Enlaces accesibilidad

"Las Sociedades Económicas de Amigos del País, la luz de la modernidad", en 'Documentos RNE'

  • En el reinado de Carlos III los ideales cambiaron el orden del Antiguo Régimen
  • Destacadas figuras de la sociedad española dieron un impulso a la modernidad

Por
Documentos RNE - Las Sociedades Económicas de Amigos del País, la luz de la modernidad - 28/08/18

Durante el reinado de Carlos III, cuando los ideales ilustrados están cambiando el orden del Antiguo Régimen, destacadas figuras de la sociedad española dieron un impulso decidido a la modernidad de nuestro país promoviendo la creación de unas sociedades que contribuirán al desarrollo económico y social.

La primera fue la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, creada en 1764 por el impulso de la nobleza vasca liderada por el Conde de Peñaflorida. Este grupo de ilustrados y afrancesados, que sintonizaban con las ideas enciclopedistas que alumbraban el mundo moderno, se propuso desarrollar la economía y transformar la sociedad. Para ello era necesario estimular la educación a una población, en general, poco preparada y atrasada. Además, buscaron la integración de las tres provincias vascas en una unidad geográfica, social y cultural. Esto supuso un paso decisivo en el proceso de definición del país vasco.

En orden a las teorías fisiocráticas, que recorrían Europa y que fijaban la base de la riqueza en la agricultura, la sociedad bascongada estimuló un mejor aprovechamiento de los recursos rurales y el desarrollo de una industria asociada. Creó el Seminario de Bergara, un centro de formación para el desarrollo profesional y tecnológico en el que los jóvenes vascos convivieron con alumnos y profesores del resto de España y Europa. También se especializó en el estudio del comercio y de la economía política, así como de la mineralogía y la metalurgia, debido a los importantes recursos minerales de la tierra vasca. En este campo, consiguió importantes logros como el descubrimiento del wolframio y el aislamiento del platino.

Estimulado por el éxito de la Bascongada, el gobierno de Carlos III fomentó el desarrollo de estas sociedades. Con el principal apoyo del ministro Campomanes, empezaron a crearse por toda España bajo los mismos principios y objetivos. En apenas 30 años surgieron casi un centenar. Entre todas ellas, destacó la Sociedad Matritense de Amigos del País que, con la participación de las principales figuras del momento, como Jovellanos, Cabarrús López de Ayala, se convirtió en uno de los principales focos rectores de las ideas y de la política española.

La falta de recursos económicos y el convulso siglo XIX, provocaron que las sociedades económicas empezaran a decaer a comienzos de ese siglo. No obstante, su contribución a la modernización y al desarrollo económico fue notable. Dentro de ellas, los estamentos del Antiguo Régimen; la nobleza, el clero y el pueblo llano trabajaron conjuntamente por el interés común. Con ello, surgía una nueva sociedad en la que los súbditos se estaban transformando en ciudadanos con conciencia política.

Julia Murga nos relata la historia de las Sociedades de Amigos del País de la mano de las catedráticas de Historia Moderna Gloria Franco Rubio e Inmaculada Arias de SaavedraCarlos Uralde, presidente delegado en Corte de la Real Sociedad Bascongada, y Pilar Becerril, presidenta de la Real Sociedad Económica Matritense, detallan las particularidades de las dos sociedades más destacadas que atesoran un gran legado cultural y político.

Documentos RNE se emite los sábados, de 15 a 16 horas, por Radio Nacional.

Radio

anterior siguiente