Exclusiva

Conversaciones para presentar lo nuevo de Javier Álvarez

  • El cantantautor se une al extremeño Pablo Guerrero para presentarnos su nuevo trabajo
  • La web de Radio 3 te estrena en exclusiva cuatro canciones de este álbum
  • Además, te presentamos una conversación entre ambos artistas, que nos cuentan cómo nació 'Guerrero Álvarez'
Ampliar fotoJavier Álvarez y Pablo Guerrero (3)

Javier Álvarez y Pablo Guerrero presentan un disco homónimo a medias.Jero Álvarez

Ampliar foto Javier Álvarez y Pablo Guerrero (2)

Tanto Álvarez como Guerrero coinciden en lo divertida que fue la sesión de fotosJero Álvarez

Ampliar foto Javier Álvarez y Pablo Guerrero (1)

Javier confiesa que junto a Leonard Cohen, Pablo Guerrero es una de sus debilidades musicalesJero Álvarez

Audios relacionados

Javier Álvarez y Pablo Guerrero - Pido las nubes que alientan mis poemas

Javier Álvarez y Pablo Guerrero - Querido periódico

Javier Álvarez y Pablo Guerrero - El hombre que oculta su pasado

Arturo J. Paniagua / Radio 3 
Javier Álvarez está de vuelta, y lo hace bien acompañado. Todo el mundo sabe quién es el madrileño, ya inscrito en la historia de la música española de mediados de los 90. ¿Dónde está Javier? Es una pregunta que sus seguidores se hacen desde el año 2005, cuando salió a la venta 'Plan Be'.
 
Cuatro años en silencio, que de pronto se han resuelto con la hermosa prisa de la inspiración y la admiración. Un nuevo disco, cuyo chispazo de inicio, fue la genialidad de Pablo Guerrero. De ahí el título de este disco, 'Guerrero Álvarez'. Como siempre, la veteranía por delante y sobre todo en este caso, en el que todas las canciones nacen de 11 poemas escritos por el cantautor extremeño, recientemente reconocido por la Academia de la Música por su trayectoria.
 
Pablo escribe inspirado por Javier, y a su vez, éste último convierte poemas en canciones muy diferentes a las que en algún momento llenaron de éxito a Álvarez en aquel lejano 1994.

Ahora, ambos se sientan y conversan sobre la creación de este disco que sale a la venta el próximo 5 de mayo y que adelantamos en exclusiva en la web de Radio 3.
 

Así nace Guerrero Álvarez

 
Pablo Guerrero: Nos quedamos los dos callados.
Javier Álvarez: Claro, en silencio.
P.G.: No... la idea surgió de Javi, podrías explicar tú esto.
J.A.: La idea en realidad, fue un impulso, creo, de ambos ¿no?
P.G.: Yo también, yo nunca he tardado menos en escribir unas letras, yo creo que en dos o tres tardes las hice, y las hice pensando en Javier, para dárselas a Javier.
J.A.: Es verdad, sí, es verdad, recuerdo que nos encontramos y que te dije, me encantaría musicar algún poema tuyo y me llamaste en tres días y me dijiste, tengo once. Pero así, como si nada, era... hablamos un jueves y, de repente, un lunes me estabas llamando... y, bueno, una alegría que no me lo podía creer, así: "Javi, tengo once poemas escritos como para ti"... me quedé alucinado.
P.G.: Yo creo que el mundo de Javi está en estas letras y me da la impresión de que a la música le ha pasado algo por el estilo, ha surgido de forma muy natural, muy espontánea.
J.A.: Bueno, es el primer disco, es el disco más centrado de composición de mi vida, me pasaste los once poemas enormes y yo, me acuerdo que llegué a casa, leí el primero y, directamente, cogí la guitarra y compuse la canción. Y te llamé: "Pablo, que tengo una canción". Y sucesivamente, así lo fui haciendo con cada letra, jamás traicioné ese orden. Yo terminé de componer esa canción y pasé la hoja y seguí así, sucesivamente. Nunca me antepuse a nada.
P.G.: Sí, pero lo curioso es que yo no le di el orden a las letras, creo que ha sido algo natural, lo mismo que ha surgido el formato natural del disco, surgió el orden. Lo que sí me dijo, creo recordar, Javier, es que hiciera variadas las letras. Yo creo que son variadas las letras: hay canción de amor, canción de humor, creo que son canciones que estructuralmente son distintas.
J.A.: Yo quiero añadir que esa sensación... eso que dices tú de que las canciones son mi mundo, es curioso, pero cuando yo las canto, los textos son como si fueran... también, o sea, es como que siento que, de repente, es verdad que mi música se ha embuído de la poesía de Pablo y al revés, digamos que los textos parecen como míos. Dices unas cosas que es como que salen de mí. Es muy curioso, a medida que me las voy aprendiendo, que las voy ensayando, que las voy cantando, más mías me parecen, es un poco alucinante.
 

