Anterior Frecuencias de emisión en Onda Corta Siguiente Antonio Pampliega: "Me he dado cuenta de que ningún reportaje merece mi vida" Arriba Ir arriba
Merlín, Arturo, Lancelot y Ginebra
Merlín, Arturo, Lancelot y Ginebra ecc ediciones

'Camelot 3000': El regreso del rey Arturo

  • Se reedita el mítico cómic de los 80 de Mike W. Barr y Brian Bolland

  • Arturo resucita en el año 3000 para enfrentarse a una invasión extraterrestre

|

Los años 80 fueron una época dorada para el cómic-book americano con obras como El retorno del caballero oscuro, Batman: Año Uno y Daredevil de Frank MillerLa Cosa del Pantano, V de vendetta y Watchmen, de Alan Moore, La Patrulla X de Chris Claremont y John ByrneLos Cuatro Fantásticos de ByrneThor de Walt SimonsonCrisis en Tierras Infinitas de Marv Wolfman y George Pérez...

Y la obra más inclasificable de todas: Camelot 3000 (1982-1985), de Mike W. Barr (Batman y los Outsaiders, Batman: El hijo del demonio) y Brian Bolland (Juez Dredd, La broma asesina), que nos contaba cómo el Rey Arturo resucita en la Inglaterra del año 3000 y reúne a sus caballeros para enfrentarse a invasión extraterrestre. Un cómic que parte de una idea tan descabellada que sólo podía ser un desastre o una obra maestra. Afortunadamente fue una obra maestra, como podemos comprobar en la estupenda reedición que nos ofrece ecc ediciones, en un tomo que recoge los doce números de la miniserie original, una interesante introducción a cargo de Barr y bocetos inéditos de Bolland.

Un cómic muy especial que sería la primera continuación de La muerte de Arturo (publicada en 1485), la versión de sir Thomas Malory sobre la historia del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, basada en varias leyendas inglesas y francesas. Una de las obras más importantes de la literatura universal en la que se han inspirado las mejores versiones de esta historia, como la novela de John Steinbeck Los hechos del rey Arturo y sus nobles caballeros, la obra Camelot, de T. H. White; y películas como Excalibur, de John Boorman, o Merlín el encantador, de Disney.

Portada de la reedición de 'Camelot 3000' y una ilustración de los protagonistas Portada de la reedición de 'Camelot 3000' y una ilustración de los protagonistas

Un cómic que hizo historia

Camelot 3000 fue la primera maxiserie (12 números) publicada en el cómic americano, un nuevo formato diseñado para distribuirse en exclusiva en las librerías espcecializadas, que proliferaban en Estados Unidos a comienzos de los 80. Por eso no tuvo que pasar el filtro de la censura del Comic Code, lo que explica los desnudos (algo insólito en un cómic de DC o Marvel de esa época) y la primera escena lésbica en un cómic de DC.

El cómic mezcla los mitos artúricos con la ciencia ficción situándonos en el Londres del año 3000, cuando la tierra está siendo invadida por una feroz raza extraterrestre. Huyendo de los invasores, un joven tropieza con la tumba del Rey Arturo Pendragón, bajo Glastonbury; y ya sabéis que según la leyenda, el rey regresará en la época de mayor necesidad de Inglaterra. Así que, una vez resucitado, Arturo recurrirá a Merlín y juntos reunirán a la Reina Ginebra y a sus seis mejores caballeros, reencarnados en nuevos cuerpos, pero también a Morgana Le Fay, la siniestra hechicera hermana de Arturo.

Arturo tendrá que probar su derecho al trono sacando de nuevo a Excalibur de la piedra, volverá a formar la Tabla Redonda y tendrán que recuperar el Santo Grial.

Estos personajes reencarnados se empeñarán en volver a cometer los mismos errores del pasado y la Reina Ginebra y Lanzarote del Lago no tardarán en volver a enamorarse para desgracia de Arturo.

Arturo con sus caballeros, la reina Ginebra y Merlín Arturo con sus caballeros, la reina Ginebra y Merlín

La nueva tabla redonda

Aunque Arturo, Merlín y Morgana sean muy parecidos a las versiones que todos conocemos, el resto del grupo presenta novedades significativas que dan mucho juego en la trama. Por ejemplo: Sir Galahad es un samurái; Sir Gawain un sudafricano y Sir Perceval un gigantesco esclavo extraterrestre que no puede hablar.

Pero el caso más curioso es el de Sir Tristán, reencarnado en una mujer. Como sigue enamorado de Isolda, eso da pie a las primeras escena lésbica en un cómic de DC, un hecho insólito en 1982. Sin duda uno de los personajes más interesantes del cómic que Barr utiliza para explorar el tema de la no aceptación de la propia sexualidad, la homosexualidad y el machismo (los caballeros de Arturo pueden aceptar a orientales, negros e incluso monstruos, pero con una mujer tienen muchos más prejuicios).

Beso de Isolda y Tristán (reencarnado en mujer) Beso de Isolda y Tristán (reencarnado en mujer)

Un guionista aficionado a los mitos artúricos

En cuanto a los autores del cómic, se trata de dos leyendas del noveno arte. Por un lado tenemos al guionista Mike W. Barr conocido por sus excelentes trabajos en Batman, sobre todo Batman y los Outsaiders, Batman: El hijo del demonio (y sus continuaciones).

Barr confiesa que también se basó en los escritos de sir Thomas Mallory, en un curso de la universidad impartido por la Dra. Sally Slocum y en lecturas diversas sobre las leyendas artúricas. Y que ha tomado de esas leyendas lo que le servía para su historia, básicamente el espíritu de la caballería, la justicia y la aventura, ejemplificados por el Rey Arturo y los caballeros de la  mesa redonda.

El rey Arturo El rey Arturo

El escritor cuenta la anécdota de que, durante la segunda guerra Mundial,  Winston Churchill comparó la lucha del pueblo inglés contra los nazis con la lucha del rey Arturo por traer la justicia al mundo.

Aunque la historia sea aparentemente sencilla, su guion es excepcional por los grandes personajes que desarrolla y su maestría a la hora de mezclar cosas tan distintas como la ciencia ficción y los mitos artúricos.

Uno de los mejores dibujantes de la historia

Arturo devolviendo Excalibur a la roca Arturo devolviendo Excalibur a la roca

Actualmente Brian Bolland está considerado uno de los mejores dibujantes de la historia, gracias a obras como este Camelot 3000 y La broma asesina (con Alan Moore). pero su estilo realista y detallista, hasta el exceso, le ha llevado a centrarse en las portadas.

Pero cuando le encargaron Camelot 3000 apenas era conocido en Estados Unidos. Aunque en Gran Bretaña había renovado al Juez Dredd de tal manera que, todavía hoy, más de 30 años después, sigue siendo considerado el artista definitivo del personaje.

Brian Bolland tardó tres años (1982-1985) en completar los doce números de Camelot 3000, pero la espera mereció la pena, porque aún hoy sigue siendo considerado una obra maestra del cómic. Y aunque el dibujante habría preferido poder entintarse a sí mismo, fue imposible, porque la espera hubiera sido muchísimo mayor. Bruce D. Patterson, Terry Austin y Dick Giordano son los encargados de las tintas.

Entres los extras del cómic destacan los bocetos de Bolland, entre ellos el primer dibujo de Merlín, en el que el mago aparece con un pollo de goma, una pequeña broma del dibujante.

Uno de esos cómics excepcionales por los que no pasa el tiempo y cuyas páginas parecen una gran película de ciencia ficción que nos hace soñar con el regreso de Arturo y sus caballeros.

Una de las portadas más famosas de la serie y la resurrección de Arturo Una de las portadas más famosas de la serie y la resurrección de Arturo

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente