer a partir de ahora?

Ahora mismo quiero ponerme a estudiar a tope. Empezaré las clases de Le Cordon Bleu Madird en septiembre. El dinero del premio lo utilizaré en mi formación también porque no quiero desaprovechar una oportunidad como esta, que es única. Después me gustaría trabajar en buenos restaurantes y algún catering para decidir qué rama de este oficio es mejor para mí.

¿Qué encontraremos en tu libro de recetas?

Estoy contentísima de publicar un libro de recetas, es el deseo de cualquier persona que se dedique a este oficio. Es un libro en el que podremos encontrar recetas fáciles, económicas y exquisitas. He incluido recetas caseras, de mi familia, que espero que gusten al público.

¿En qué ha cambiado tu vida MasterChef?

Ha cambiado mucho. Las ofertas de trabajo y nuevos proyectos profesionales es el principal cambio, ya que estaba desempleada antes de entrar en el programa. Personalmente sigo siendo la misma.

El oficio de chef es tradicionalmente cosa de hombres, ¿piensas luchar para hacerte un hueco en este mundo?

Me gustaría ser una chef reconocida, pero es un mundo muy sacrificado

En realidad yo creo que la cocina es un mundo de mujeres, porque la mayor parte de las personas que cocinan son mujeres. Pero es un oficio sin visibilidad, que realizan en casa, con miles de tareas más, como limpiar, comprar y ocuparse de los niños. Los hombres que tienen mano con la cocina son menos y si se dedican a ello es más fácil que se les reconozca. También es cierto que los grandes cocineros son hombres.

En cualquier caso, a mí me encantaría ser una chef reconocida, pero es un mundo muy sacrificado y necesito prepararme muy bien para ello.

¿Cómo has visto tu paso por el programa?

Ha sido muy difícil para mí, sobre todo los nervios que me cuesta mucho. Con esfuerzo y trabajo me he superado día a día, he aprendido mucho y aplicado los conocimientos a los retos del programa, que cada vez eran más complicados. Definiría mi paso por el programa como evolución, que jamás pensé que llevaría a cabo. Estoy muy orgullosa.

¿Y el fenómeno fan de MasterChef?

Siempre es muy agradable ir a pasear o a comprar y que me pare la gente para hacerse fotos y darme su apoyo. Me encanta también leer los mensajes de los fans en Twitter. Estoy muy agradecida a todo el cariño que me están dando.

¿Cuál ha sido la clave para alcanzar el éxito en MasterChef?

Para ganar no vale sólo cocinar bien, sino mostrar una evolución

El éxito en este programa es la evolución y esforzarse por aprender. Luchar por superarse en cada prueba y el arriesgar, no tener miedo. Creo que para ganar no vale sólo cocinar bien, sino mostrar una evolución, porque si entras siendo bueno pero no pasas de esa línea no puedes ser un gran chef ni dedicarte a un oficio que no tiene metas y hay que estar continuamente innovando.

¿Qué es lo más importante que has aprendido en el programa?

He aprendido a enfrentarme a las cosas y no tener miedo a lo nuevo, lo desconocido. También a valorarme más a mí misma, mi trabajo y por supuesto a los que tengo fuera. No pensé que echaría tanto de menos a mi familia y a mi novio.

Hablemos del jurado ¿de quién has aprendido más?

Los jueces muy profesionales y diferentes entre ellos. Eso es lo bueno y he aprendido mucho de los tres. Pepe es el más gracioso y el más sincero, no se anda con rodeos: sí está bueno, está bueno y sí está malo, te lo dice sin dar vueltas. Samantha es la que siempre me ha dado más respeto porque es una persona muy exigente, no sólo con el sabor si no también con la presentación. Y Jordi es muy duro, es el que más caña da, pero sus críticas son positivas, intenta que aprendamos de los errores. No puedo elegir a uno, me quedo con los tres.

¿De verdad te daba miedo Jordi o te ponía nerviosa porque es guapo?

Jordi me daba miedo, pero está como un queso

Jordi me daba bastante miedo porque te echa unas broncas de cuidado. Pero si a eso le sumas que está como un queso, ya ni te cuento. No sabía ni donde meterme cuando me hablaba.

¿Crees que han sido más duros este año?

A mí me parecieron más duros el año pasado, quizás porque no los conocíamos y aquí ya veníamos preparados. Eso sí, es mucho más duro vivirlo que verlo en la tele.

¿Cuál ha sido el mejor momento, lo que nunca vas a olvidar?

Nunca olvidaré cuando Jordi me dio la cuchara en el macrocasting de Barcelona. Éramos 500 personas y la competencia era brutal, había muy buenos platos y siempre tiendes a pensar que no tienes opciones. Cuando recibí la cuchara sentí algo que no se puede explicar con palabras. Sólo lo ha superado el momento en el que me nombraron ganadora.

¿Y lo peor?

Mi peor momento fue en la semifinal, con la dichosa flor

Cuando no me valoraron mi plato en la semifinal. Me sentí muy, muy mal, con rabia. Fue lo peor, con la dichosa florecita, jeje. Otro momento que me superó y que casi tiro la toalla fue durante el cocinado de la chuleta de cordero de Pepe, con la tierra y las bolas de queso.

¿Cómo fue la convivencia y cómo te llevaste con tus compañeros?

Entrar en la casa con 14 desconocidos no es fácil, pensé: ¡ay, a ver con quién me ponen en la habitación! Pero me llevado muy bien con todos, aunque es normal que tengas más afinidad con unos que con otros y haya roces de convivencia, pero en general, muy bien. Cuando nos quedamos Mateo y yo sólos (junto a los miembros del equipo que nos cuidaban) éramos como una familia.

¿Volverías a entrar en MasterChef?

Sí, volvería a entrar sin duda. Es una experiencia espectacular y que sólo pasa una vez en la vida.

Televisión

anterior siguiente