Anterior Esta semana, en 'Historia de nuestro cine' Siguiente 5 lecciones para luchar contra el sobrepeso Arriba Ir arriba
Un país para comérselo - Valencia, el espejo del sol

Valencia: "El espejo del sol"

  • Ana regresa a su tierra natal para descubrir los sabores del Mediterráneo

  • El arroz, la horchata, la huerta..., son protagonistas de este capítulo

  • Un país para comérselo se emite los lunes a las 23:45 h

|

Ana regresa a su tierra natal para descubrir algunos de los productos y sabores que definen el Mediterráneo.

El viaje comienza navegando por uno de los paisajes más especiales de Valencia: las aguas dulces de la Albufera, el "mar pequeño". AllÍ, Ana conoce a Carmen y Teresa, dos mujeres que han cambiado la historia de El Palmar y que mostrarán a Ana cómo se pesca la anguila que después cocinará con una experta cocinera de la zona.

Al sur de Albufera, frente al mar, recalamos en Cullera donde visitamos el "Museo del arroz", un cereal vital para el desarrollo de la zona. El cocinero Salvador Gascón nos enseñará cómo cocinar un arroz especial.

Xátiva nos muestra el espiritu del al-Andalus y los sabores que han pasado de generación en generación como el arroz al horno o los dulces árabes.

Además de ponerse al día sobre la producción de naranjas, Ana se detiene en el taller de Roberto, un creador que usa la huerta como fuente de inspiración, y visita una plantación de chufas y una de las horchaterías más populares de la comarca.

El viaje prosigue hasta Gandía, donde Ana se embarca para degustar una fideuá, cocinada a bordo.

Un país para comérselo acaba de arrancar su tercera temporada con Ana Duato como conductora de un viaje por la mejor gastronomía española.

La temporada será un viaje por toda la geografía española, incluídas Baleares y Canarias, mares y ríos, con destinos que pasan por las playas de Valencia, las calles de Trujillo, los llocs menorquines, o los ríos de Asturias y Segovia.

La cocina de autor está presente en cada programa, con visitas a cocineros como Toño Perez, Julio Reoyo o Victor Bayo, que representan la renovación culinaria.