Enlaces accesibilidad

Pablo Amargo: "Las buenas ideas resisten el paso del tiempo"

  • El Premio Nacional de Ilustración presenta la exposición Pablo Amargo. Mancha mínima, idea máxima
  • Puede visitarse hasta el 20 de mayo en el Museo ABC de Madrid

|

Por
Fragmento de una ilustración de 'Cats are paradoxes'
Fragmento de una ilustración de 'Cats are paradoxes' Pablo Anargo

Pablo Amargo (Oviedo, 1971) es uno de los mejores ilustradores del mundo gracias a sus obras, aparentemente sencillas en sus formas pero complejas y llenas de significados en sus mensajes. Algo que sólo consiguen los más grandes y que le ha valido numerosos galardones internacionales y el Premio Nacional de Ilustración (2004). Ahora, la exposición Pablo Amargo. Mancha mínima, idea Máxima muestra sus últimos trabajos en el Museo ABC, hasta el 20 de mayo.

“El título de la exposición define un poco mi manera de trabajar –asegura Pablo-, mi mayor interés es encontrar ideas visuales e intentar plasmarlas de la forma más sencilla y elegante posible”.

Pero llegar a ese nivel de sencillez no es fácil: “Lo da experiencia y la voluntad -afirma el artista-. Parece que los dibujos, las ilustraciones, siempre te piden que demuestres todas tus habilidades como dibujante. Pero hay que tener la voluntad suficiente para intentar transmitir las ideas con la mayor facilidad posible. Cualquier otro virtuosismo es accesorio, sólo complica la comunicación de la idea. La práctica es lo que te permite despojar las obras de todo lo accesorio para llegar a la esencia”.

Ideas que funcionen

Aunque comparen su trabajo con Haikus (poemas) visuales, Pablo asegura que sus dibujos no son poemas ni adivinanzas sino: ”Enunciados con un contrasentido en sí mismos. No estoy tan interesado en la poesía visual como en encontrar la metáfora adecuada, la imagen que funcione. Eso que algunos llaman “epifanía”, que hace que los inventores exclamen “Eureka” y que los artistas digamos: “Funciona”. Yo voy buscando esa imagen que funciona”.

“Personalmente –añade- nunca estoy completamente convencido con mi trabajo, siempre pienso que se podría haber quitado algo más del dibujo, haber simplificado… pero también pienso que cuando una idea es buena se reconoce enseguida. Luego viene el trabajo de darle forma gráfica a esa idea, y ahí es donde nunca estoy convencido del todo, pero las buenas ideas resisten el paso del tiempo, mucho más que los buenos dibujos. Una buena idea se reconoce inmediatamente”.

Aparte de esas paradojas y dobles sentidos visuales, sus ilustraciones siempre destacan por su sentido del humor y la ironía. “El humor no está buscado en mi trabajo, es una consecuencia -asegura-. Para mí hay dos cosas que nos animan el día a día. Una es el humor y la otra tiene que ver con la estética, con la belleza. Humor y belleza son para mí los elementos básicos en cualquier imagen, aunque mi humor no es buscado sino una consecuencia de la busqueda de esas ideas visuales”.

Pablo asegura que intenta ser algo más que un mero ilustrador: “Mi principal preocupación es intentar encontrar mis propias ideas adecuándolas a los textos. Los textos no inspiran mis imágenes sino que vienen inspiradas por mis propios intereses, por mis gustos personales… y luego las adecuo a aquellos textos o artículos junto a los que creo que pueden funcionar mejor. Por eso me gusta ilustrar artículos como los de Jot Down, vinculados a la cultura, la literatura, el cine”.

Iustración de 'Cats are paradoxes' Iustración de 'Cats are paradoxes'

Iustración de 'Cats are paradoxes'

La exposición

Sobre la exposición Mancha mínima, idea máxima, Pablo asegura que: “Son imágenes que invitan a participar a la gente en un juego que tiene distintos niveles de significado. Y que también apelan a nuestra curiosidad, a la estética, a nuestra búsqueda de la belleza… y que creo que harán pasar un buen rato a los espectadores porque son una manera muy diferente de plantear las imágenes”.

En la muestra podemos ver obras de sus trabajos más recientes: “Está prácticamente dedicada –asegura Pablo- a mi último libro, Cats are Paradoxes (Jot Down Books), que acaba de ganar la medalla de oro en los premios que otorga la Sociedad de Ilustradores de Nueva York” (entre otros muchos premios).

