Enlaces accesibilidad

Elecciones europeas

Suecia se cuestiona su modelo de bienestar

  • El modelo social de Suecia ha sido durante muchos años admirado y respetado por el resto de países del mundo
  • Pero la llegada masiva de inmigrantes y refugiados ha favorecido la irrupción de partidos populistas y xenófobos

Por
Cinco continentes - Suecia y su olvidado estado del bienestar

El estado del bienestar sueco, construido sobre un sistema con impuestos muy elevados, ha permitido que los ciudadanos del país escandinavo hayan podido disfrutar durante décadas de subsidios sociales, de un gran sistema educativo y de una sanidad pública muy eficiente.

Pero la llegada masiva de inmigrantes y refugiados durante los últimos años, más de 600.000 en estos pasados cinco años, ha favorecido la irrupción de partidos populistas y xenófobos que han hecho del discurso anti-inmigración su caballo de batalla.

El mejor ejemplo es Demócratas de Suecia, un partido que en su origen era neonazi y que, tras un lavado de cara, es ahora la tercera fuerza política en Suecia, con 62 escaños.

Boletines RNE - Stefan Löfven, elegido primer ministro de Suecia

La escena política en Suecia es ahora completamente diferente. Para el politólogo Jakob Lewander, del Instituto Sueco para el Estudio de Políticas Europeas (SIEPS), los bloques tradicionales se han roto y la mayoría de los partidos están "aterrizando" en esa nueva realidad.

En este contexto, con un Gobierno socialdemócrata totalmente dependiente de alianzas y abstenciones que han evitado la llegada de la ultraderecha al poder, llegan las elecciones europeas.

Distanciarse de Bruselas

Tradicionalmente, Suecia siempre ha sido un país que, sin formar parte de la moneda única, sí ha sido europeísta. Sin embargo, en los últimos años varios partidos, hasta los más progresistas, eran partidarios incluso del Swexit, la salida de Suecia de la Unión Europea.

Los ánimos parece que se han serenado, pero sigue existiendo cierto malestar hacia el papel que desempeña la UE y hacia su rol en la llegada de tantos extranjeros al país, por lo que durante la campaña ya se están escuchando propuestas que restarían relevancia a Bruselas en la toma de decisiones del país nórdico.

Aun así, para el sociólogo y profesor de la Universidad de Sodertorn Stefan Svallfors, los comicios europeos no parecen estar suscitando un gran interés entre los ciudadanos suecos, cuya mayor preocupación es, en su opinión, el deterioro del estado del bienestar.

La educación, la sanidad, los servicios sociales, los subsidios... todos son señas de identidad de ese estado del bienestar con el que Suecia fue y todavía es envidiado en muchos rincones del planeta. Sin embargo, esa imagen idílica se ha desdibujado, se ha emborronado, y mientras algunos lo achacan a la presión migratoria sobre esos servicios, otros lo atribuyen a la creciente división e ineptitud de la clase política.

César, un arquitecto español que lleva 15 años viviendo en Estocolmo, asegura que sí se ha notado un cierto deterioro en el estado del bienestar, concretamente en el área de la sanidad, donde los requisitos se han ido endureciendo con el paso de los años. A pesar de eelo, recalca, Suecia sigue siendo una sociedad muy avanzada y desarrollada.

Las propuestas de los partidos

  • Inmigración: 

Aunque la inmigración ya no es el tema central del debate político como lo era hace unos años, en plena oleada de llegadas de refugiados, algunos partidos, como Demócratas de Suecia o los Moderados sí plantean que aumenten los controles en la frontera. Los socialdemócratas, por su parte, reclaman a Bruselas que se garanticen los derechos fundamentales y que se garantice que el trabajo se compensa de forma correcta a través de salarios decentes.

  • Cambio climático:

Todos los partidos tienen propuestas en torno a este asunto, que preocupa mucho a los países escandinavos. Algunos coinciden en exigir a la UE objetivos más ambiciosos, como los socialdemócratas, mientras que otros piden que se reduzcan aún más las emisiones de dióxido de carbono, como el Partido de Centro. Otros, como los Verdes, reclaman que se expanda el uso del ferrocarril en la UE como contrapartida a los aviones, que contaminan mucho más.

Cabe recordar que la activista Greta Thunberg, impulsora del gran movimiento estudiantil que denuncia la inacción de los gobiernos contra el cambio climático, es sueca.

14 horas - #FridaysforFuture: protestas de escolares contra el cambio climático
  • Estado del bienestar:

Se piden reformas y se pide también a la UE que no tenga la capacidad de interferir en temas como los subsidios o la sanidad, pilares del estado del bienestar. Los partidos más nacionalistas, como Demócratas de Suecia, piden un retorno a la época dorada del bienestar, algo que en su opinión es imposible con las leyes migratorias actuales.

Noticias

anterior siguiente