Enlaces accesibilidad

Prisión incomunicada y sin fianza para el asesino confeso de Diana Quer

  • Abuín se ha acogido en el juzgado de guardia a su derecho a no declarar 
  • Está acusado de detención ilegal y homicidio doloso por la desaparición de la joven
  • La investigación del caso se reactiva este martes tras nueve meses archivado

|

Por
Prisión incondicional e incomunicada para 'El Chicle', asesino confeso de Diana Quer

José Enrique Abuín Gey, conocido como 'el Chicle', ingresará en la cárcel de forma provisional, incomunicada y sin fianza tras haberse negado este lunes a prestar declaración ante el juzgado de guardia por la desaparición de Diana Quer, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

El juzgado número 1 de Ribeira (A Coruña), encargado del caso, tiene previsto reabrir este martes la investigación, que fue archivada de forma provisional hace casi nueve meses, tras la puesta de disposición judicial del autor confeso del asesinato de la joven madrileña.

Abuín había sido citado a primera hora de este lunes después de confesar el asesinato de Diana Quer, cuyo cadáver presuntamente fue recuperado este domingo en un pozo de una nave industrial de la parroquia de Asado con los datos aportados en la confesión.

Puede ser acusado de delito de asesinato

'El Chicle' está acusado de detención ilegal y homicidio doloso, según el auto de la juez que ha dictado prisión, aunque la acusación podría verse agravada, tal y como señala el texto, que dice expresamente que "se puede ampliar la calificación hasta el delito más grave de asesinato". 

El supuesto autor de la muerte de la joven madrileña contaba con antecedentes policiales y una condena por tráfico de drogas, además de haber sido investigado por una presunta violación a su cuñada.

Abuín fue detenido el viernes tras ser denunciado por una mujer el 25 de diciembre en Boiro (A Coruña) acusado de intento de secuestro. En el interrogatorio de la Guardia Civil confesó el crimen después de que su mujer retirase la coartada de la noche de autos. En cualquier caso, el sospechoso de 41 años siempre fue el principal investigado por la Guadia Civil, que no halló pruebas suficientes para que la juez estimase no archivar el caso.

La incomunicación, según el auto de la juez, se ha adoptado a petición del Ministerio Fiscal debido al "elevado riesgo de destrucción de fuentes de prueba" por parte del investigado y, en particular, de que éste pretenda tener influencia en la declaración de los testigos de los hechos, "lo que podría frustrar el buen fin de las indagaciones".

Analizados los restos en Verín

Este lunes además se han trasladado los restos mortales hallados en el pozo al centro forense de Verín (Ourense), especializado en el análisis de cuerpos en avanzado estado de descomposición. Se espera que las pesquisas confirmen la identidad de la joven desaparecida hace más de 500 días y arroje luz sobre otras sospechas como una presunta violación

Según fuentes de la investigación, el presunto asesino cambió su versión de los hechos en varias ocasiones hasta asegurar que trató de violarla y la mató ante la resistencia de Diana Quer. Según fuentes judiciales, sin embargo, el abogado defensor de José Enrique Abuín ha negado este lunes que su cliente admitiese en su confesión el intento de violación.

El asesino confeso había sido trasladado al juzgado de guardia este lunes poco antes de las nueve de la mañana en un furgón policial. A su llegado un grupo de jóvenes concentrados a la entrada de la sede judicial le ha increpado.

Hasta poco más de las 11.00 horas el sospechoso no ha sido presentado ante la juez de guardia, que había solicitado un margen para poder repasar el caso. 

El caso se reabre este martes

Después de las medidas adoptadas este lunes, la juez se inhibirá para que el juzgado número 1 recupere el caso y reabra este martes la investigación. 

En la resolución del caso ha sido determinante el testimonio de la mujer de Abuín, Rosario Rodríguez, que relató a los agentes que su marido no estuvo con ella la noche de la desaparición de la joven madrileña, en contra de lo que había declarado hace meses y que sirvió de coartada al autor confeso del crimen. Tras esta confesión, su esposa quedo en libertad el pasado sábado.

Una vez que finalicen estos trabajos, los restos mortales de la joven serán trasladados a Madrid, donde sus familiares y allegados le darán sepultura en los próximos días. No obstante, fuentes cercanas a la familia han señalado a Europa Press que desconocen cuándo las autoridades judiciales autorizarán este traslado. 

Noticias

anterior siguiente