“El libro consta de 80 ilustraciones –continúa- de las que podemos ver 50 en esta exposición. Son ilustraciones cuadradas, en blanco y negro. Son imágenes protagonizadas por gatos que aparecen y desaparecen jugando con el espectador, creando paradojas, dobles sentidos…”

“No considero a estos gatos como un personaje –afirma- sino como anfitriones que nos van acompañando por diferentes escenarios, como las ruinas de Roma, los Puentes de Venecia, las habitaciones… y nos invitan a descubrir las paradojas y los diferentes contrasentidos que se producen en estos escenarios”.

Iustración de 'Cats are paradoxes' Iustración de 'Cats are paradoxes'

Iustración de 'Cats are paradoxes'

“También –añade- hay una parte dedicada a mi anterior libro, Casualidad (Barbara Fiore Editorial), que creo va a sorprender mucho a los visitantes de la exposición. Por su formato, que es muy vertical, y porque trata sobre el viento y su influencia sobre los habitantes de una población. Son ilustraciones que planean una narración alternativa al texto e incluso un juego para el lector”. (Un libro que también ha recibido numerosos premios internacionales)

“Por último -concluye- hay una selección de trabajos que he realizado para la revista norteamericana The New Yorker (una de las más prestigiosas del mundo en cuanto a diseño) e ilustraciones para el New York Times; además de carteles e ilustraciones para libros y para cubiertas”.

Pablo Amargo. Cartel de la Semana Ilustrada. Biblioteca Insular de Gran Canaria, 2013 Pablo Amargo. Cartel de la Semana Ilustrada. Biblioteca Insular de Gran Canaria, 2013

Pablo Amargo. Cartel de la Semana Ilustrada. Biblioteca Insular de Gran Canaria, 2013/noticias

Un ilustrador internacional

Pablo Amargo es uno de los ilustradores más cotizados del mundo y, además del Nacional de Ilustración (2004) ha conseguido premios como el Award Excellence Illustration Annual (EE.UU 2013, 2014, 2015) La Silver Medal (2015) o el Gràffica (2016) por ser “un ilustrador que antepone la inteligencia gráfica a los fuegos artificiales”.

“Yo creo –comenta Pablo- que esos reconocimientos me los han dado por mi fidelidad al dibujo y a las posibilidades comunicativas que tiene”.

Pablo ya está influenciando a una nueva generación de dibujantes atraídos por su eficaz sencillez. Pero… ¿cómo llegó a ese estilo? “Cuando yo empecé -asegura- se llevaban las ilustraciones muy recargadas, que se limitaban a reproducir lo que decían los textos. Por eso intenté encontrar caminos paralelos a esos textos, apelando a la inteligencia del lector”.

“No fui el único –añade- hubo una generación de ilustradores que vieron las posibilidades de las metáforas visuales, de las paradojas… de cómo se pueden comunicar ideas de una forma visual”.

Pablo Amargo. Cartel para el festival París, Quartier d'Été Pablo Amargo. Cartel para el festival París, Quartier d'Été

Pablo Amargo. Cartel para el festival París, Quartier d'Été

“Lo importante en el dibujo son las líneas, las formas”

Sobre su estilo, Pablo asegura que: “Para mí lo importante en el dibujo son las líneas, las formas. La geometría es tan importante para mí como las formas orgánicas; porque yo no encuentro soluciones en las formas puras, sino posibilidades. Mi interés es descubrir lo que nos muestra el mundo: las formas de una silla, una mesa… pero también de una mano, un rostro… y dibujar eso de una forma clara, sencilla, mostrándolo con la mayor claridad posible”.

En cuanto al color, Pablo nos comenta que: “Yo me considero, sobre todo, dibujante. Por eso adoro el blanco y negro. Cuando decido incluir el color es por apoyar, acompañar al dibujo. Nunca tiene una función comunicativa, sino decorativa. Por eso empleo muy pocos colores, como mucho una o dos tintas. Pero lo importante para mí es el dibujo”.

“Creo –añade- que cuanto menos uses el color más complicado es hacer una ilustración. -añade-. Porque a veces el color se usa para ocultar, para disimular los defectos. Pero si lo eliminamos sólo queda el dibujo y el dibujo no engaña”.

En cuanto a sus proyectos, Pablo Amargo nos comenta que: “Sigo colaborando con el New York Times, en su sección de crítica literaria, y tengo varios carteles entre manos. También imparto talleres de ilustración, la semana que viene tengo uno en Milán”.

Pablo Amargo. Cartel para la Fundación German Sánchez Ruipérez, 2009 Pablo Amargo. Cartel para la Fundación German Sánchez Ruipérez, 2009

Pablo Amargo. Cartel para la Fundación German Sánchez Ruipérez, 2009

RTVE

anterior siguiente