El encuentro de dos genialidades

 
P.G.: Yo a Javier le conocí antes... conocí su música antes que a él personalmente. Estaba en casa de Suso Sáiz que fue productor mío durante una época, y también de Javier y me dijo: "Te voy a poner a un cantautor nuevo, a ver qué te parece". Me puso una maqueta suya y me dije "este hombre llega lejos, seguro", por la forma de componer, las cosas que decía, y así fue. Yo a Javier lo invité a cantar en dos o tres discos.
J.A.: En dos seguro y además he participado en varias producciones de discos homenaje a ti, así como algunas letras tuyas... gente que me ha llamado y tú estabas involucrado y siempre he dicho que sí, a ciegas. 'Hechos de nubes' es un disco muy bonito que era un homenaje a tus canciones y es un disco precioso. Está plagado de canciones bonitas y es un disco que a mí me gusta mucho.
P.G.: En la versión que hace Javier, él me invitó a recitar... su canción.
J.A.: Te tengo en todo...
P.G.: Sí.
J.A.: ...o en casi todo.
P.G.: Yo creo que es la canción más emocionante de todo el disco, lo ha dicho mucha gente. Me gustan muchas pero la que más me emociona es la de Javier.
P.G.: Habla tú, Javier, sobre tus proyectos, sobre tus discos, que estamos hablando demasiado de mí.
J.A.: No, no estoy de acuerdo para nada, pero bueno... es que para mí, y quiero añadir una cosa, espero que no te sientas incómodo, pero es que para mí tú eres, lo digo porque seguro que tu también eres fan, y te lo digo sin ningún tipo de exageración, eres... Leonard Cohen y tú, sois para mí... es que ni siquiera primos hermanos, es que sois uno y el otro... me parece que tenéis mucho que ver, directamente... es que como tú eres el melómano y sabes de quién hablo... imagínate es eso, Leonard Cohen. Es más allá del cantautor, es una persona que... para mí Pablo Guerrero es así, no es comparando ni mucho menos a los autores, pero sí creo que tienen un porqué, Leonard Cohen y Pablo Guerrero... no me chocaría nada, de repente, escuchar: "Leonard Cohen y Pablo Guerrero han hecho un dúo", es claro, como de cajón, me parece totalmente natural.
P.G.: A lo mejor se dormía la gente.
J.A.: Bueno, no sé.
 

El disco a fondo

 
P.G.: Sí, de todas formas, es un disco netamente "Javier". Esto me gustaría que lo entendiera todo el mundo. Es un disco donde Javier hace una especie de círculo con letras, con canciones que van desde lo más sencillo hasta el desgarro de la última, es una especie de... salida de demonios, de... muy, muy punk. Y también divertida.
J.A.: Es que la canción se titula 'Botas de andar' y para mí es un inicio, fíjate que es la que finaliza el disco pero de verdad, es como, la sensación que me da a mí, es más bien como que algo se inicia con esa canción. Es un canto a... ahora caminamos, bueno, yo la entiendo así.
P.G.: Yo creo que es un disco que, terminas esa canción, y apetece volverlo a oir. Tiene una parte muy acústica y una más eléctrica... Yo creo que Javier es un nostálgico y se acuerda de los vinilos, cuando había una cara A y una cara B. Y este disco, creo que, de alguna forma, tiene también una cara A y una cara B.
J.A.: De hecho, la cara A, las primeras cinco canciones en el diseño también está claro, no pone A y B, pero están separadas. Las primeras cinco canciones van unidas, hay unos 10 segundos de separación, hay otras cinco canciones, luego hay otros 10 segundos y vienen los track, o sea, es una loa al LP. Yo sigo pensando, si todo va bien, que tengamos las buenísimas noticias de que a la gente le ha encantado y que nos hemos ganado, cuando sea, que ahora todo el equipo está encantado y tenemos muchas ganas, cuando tengamos ganancias o que la gente demanda suficiente, habría que hacer una edición en vinilo.
P.G.: Yo creo que sí.
 

¿Crisis en la música?

 
J.A.: Sí, yo voy a luchar por ello... De algún modo también, no sé Pablo lo que piensas tú, pero es como mi manera de pensar que, a pesar de cómo ha cambiado todo y cómo se ha desestructurado la industria, es mi manera de decir, "joder si es que si nos lo curramos, hay una industria que no va a morir nunca seguramente, que es la industria para los melómanos, para la gente que amamos la música, que nos vamos a comprar los discos bonitos". Es un poco reivindicar que si nos lo curramos...
P.G.: Pues, totalmente de acuerdo contigo. Yo creo que la crisis está en la industria, no en los creadores. La prueba es ésta (hacia el CD) que está llena de hallazgos y la prueba es la gente que va a los conciertos y que cada día hay más gente, la gente sigue escuchando música... y hay una vuelta al directo que es donde el cantante de verdad da lo que debe que dar y hacer lo que sabe hacer. Creo que hay un cierto cansancio, aunque se siguen metiendo con transformaciones tan grandes y es fácil manejar el gusto de ciertos sectores de gente. Pero hay gente que sabe elegir, no sé, siempre que he ido al concierto de Javier, he visto gente muy joven, gente que le adora, gente que vibra con sus canciones, que se las saben...
J.A.: Claro, si yo creo que, además, si nos lo curramos, creo que es un momento, éste que estamos viviendo, para bien. Es un momento que cuando hay crisis, hay que aprovecharlo, aunque se pase mal, porque de ella, digamos, rescatas lo importante, yo creo que el paso siguiente puede ser consolidar cosas importantes y limpiar lo que era morralla.
P.G.: Sí, yo creo que vamos a llegar a un momento en que el artista prefabricado tendrá menos público, menos cosas que hacer. Todo el mundo sabrá que es prefabricado y el artista verdadero tendrá cancha, tendrá su parte.
J.A.: Claro, yo creo que estamos volviendo a la esencia, poco a poco. Aunque es todo cíclico, me da la sensación de que es un mundo tan plastiquero, al menos desde que yo entré en la industria que fue cuando nos conocimos tú y yo, que te conocí por esa época, ya lo decía en ese momento que aquello me parecía, eso que acabas de decir, prefabricado y, quiero creer que estamos, no tocando fondo, la verdad, pero a la vez pienso que sí, que estamos tocando fondo, que la gente sabe elegir y la gente está cansadita de que le digan lo que tiene que hacer o lo que tiene que consumir...
P.G.: Y lo que tiene que gustar y lo que no. Yo creo que sí, que hay mucha gente. Sobretodo, yo confío mucho en los jóvenes.
J.A.: Lo que más...
P.G.: La gente de mi generación también lo sabe, todo esto que estamos hablando. Y la industria la ha olvidado por completo. Se ha dedicado a tener que recurrir a la música clásica o al jazz de toda la vida porque no tenía nadie a la que le interesara. Es un público muy grande, un público ya acomodado, sin embargo, la industria ha ido hacia la gente muy joven y parece que es la única que le interesa y el éxito de un concierto se mide por los desmayos que ha habido y por la gente aplaudiendo a su ídolo.
J.A.: Sin embargo, Pablo, fíjate tú lo que ha llovido desde aquellos desmayos en los conciertos de Los Beatles...
P.G.: Sí.
J.A.: Yo soy fan de cosas muy comerciales que si están bien hechas son arte también, pero es eso, que la hondura y las cosas, de algún modo, de verdad, pues cada vez tienen como menos precio. Llevamos unos cuantos años que son, no menospreciados pero lo han tenido especialmente difícil. Es la sensación, de repente, hay cosas con hondura que han tenido un camino tres veces más difícil que una cosa que es superficial ¿no?, y de consumición inmediata y de tirar. Yo resaltaría que no sólo de consumición sino... tirarlo. El punto es: que quede bien claro, que es para consumir y tirar.
P.G.: Yo lo llamo el mito de la prisa, el mito de la eficacia. Parece que sólo se es eficaz cuando se hacen las cosas a toda velocidad y yo creo que es todo lo contrario.
J.A.:  A mí me da la sensación de que todo es demasiado vertiginoso. Nosotros que escribimos, Pablo, no sé tú, pero tú me pasaste los poemas (por cierto, los tengo ahí) tal cual, que hasta que el disco no se ha fabricado yo no he dado una sola copia a nadie porque me los pasó en la máquina de escribir, con una tipografía maravillosa de máquina de escribir. Es que sus folios, son once folios que rezuman... a mí me huelen a café y me han inspirado muchísimo y les he dado un valor... que es un folio, pero no son copias de ordenador y para mí tiene un valor añadido. El tiempo también está implícito en los objetos y en todo.
Al hilo de los que estábamos hablando, quería añadir que me parece que 'Guerrero Álvarez' es una excusa a huevo y un disco muy visagra, un disco visagra en este tiempo, es un disco de textos de un poeta musicados por mí. Ha sido doloroso el parto, y largo, y muy, muy lento pero creo que esa lentitud que nos ha hecho sufrir mucho y comernos mucho la cabeza, nos ha hecho involucrarnos en este disco con un cariño muy especial, con una apoyo muy gordo de todos y creo que habla de un buen momento y 'Guerrero Álvarez' es un proyecto que entra en un momento inmejorable.
P.G.: Yo quiero agradecer a Javier que haya musicado estos poemas que he escrito para él. Me ha hecho ver mis letras y mis textos de otra manera porque les ha dado su ritmo, su voz, su melodía y para mí son suyos, son de Javier. Ya no me pertenecen.
J.A.: Pues, gracias, y que... pues, anda que tú...
P.G.: Muy bien, pues así terminamos.
Espacio reservado para promoción
cid:22730