Enlaces accesibilidad

Florentino Pérez dice estar "consternado" por lo ocurrido en el almacén de gas Castor y asegura que "nunca intervino"

  • El presidente de ACS insiste en que tampoco "participó en ninguna gestión" de la obra
  • Pérez ha dicho que detrás de la operación "no hay nada oculto" y que ni él ni su compañía se ha embolsado "ni un duro"

Por
Florentino Pérez se dice "consternado" por lo ocurrido en el almacén de gas Castor

El presidente de ACSFlorentino Pérez, ha asegurado este lunes que está "consternado" por lo ocurrido a raíz del proyecto de almacén de gas Castor pero ha asegurado que nunca intervino "en nada" en la obra y que tampoco "participó en ninguna gestión" de la misma.

Florentino Pérez, que también es presidente del Real Madrid, así lo ha dicho ante la comisión de investigación sobre el proyecto Castor en el Parlament, que lo había citado como testigo junto al consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, y a su homólogo del Banco SantanderJosé Antonio Álvarez, que no ha acudido.

"Yo no he intervenido en nada en esta obra, no he participado en ninguna gestión. Ha sido una cuestión muy desgraciada, todos estamos consternados, pero les pido que no me pregunten cosas que no sé", ha señalado antes de recalcar que los efectos de los miniseísmos en las costas de Castellón y Tarragona entre 2013 y 2014 fueron "una desgracia" y una "fatalidad".

Ha indicado también que detrás de la operación Castor "no hay nada oculto" y que ni él ni su compañía se ha embolsado "ni un duro" de la indemnización por la paralización del almacén de gas que recibieron las empresas promotoras (entre ellas ACS) a raíz del decreto ley de medidas del sistema gasista anulada después por el Tribunal Constitucional.

"Todo el dinero recibido se lo han llevado los bonistas y el Banco Europeo de Inversiones que, si no financiaban en estas condiciones, no hubieran prestado nada", ha apuntado antes de agregar que, en realidad, ACS "ha perdido dinero" porque no se ha cubierto "el 100 % de la deuda" de los inversores.

Cláusulas de indemnización

Ha defendido que este tipo de cláusulas de indemnización no son "lesivas" sino "normales en este tipo de estructuras con riesgos geológicos", ya que, de lo contrario, ninguna empresa "se presentaría" y ningún banco "asumiría el riesgo".

Por otro lado y según ha relatado, fue el Gobierno el que acudió a Escal UGS, concesionaria del proyecto y participada en un 60 % por ACS, para solicitarles sus servicios porque eran "los únicos" capacitados para hacer la obra, pero ha dicho que no entró en contacto con ningún ministro.

"Yo no hablé de esto ni con el señor Josep Piqué (PP), ni con Joan Clos ni Miguel Sebastián (PSOE)", ha dicho tras reconocer que sí conversó con el entonces titular de Industria, el popular José Manuel Soria, aunque con posterioridad, cuando "llegaron los problemas", en alusión a los centenares de miniterremotos.

Asimismo, se ha mostrado "sorprendido" por que lo hayan convocado en la cámara catalana y ha restado importancia a su papel en el proyecto al recordar que preside un grupo formado por 1.200 empresas en las que el proyecto de construcción del almacén submarino de gas supuso "sólo el 1 % de la facturación".

Derecho a no contestar

Poco antes de Florentino Pérez, ha comparecido el presidente del Consejo de Administración de Escal UGS, Recaredo del Potro, que se ha acogido a su derecho a no contestar a las preguntas de los diputados por su condición de investigado en el juzgado de instrucción número 4 de Vinaròs (Castellón).

Del Potro ha señalado, no obstante, que el proyecto se desarrolló con la "máxima exigencia del conocimiento requerido en aquella época" y que su compañía fue "un operador prudente" que trabajó "con seguridad".

Ha aseverado que los microseísmos "no generaron riesgo para personas ni para los bienes y o el medio ambiente" y que, durante más de una década, se llevaron a cabo "todos los estudios e investigaciones" necesarios para "asegurarse que el proyecto se hacía con plenas garantías de viabilidad técnicas y económicas".

Han acudido también a la comisión el exconcejal de urbanismo de Vinaròs Javier Balada; el edil de Turismo de la localidad, Domènec Fontanet, y el que fuera propietario de los terrenos expropiados para construir una planta de gas terrestre, Mariano Suñe.

Noticias

anterior siguiente