Enlaces accesibilidad

We Margiela, el documental indiscreto

  • Jenny Meirens, cofundadora de Margiela, habla por primera vez ante la cámara
  • El documental intenta descifrar los códigos íntimos y secretos de la casa
  • Martin Margiela siempre apostó por el trabajo en equipo y apostó por el anonimato

Por
El universo intimista de Maison Martin Margiela. RTVE

La expectación es enorme y va más allá del mundo de la moda porque hablamos de un diseñador que derribó los muros de la costura para edificar armarios con un patrón abstracto, de trazo arquitectónico y, a veces, lírico.

We Margiela es un homenaje a la labor en equipo. noticias

We Margiela (Nosostros Margiela) es una ventana abierta al universo de Maison Martin Margiela, la firma que fundaron Martin Margiela y Jenny Meirens en 1988 junto a un equipo de personas que, juntas, cambiaron el devenir de la moda.

La importancia de este documental es que por primera vez hablan algunos miembros de ese equipo, entre ellos Meirens.

El señor Margiela, como era de esperar, ha seguido fiel a su modus operandi y se mantiene a la sombra de las ramas del ese frondoso árbol que es el equipo. Él siempre habló de ‘nosotros’, nunca de ‘yo’.

Meirens murió en julio de 2017 y por eso sus declaraciones adquieren un valor especial. Algunos testimonios desvelan dos secretos de la casa, como que algunas de sus prendas icónicas fueron fruto de la casualidad o la intuición y no fueron el resultado de un planificado y organizado patrón. No hubo patrón de costura, tampoco patrón de conducta.

El documental se estrena el 22 de octubre en el Museo Boijmans van Beuningen de Rotterdam y después recorrerá otras ciudades. Una buena oportunidad para conocer la obra, el legado y la notable influencia de Martin Margiela. Un artista del que se ha dicho de todo, y todo bueno.

Este belga (Genz, 1957) se formó en la Real Academia de Bellas Artes de Amberes y entre 1894 y 1987 trabajó en París junto a Jean Paul Gaultier. Un año después creó su firma Maison Martin Margiela y ahí comenzó su leyenda. También el misterio y el anonimato que le han acompañado en toda su carrera.

El término ‘deconstrucción’ ha sido otro de sus compañeros de viaje y va unido a su aguja desde la primera colección, realizada para la primavera y el verano de 1989. Deconstruir hace referencia al proceso de desmontar un patrón, analizar sus códigos, modificarlos y crear una nueva prenda.

Retrato de Martin Margiela de 1993. noticias

Pero Margiela no fue el primero ya que antes lo hicieron maestros como Yamamoto, Watanabe, Miyake y Kawakubo para Comme des Garçons. Ellos rompieron los patrones para romper esquemas, deconstruyeron la ropa para construir la moda. El belga sigue la senda iniciada por los japoneses pero no se queda atrás. Al contrario. El belga logra una costura única y hace prendas en las que se muestra el proceso creativo y se exhibe la técnica. Su trabajo, intimista y artístico, provoca una tsunami en la moda que arrasa las pasarelas y la calle, y abre un diálogo con el pasado para entablar una conversación con el presente que habla del futuro.

Las máscaras hacen un guiño al anonimato de Margiela. noticias

Y además lo hace desde el anonimato, evitando las entrevistas y las apariciones en público. Sus diseños no tienen logo y la etiqueta que llevan es un código numérico que describe las características de la prenda y que parece un misterioso criptograma en el que se esconde su adn. En muchos de sus desfiles las modelos llevaban la cara tapada para remarcar ese afán por el anonimato, dejando todo el protagonismo a la prenda.

El talento de Margiela recogió aplausos también en otros escenarios. Entre 1997 y 2003 trabajó en la casa Hermés, una decisión que descolocó al mundo de la moda. El trabajo de esos años se expuso en el MOMU de Amberes en abril de 2017 y ahí se pudo comprobar cómo el belga supo hilvanar sus propios códigos de moda con los de la mítica casa de lujo.

En 2009 Martin Margiela abandonó su firma que está en manos de OTB, empresa que agrupa además etiquetas como Diesel, Viktor&Rolf o Marni. Su CEO, Renzo Rosso, fundador de Diesel, anunció en octubre de 2014 que John Galliano sería el nuevo director creativo de Maison Margiela. Desde ese día, la mítica firma vive una nueva etapa. Nueva y fascinante. Galliano parece haber encajado bien en el papel de diseñador alejado de los focos y su aguja, rebelde, encaja muy bien en la línea artística de Margiela. No en vano el belga fue una de sus inagotables fuentes de inspiración. Margiela deconstruyó la moda y Galliano deconstruyó el glamour. 

Noticias

anterior siguiente