Anterior Frecuencias de emisión en Onda Corta Siguiente Sonsoles Ónega presenta su novela 'Después del amor' Arriba Ir arriba
Fragmento de la portada de 'El piano oriental'
Fragmento de la portada de 'El piano oriental'

Zeina Abirached: "En 'El piano oriental' he querido dibujar la música"

  • La ilustradora libanesa convierte el cómic en una partitura

  • Una premiada obra que promueve el entendimiento entre oriente y occidente

|

La joven Zeina Abirached (Beirut, 1981) es una de las actuales estrellas del cómic francés gracias a sus premiados trabajos autobiográficos como El juego de las golondrinas (2008) y, sobre todo, El piano oriental (Salamandra Graphic, 2016), escogida como una de las grandes obras del año en el Festival de Angulema 2015, donde recibió el premio Phénix 2016. Un cómic en el que logra dibujar la música, a la vez que promueve las relaciones entre oriente y occidente. La dibujante lo ha presentado en la Casa Árabe, en Madrid.

“Lo que me interesaba –asegura Zeina- era lograr dibujar la música y el sonido, para conseguir que cada página del cómic fuera muy visual y, a la vez, que fuera muy sonora, que casi pudiera escucharse”.

Algo que consiguió gracias a un auténtico derroche visual, gráfico y sonoro, en el que mezcla música, dibujo e incluso poesía: “Cuando empecé a trabajar en el cómic –confiesa- me fijé mucho en las partituras porque dibujaban el sonido. Por eso en el cómic he dibujado la historia que quería contar, pero la he rodeado de pequeños detalles musicales que te introducen en los sonidos, en la música. No sólo son dibujos de notas musicales o elementos sinfónicos sino pequeños detalles que tienen su propio sonido”.

Viñeta de 'El piano oriental' Viñeta de 'El piano oriental'

Entre esos detalles destaca la cuidada tipografía con la que Zeina reproduce los sonidos con una musicalidad rotunda: “Para mí –asegura- es muy importante que el propio autor haga la tipografía de los cómics, porque es una parte fundamental. La escritura y el dibujo van de la mano”.

Una historia contada en un maravilloso blanco y negro, lleno de contrastes. “Me apasiona dibujar en blanco y negro –confiesa Zeina-. Son colores muy simples pero cuyo contraste me permite contar muchísimas cosas. También hago algunas cosas en color pero, generalmente, son portadas para libros y trabajos de encargo”

Viñeta de 'El piano oriental' Viñeta de 'El piano oriental'

Basado en la historia de su bisabuelo

Aunque parezca salido de un relato de Las mil y una noches, el piano oriental existe. Fue una invención del bisabuelo de Zeina, Abdalah Chahine, en el Beirut de los años 50, antes de la guerra. “Durante unos diez años –asegura la ilustradora- mi bisabuelo se obcecó con la idea de crear un piano que pudiese reproducir la música oriental. Esa obstinación, esa lucha por un sueño casi imposible, es lo que más me interesó de la historia. También me gustaba el hecho de que a pesar de haber conseguido inventar ese piano, nunca encontró el público adecuado a ese instrumento”.

“En su tarjeta de visita –continúa- mi bisabuelo tenía escrito su nombre y su apellido y debajo, donde pones tu profesión, añadió: “inventor”. Era un soñador, un poeta. Y eso también me gusta mucho.

La historia de su abuelo también ha sido una excusa para hablar del Beirut de los años 50, 60 y 70, antes de la guerra. Por cierto que el piano todavía existe. Lo conserva la familia de Zeina en Beirut, pero ya no hay nadie que sepa tocarlo.

Viñeta de 'El piano oriental' Viñeta de 'El piano oriental'

La fusión de oriente y occidente

El piano también simboliza la unión entre oriente y occidente. “Es un piano bilingüe –asegura Zeina-. Mi bisabuelo le añadió un pedal de forma que cuando no se pisaba, el piano era normal, occidental. Pero cuando se presionaba ese pedal, se podía interpretar también la música oriental”.

Un piano que también simboliza un poco la historia de la autora, que tras vivir la guerra civil en su país (como relató en El juego de las golondrinas) se mudó a París con 23 años (en 2004) y, desde entonces vive a caballo entre Francia y el Líbano: “En realidad, el piano es como yo. Yo tengo dos idiomas, francés y árabe, así que enseguida se creó un vínculo con la invención de mi abuelo. Por eso intento trazar una relación entre esos dos mundos, el oriental y el occidental y entre esos dos idiomas, el francés y el árabe, a los que habría que añadir un tercero que es el dibujo, que para mí es otra lengua más”.

Viñeta de 'El piano oriental' Viñeta de 'El piano oriental'

“Mis influencias son Jacques Tati, Gen Kelly y Fred Astaire”

En cuanto a sus influencias se ha comentado mucho la similitud argumental y estilística entre Zeina y Marjane Satrapi (Persépolis), pero ella asegura que: “Cuando empecé a dibujar, en el Líbano, no conocía el trabajo de Marjani. En realidad, ambas bebemos de la misma fuente, el norteamericano David B. (La ascensión del gran mal) un grandísimo autor cuya influencia compartimos”.

En cuanto a este trabajo en concreto, Zeina confiesa que: “No lo ví cuando escribí el cómic pero me inspiraron mucho las películas de Jacques Tati en las que la importancia del sonido es enorme, ya que casi no hay diálogos. La historia de esas películas está narrada a través de los sonidos cotidianos. Por ejemplo, los sonidos del tráfico, de la calle, de las casas… creo que esas películas tienen mucha fuerza y me inspiraron a la hora de escribir el cómic”.

“También –continúa- me han influido las películas de Hollywood de Gene Kelly y Fred Astaire en las que hay mucho sonido, mucha música y mucho humor. Porque el humor también tiene un lugar muy importante en todos mis trabajos”.

Viñeta de 'El piano oriental' Viñeta de 'El piano oriental'

Además, Zeina escuchó mucha música cuando preparaba el cómic: “Por ejemplo, música egipcia de los años 50, alguna ópera… y también escuché a mi bisabuelo porque hay una grabación de la música que hizo con el piano oriental y que está disponible en Youtube”.

La propia Zeina confiesa que: “Toco un poco el piano, la guitarra y la armónica”.

En cuanto a sus proyectos, la ilustradora asegura que, de momento, no va a seguir indagando en su historia familiar: “Ahora tengo un proyecto del que no puedo hablar, con un guionista. Y va ser muy distinto a lo que he hecho hasta ahora. Nos vamos alejar de Beirut el Líbano y Oriente Medio”.

Dejaos seducir por este piano oriental que consigue transmitirnos los mismos sentimientos que cuando escuchamos alguna de nuestras canciones favoritas, algo casi inédito en el mundo del cómic.

Portada de 'El piano oriental' y Zaina Abirached durante la entrevista Portada de 'El piano oriental' y Zaina Abirached durante la entrevista

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente