Enlaces accesibilidad

Guerra en Yemen

Más de cinco millones de niños yemeníes, en riesgo de hambruna

  • El ataque de las fuerzas gubernamentales al principal puerto del país ha puesto en riesgo la entrada de comida
  • Los precios han aumentado casi un 70% y la moneda yemení se ha depreciado un 180% en tres años

Por
 Más de cinco millones de niños yemeníes, en riesgo de hambruna
Una niña que sufre malnutrición con su madre en el hospital al-Sabeen, en Sanaa, la semana pasada. Khaled Abdullah | REUTERS

Más de cinco millones de niños viven amenazados por el hambre en Yemen como consecuencia de la guerra civil que se ha recrudecido en las últimas semanas y que ha hecho que los precios se disparen, ha alertado este miércoles Save the Children.

La ofensiva de las fuerzas gubernamentales yemeníes apoyadas por Arabia Saudí el pasado junio contra la ciudad de Al Hudeida, principal puerto del país, puso en riesgo la principal vía de entrada de alimentos y ayuda humanitaria.  "El 64,5% de los yemeníes no saben de dónde saldrá su próxima comida", puntualiza la ONG en un comunicado.

El 64,5% de los yemeníes no saben de dónde saldrá su próxima comida

En ese sentido, la ONG subraya que hay un "riesgo real" de que este puerto, por el que entran el 80% de los alimentos y ayuda para los yemeníes, sea dañado o cerrado. "Esto pondría las vidas de cientos de miles de niños en peligro inmediato además de empujar a millones más al hambre", señala la organización que, además, recuerda que Naciones Unidas también ha advertido del riesgo humanitario que supondría una acción militar contra Al Hudeida.

 El ataque de las fuerzas gubernamentales yemeníes al principal puerto del país ha puesto en riesgo la entrada de comida

Varios seguidores de los rebeldes hutíes participan en una marcha para reclutar más efectivos para el frente de Al Hudeida. Yahya Arhab | EFE

Una economía destrozada

Save the Children explica que los precios de los alimentos han aumentado un 68% desde que estalló la contienda en 2015, al mismo tiempo que la moneda yemení se ha depreciado un 180%. Una pérdida de poder adquisitivo para la población yemení que, en muchos casos, se traduce en la imposibilidad de acceder a productos de primera necesidad.

"Aunque hay suministros de comida en el mercado por ahora, las familias son incapaces de pagar incluso las cosas más básicas, como pan, leche o huevos, haciendo incluso peor la ya situación precaria", señalan desde Save th Children. 

Los niños estaban muy débiles para llorar y sus cuerpos, exhaustos por el hambre

"En un hospital que visité en el norte de Yemen los niños estaban muy débiles para llorar y sus cuerpos, exhaustos por el hambre. Ese podría ser cualquier hospital en Yemen", ha explicado la directora de Save the Children, Helle Thorning-Schmidt.

El hambre se suma a la guerra en el conflicto olivdado de Yemen, la peor catástrofe humanitaria

Negociaciones de paz fallidas

Las fuerzas gubernamentales yemeníes, con la cobertura de la coalición árabe, lanzaron su primera ofensiva contra Al Hudeida en junio pasado, pero se detuvieron después de tomar el aeropuerto, en el sur de la ciudad, para permitir la celebración de unas negociaciones que han acabado fracasando.

La reanudación de la ofensiva se ha producido tras el fracaso de las conversaciones de paz entre el Gobierno yemení y los rebeldes hutíes en Ginebra hace dos semanas.

Las fuerzas inmersas en esta guerra civil son las del presidente reconocido internacionalmente, Abd Rabbu Mansour Hadi (musulmán suní), y los combatientes y aliados del movimiento rebelde de los hutíes, partidarios del anterior presidente Al Abdullah Saleh (musulmán chíi).

Los hutíes se alzaron a finales de 2014 haciéndose con el control de la mitad oeste del país. Arabia Saudí y otros ocho estados árabes de mayoría suní se alarmaron por el avance de una fuerza que creyeron próxima a Irán (de mayoría chíi) y pasaron a apoyar a las fuerzas gubernamentales que, a su vez, están recibiendo apoyo logístico y de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido y Francia. 

La ONU ha señalado que la contienda deja, por el momento, 6.660 civiles muertos, más de 10.500 heridos y 22 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria.

Noticias

anterior siguiente