Repor
Domingos 20.30h   Miércoles, 05:30h y 16:00h   Noche del viernes al sábado 01.30h  
Recuerdos de la peseta, una década después del Euro

Algunos las prefieren rubias

  • ¿Qué pasaría si volviéramos a las antiguas pesetas?
  • Muchos nostálgicos las atesoran como oro en paño
  •  Aún se esconden pesetas por valor de 1.700 millones de euros
Ampliar foto Venta de pesetas a peso

Venta de pesetas a pesoRepor

Ampliar foto Boceto de euro coincidiendo con el X aniversario

Boceto de euro coincidiendo con el X aniversarioRepor

Ampliar foto Avenida del euro en la zona nueva de carabanchel

Avenida del euro en la zona nueva de carabanchelRepor

Ampliar foto Venta de numismática en la plaza Mayor de Madrid

Venta de numismática en la plaza Mayor de MadridRepor

Ampliar foto Plano detalle de una peseta antigua

Plano detalle de una peseta antiguaRepor

Ampliar foto Josep Comajuncosa durante la entrevista

Josep Comajuncosa durante la entrevistaRepor

RTVE.es - REPOR 

Diez años hace ya desde que las pesetas nos abandonaron para dejar paso al Euro, la moneda única europea. Gusten más o gusten menos, para la gran mayoría de los españoles, las pesetas sólo son un vestigio del pasado. Pero aún quedan muchos nostálgicos de las llamadas “rubias” y las guardan como oro en paño bien por afán de colección o bien porque temen que la incertidumbre económica nos acabe expulsando del euro y tengamos que volver a contar en duros y en pesetas.

La cueva de Alí Babá de las pesetas


Juan Carlos Miró guarda un tesoro de 200 kilos. Es lo que pesan las pesetas que guarda en su casa de Alicante. Se define como un nostálgico de las pesetas, porque las considera bonitas y porque considera que no se le ha hecho suficiente justicia a la moneda que acompañó a los españoles durante más de cien años. Juan Carlos no quiere saber el valor real de sus pesetas, lo que le interesa es seleccionarlas según las diferentes ediciones en las que fueron acuñadas y sobre todo hacer una labor pedagógica con los más pequeños, aquellos que nacieron en un mundo sin pesetas.

Como Juan Carlos aún quedan muchos nostálgicos de la peseta. Una vez al mes, un grupo de coleccionistas se reúnen en un hotel madrileño en una especie de feria de monedas donde sin duda, la peseta es la reina de la fiesta.

¿Y si volviéramos a las pesetas?


A la peseta se la recuerda con mucho cariño, especialmente en los mercados de los barrios más populares. Se calcula que el euro ha encarecido en un 48% la cesta de la compra porque inflación aparte, la picaresca ha tenido mucho que ver en esta subida de precios: lo que un día costaba 100 pesetas al día siguiente costaba 1€, o lo que es lo mismo 66 pesetas más caro.

La crisis económica no ha hecho más que avivar la nostalgia hacia las pesetas. Para Juan Francisco Martín Seco, ex secretario general de Hacienda, volver a la peseta nos ayudaría a superar la difícil situación económica que atraviesa España. Otros como Josep Comajuncosa, profesor de Macroeconomía y Economía Internacional, opinan que abandonar el euro supondría una debacle económica y financiera de proporciones descomunales para nuestro país.



Las pesetas siguen entre nosotros

 

Las pesetas no son historia. El Banco de España calcula que aún quedan miles de millones escondidas y en sus oficinas se continúa cambiando pesetas por euros. En Madrid, hay tiendas que siguen admitiendo pesetas –eso sí- a precios de euro.

Los más nostálgicos pueden también rendirle su particular homenaje en lugares como la estación madrileña de La Peseta o en localidades como Tres Cantos que han erigido un monumento en recuerdo de la rubia.

“Algunos las prefieren rubias”: es un reportaje de Virginia Solà y Sara Boldú.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:1706