Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente ¡Vuelve 'Radiopasión'! Arriba Ir arriba
 Michel Plasson
Michel Plasson rtve

Ravel y Debussy según Michel Plasson y la Orquesta Sinfónica RTVE

  •  En el programa, Preludio a la siesta de un fauno y La mer de Debussy junto a los Valses nobles y sentimentales y Ma mère L’Oye de Ravel

  •  Viernes 24 de noviembre, a las 19:30 en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial

|

La Orquesta Sinfónica RTVE, dirigida por el maestro Michel Plasson, interpreta el viernes 24 de noviembre en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial un repertorio de música francesa con emblemáticas obras de Claude Debussy y Maurice Ravel: los Valses nobles y sentimentales, y la suite Ma mère L’Oye de Ravel; y el Preludio a la siesta de un fauno y El mar, de Debussy. El concierto será transmitido por Radio Clásica. TVE grabará el concierto para emitirlo en Los conciertos de La 2.


El programa comienza con la versión orquestal para ballet de 1912 de los Valses nobles y sentimentales que Maurice Ravel compuso un año antes para piano. Los llamó Adelaida o el lenguaje de las flores, como homenaje a Franz Schubert, quien en 1823 había compuesto dos libros de valses que tituló Valses nobles y Valses sentimentales. Las piezas, de un profundo lirismo, evocan nostalgia y a la vez cierta ironía. A diferencia de los de Schubert no parecen ni nobles ni sentimentales, debido a su complejidad armónica y a las disonancias no resueltas, que pueden parecer difíciles al oído.

La segunda obra del concierto, también de Maurice Ravel, fue escrita para evocar el mundo de los sueños y los cuentos infantiles, y se titula Ma mère l’Oye (Mi madre la oca). Compuesta en 1910 inicialmente como dueto de piano para dos niños, hijos de un matrimonio amigo de Ravel, éste la orquestó un año más tarde y la extendió para convertirla en un ballet. En el concierto de este viernes, la Orquesta Sinfónica RTVE interpretará bajo la batuta de Michel Plasson una suite, no la versión completa de ballet. Cada uno de los 5 movimientos que la integran evoca un cuento clásico infantil: Pavana de la Bella Durmiente del Bosque, Pulgarcito, Laideronnette emperatriz de las pagodas, La conversación de la Bella y la Bestia y El jardín encantado. De nuevo nos encontramos una muestra de dedicado lirismo y a la vez un gran virtuosismo poético del gran pianista y compositor francés, que además fue uno de los mejores orquestadores del siglo XX.

Tras el descanso, llega el turno a otro francés, Claude Debussy, con una de las obras más representativas de su estética impresionista, el Preludio a la siesta de un fauno. Estrenada en diciembre de 1894, esta exquisita obra está inspirada en el poema L’après-midi d’un faune del poeta simbolista Stéphane Mallarmé. Su sensualidad y potencial para sugerir imágenes animaron a que en 1912 fuera coreografiada en 1912 por Vaslav Nijinsky y formara parte del repertorio de los Ballets rusos de Diaghilev. Con esta pieza Debussy parece querer dar una respuesta francesa al Preludio de Tristán e Isolda, de Wagner (quizá la obra más influyente de toda la historia de la música), una evolución de los modelos armónicos de Wagner y Liszt en la que el ritmo y la armonía se muestran diluidos a favor de las texturas y el colorido orquestal. Las armonías en esta pieza parecen abandonar su sentido constructivo para expresar con, con la variedad tímbrica estados de ánimo o sugerir imágenes plásticas.

Para finalizar, otra de las más conocidas obras de Debussy, y una de sus más interpretadas, La Mer (El mar), un homenaje del compositor francés a ese elemento presente en toda su vida inspirado en los recuerdos de su infancia. El propio Debussy confesó que de no ser compositor, habría querido ser marino. Se estrenó en 1905 en París tras dos años de trabajo muy interrumpido por las difíciles circunstancias personales del compositor. Se trata de una de las piezas más representativas del impresionismo musical francés de Debussy junto con el Preludio a la siesta de un fauno y posee una exquisita belleza y expresividad que la convierten en una de las obras sinfónicas francesas más originales del siglo XX. Esta pieza se compone de tres movimientos que ilustra diferentes estados del mar: calma y fuerza del mar (Del alba al mediodía del mar), su oleaje tumultuoso (Juego de olas) y su interacción con otros elementos de la naturaleza (Diálogo del viento y el mar).

Haz click aquí para comprar las localidades para este concierto

Puedes descargarte aquí el pdf con el programa de mano de este concierto

Michel Plasson

Nacido en París en una familia de músicos, Michel Plasson comenzó a estudiar piano con Lazare-Lévy a una edad muy temprana. Más tarde pasó a estudiar percusión y dirección de orquesta en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París, donde obtuvo un Primer Premio, ganando en 1962 el Concurso de Besançon.
En 1963, trabajó con Erich Leinsdorf, Pierre Monteux y Leopold Stokowski en los Estados Unidos, regresando a Francia en 1965 como Director Musical en Metz. En 1968, fue nombrado director permanente en el Théâtre du Capitole de Toulouse y se convirtió en su director musical y en director artístico en 1973, un puesto que ocupó durante los siguientes 30 años. También fue el director principal de la Orquesta Filarmónica de Dresde durante 7 años.
Es invitado regularmente en grandes teatros de ópera y orquestas, desde Moscú a Milano, de Leipzig a los Estados-Unidos y en China y en Japón.Michel Plasson es el director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de China.
Su especialidad ha sido siempre en el repertorio francés como lo demuestran sus más de cien grabaciones y es uno de sus más destacados maestros en la actualidad.
En 1990, fue galardonado con el Gran Premio de Florencia-Gould por l'Académie des Beaux-Arts de l'Institut de France y el Gran Premio de la prensa musical internacional en 1995. Es Oficial de la Legión de Honor y Comandante en la Orden de las Artes y las Letras y fue ascendido a Comandante de la Orden Nacional del Mérito en noviembre de 1998.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente