Enlaces accesibilidad

'La Bisagra', el éxito del señor Casamajor y Javier Sardà

Por

Dirección y presentación: Xavier Sardá

Control técnico: Ramón Lluis Corominas

Producción: Rosa Álvarez; Pepa Chacón y Anselm Roig

Redacción: Jordi Roca y Julio Carmonay

Realización: José María Adell

La Bisagra conoció la luz un mes de octubre de 1986. Era una revista radiofónica, dirigida y presentada por Javier Sardá desde Radio Nacional en Barcelona, que ofrecía reportajes y entrevistas a todo tipo de personajes, que respondían a preguntas con vocación de insólitas. 

A lo largo de sesenta minutos, el director del programa planteaba y formulaba cuestiones derivadas del tema a tratar y ofrecía los elementos necesarios para reflexionar y debatir aspectos de interés general y de máxima actualidad, al margen de convencionalismos y tópicos.

Señor Casamajor: un personaje lleno de frescura

"La Bisagra" tenía cada día un invitado experto en una mteria  y contaba con la intervención del Señor Casamajor, un personaje lleno de frescura y sinceridad, que aportaba  y representaba la opinión del hombre de la calle.

El "Señor Casamajor", un misterioso jubilado, compitió desde RNE con monstruos consagrados de la radio como Luis del Olmo o Iñaki Gabilondo. Detrás de "Casamajor" se escondía un profesional llamado Javier Sardá, que se desdoblaba en dos personajes: el suyo y el del anciano "catalanazo".

Se convirtió en uno de los personajes radiofónicos de más éxito del momento y compartía diariamente el micrófono con su descubridor, Javier Sardá, que era entonces un joven profesional.

El "Señor Casamajor" procuraba no retratarse políticamente, aunque era un hombre bastante conservador. Desde su jubilación, la radio fue su mejor compañía y de ahí le vino la afición al micrófono.

Sardá diría de Casamajor:  "Es un abuelete con el que se identifican muchas personas, está en la línea del abuelo del dibujante Romeu, que conecta mejor con su nieto que con sus hijos".

"La Bisagra" recibió numerosos premios

El programa recibió numerosos premios, entre los que cabe destacar el Premio Ondas de radio, en el apartado internacional; el premio Micrófono de Oro, que entrega la asociación profesional de radio y televisión; y el cuarto puesto en los premios radiofónicos Mónaco Contest 1988, en los que participaron veinte emisoras integradas en la Unión Europea de Radiodifusión (UER)

RTVE

anterior siguiente