Enlaces accesibilidad

Lina Tur Bonet: El violín, instrumento del diablo

  • La violinista ibicenca participó en un concierto especial alrededor de Vivaldi
  • Tocaron, por primera vez en mucho tiempo, las sonatas encontradas en Graz
  • CONTENIDO EXTRA: Mira una de las piezas musicales del concierto

Por
El "instrumento del diablo" de la angelical Lina Tur Bonet

Con motivo de las fiestas del Dos de Mayo, la Comunidad de Madrid organiza cada año una serie de actividades culturales, entre ellas los conciertos de música clásica, y este año nos hemos acercado al Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial, para descubrir un memorable concierto a cargo de un trío de lujo formado por la violinista ibicenca Lina Tur Bonet, el clavecinista estadounidense Kenneth Weiss y el chelista alemán Sebastian Hess.

El trío interpretó el pasado 27 de abril las 5 sonatas de Vivaldi encontradas en Graz. Era la primera vez que se ha podido escuchar el ciclo completo en tiempos modernos. El veneciano Antonio Vivaldi tuvo una producción muy extensa, y sabemos que llegó a componer, como gran violinista que fue, más de 60 sonatas para violín. La mayoría se han llegado a grabar en disco pero algunas como las de este concierto permanecían inéditas.

Vivaldi compuso dichas sonatas entre 1718 y 1720 en la ciudad italiana de Mantua, donde también escribió sus famosas Cuatro estaciones, y es inevitable recordar algunos de sus pasajes al escuchar estas sonatas de gran belleza y virtuosismo. La labor de reconstrucción, sobre todo en el bajo de algunos movimientos que se había perdido, se ha debido al musicólogo francés Olivier Foures, gran conocedor de la obra de Vivaldi.

Lina Tur Bonet

La violinista de familia ibicenca, Lina Tur Bonet comenzó a estudiar violin a los 3 años, gracias a su padre clarinetista, como ella dice “un poco por casualidad”. Tras recibir numerosos premios, concluye sus estudios de violín en las universidades de Friburgo y Viena. Hoy día es requerida como solista y concertino por numerosos directores como Claudio Abbado, con el que actúa dentro de la Orquesta Mozart y la Mahler Chamber Orquestra.

De él y otros maestros ha aprendido que “el buen músico no es el que toca bien, sino el que escucha bien”. Además, aún le queda tiempo para impartir clases en la cátedra de violín romántico en el Conservatorio Superior de Música de Zaragoza. Lina afirma que la música de Vivaldi es muy rica, muy expresiva, y que “alucina” cada vez que toca algo nuevo de él, por lo bien que compone, especialmente para el violín, del que busca todas sus posibilidades y lo lleva al límite.

Para este concierto Lina Tur Bonet ha traído su violín barroco fabricado hace cerca de 400 años, del que dice que es como “el buen vino”, el poso que tiene el instrumento antiguo. Pero no es la única que tiene una joya como instrumento, nos ha contado que su amigo , el chelista alemán Sebastian Hess ha venido con su violonchelo del fabricante veneciano Goffriller, el único original que se conserva en el mundo. El resultado, espectacular, y más si cabe para un concierto de cámara que nos sumergió en la fantasía vivaldiana.

Televisión

anterior siguiente