Enlaces accesibilidad

Congreso Extraordinario del PP

El PP aplaza decidir si hay debate entre los candidatos mientras Santamaría y Casado suman apoyos

  • Casado insta a Cospedal y al resto de aspirantes derrotados a que se posicionen con él o con Santamaría
  • Insiste en que no se integrará en una candidatura de unidad con Santamaría: "Sería una conjura palaciega"

Por
El PP sopesa si debe haber un debate entre Sáenz de Santamaría y Casado

El PP no decidirá al menos hasta el jueves sobre la celebración del debate que ha reclamado Pablo Casado, uno de los dos candidatos que pasó la primera vuelta junto con Soraya Sáenz de Santamaría, mientras ambos trabajan en sumar apoyos de cara a la segunda vuelta en el Congreso del 20 y 21 de julio.

Este lunes estaba previsto que contasen ya con la lista de compromisarios, una vez que los resultados de la votación de los militantes el pasado jueves ya son oficiales, pero, de momento, los candidatos han estado trabajando sobre sus propios datos y siguen trabajando por concitar apoyos para la segunda fase del proceso congresual, incluidos los de los aspirantes derrotados, con especial énfasis en María Dolores de Cospedal.

La candidatura de Sáenz de Santamaría contó con la mayoría de votos de los militantes en las tres comunidades que cuentan con más porcentaje de los 3.184 compromisarios que participarán en la segunda vuelta de las elecciones: Andalucía (17%), Comunidad Valenciana (12%) y Castilla y León (11%). Pero en las siguientes en peso de los compromisarios para el Congreso extraordinario -Galicia (10,2%), Madrid (8%) y Castilla-La Mancha (7,6%)- los apoyos no están tan claros ante la segunda y definitiva votación .

En Galicia y Castilla-La Mancha los militantes optaron por la candidatura de María Dolores de Cospedal, que ya no competirá en la votación siguiente, mientras que en Madrid el ganador fue Casado [Claves: Compromisarios o cómo ganar el PP en 15 días]

Tras este primer fin de semana tras la votación de los militantes, los dos aspirantes encaran la segunda vuelta con el ánimo de sumar a sus candidaturas los apoyos de quienes votaron a los precandidatos que quedaron en el camino.

Pero Sáenz de Santamaría tampoco abandona su propuesta de conseguir una candidatura unitaria con Casado, para la que cree que aún hay margen. Así que, más que por un debate, sigue apostando por una reunión entre los dos con la que establecer un "diálogo sincero para el acuerdo".

A favor de este acuerdo se han pronunciado dirigentes del partido como el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, quien ha pedido que "formen un equipo" y acuerden para que el partido "salga fortalecida".

Posicionamiento de los candidatos derrotados

Por su parte, Casado ha instado a los aspirantes que no pasaron a la segunda fase del proceso congresual (Cospedal, José Manuel García-Margallo, José Ramón García-Hernández y Elio Cabanes) a que digan claramente si le prefieren a él o a Soraya Sáenz de Santamaría.

En una entrevista en la Cope, ha vuelto a insistir, tal y como ha hecho desde que pasó la primera vuelta de las primarias con el voto de la militancia, en que sean los compromisarios, en el Congreso Extraordinario del 20 y 21 de julio, los que resuelvan quién será el líder nacional del PP, a pesar de que aumentan las voces que piden que la disyuntiva se resuelva antes del cónclave a través de la integración. Según Casado, el PP “necesita esa confrontación” y debatir sobre el futuro modelo.

A su juicio, sería una “conjura palaciega” que ahora se acuerde una candidatura sin esperar a esta segunda vuelta. Es más, ha señalado que "empieza a molestar a los compromisarios" que se diga que no deben decidir entre las dos opciones que han pasado el primer corte.

Casado, increpado en Pamplona

Casado ha visitado este lunes una plaza ya conquistada, Pamplona, donde realizó declaraciones en el Casco Viejo entre gritos de "Fuera" o "Altsasukoak askatu" ("Libertad para los de Alsasua", en referencia a los jóvenes condenados por agredir a dos guardias civiles y sus parejas), un continuo griterío que ha llegado a tener momentos de tensión.

Por eso, ha aprovechado para apuntar que si el debate en España es que los principios e ideas se puedan expresar con libertad es "el momento de hacerlo también desde el PP", a través de un debate entre los dos candidatos, que algunas voces en el partido ya han señalado que no ven oportuno.

Entre ellos su coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo, quien lo considera innecesario (al igual que la organización del partido, ha añadido), y ha advertido de que si se celebra el debate, los "más encantados" serán los rivales políticos del PP y ha apuntado que

Desde la comisión organizadora del congreso del PP, Luis de Grandes se ha limitado a constatar que estudiarán la "oportunidad" de hacer este debate, aunque será una "decisión política" y una cuestión que no se abordará al menos hasta el jueves, cuando tiene previsto ofrecer una rueda de prensa sobre el proceso interno en el partido.

De esta forma, el hipotético debate no se celebraría hasta la semana que viene, en la recta final para el congreso extraordinario que se inicia el jueves.

Noticias

anterior siguiente