Anterior El presidente de Polonia veta la controvertida reforma de la justicia de su propio Gobierno Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
El portavoz del PDC en el Congreso, Francesc Homs, a su llegada a la Junta de Portavoces
El portavoz del PDC en el Congreso, Francesc Homs, a su llegada a la Junta de Portavoces. EFE

Homs avisa de que hará "todo lo posible" para que la legislatura sea un "calvario" para Rajoy

  • La Mesa del Congreso tramita el suplicatorio para imputarle por el 9N

  • Si no hay presidente y las Cortes se disuelven, quedará sin tramitarse

  • Critica que el PSOE apoye su suplicatorio y no lo hiciera con Barrionuevo

|

El portavoz del Partit Demòcrata Catalá (antigua Convergència) en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs, ha asegurado este martes que su partido hará "todo lo posible" para que la XII Legislatura sea un "calvario" para Mariano Rajoy. "Vamos a hacer el máximo esfuerzo, todo lo posible, para que sea impracticable ese Gobierno", ha sentenciado.

Así lo indicó a los periodistas a su entrada a la reunión de la Junta de Portavoces, donde justificó esta posición porque considera que al conjunto de España "no le conviene que Rajoy y todos los implicados en este Gobierno continúen gobernando".

Estas declaraciones coinciden con el acuerdo de la Mesa del Congreso de calificar el suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo para imputar a Homs por apoyar la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014 cuando era conseller de la Generalitat.

La Mesa del Congreso, pese al rechazo de Unidos Podemos, ha dado trámite al suplicatorio, por lo que será remitido a la Comisión del Estatuto del Diputado para su debate y votación por los grupos parlamentarios, ya que la decisión final se tomará en el Pleno del Congreso.

"Doble vara de medir" del PSOE

"Si alguien especula en que nosotros podamos apoyar por activa o por pasiva al Gobierno del PP es que no entiende nada", ha afirmado Homs, para agregar que su partido hará "el máximo esfuerzo" para que sea "impracticable" un futuro Gobierno del líder del PP. Dicho esto, subrayó que su formación hará "todo lo posible" para que esta legislatura sea "un calvario" para Rajoy.

"Lamento ver un PSOE tan interesado por su propia posición y tan plegado a los intereses del PP. Esta es la pieza que falla aquí. Si no fuera por este PSOE tan plegado a los intereses del PP, podríamos plantar cara", ha considerado.

En ese sentido, ha lamentado que el PSOE está haciendo gala de "una doble vara de medir" por querer que se le juzgue "por haber ayudado a poner urnas", mientras "fueron los mismos, hace unos cuantos años atrás, que votaron en contra" de que se pudiera juzgar al exministro socialista José Barrionuevo "por su implicación en el GAL".

"Cuando se trata del GAL y de Barrionuevo querrían que no fuera juzgado y cuando se trata de urnas y procesos participativos están dispuestos a que esto se juzgue".

"Con el PSOE yo ya me he perdido, no entiendo absolutamente nada y este complejo que tienen con el PP les va a llevar a la tumba política", ha añadido.

La decisión final será del Pleno del Congreso

La presidente del Congreso, Ana Pastor, ha recordado que la Mesa del Congreso no debe entrar en el fondo de la cuestión, sino que su papel se limita a asegurar el cumplimiento de los requisitos formales y no puede oponerse a la tramitación del suplicatorio.

Una vez calificado por la Mesa, el suplicatorio se enviará a la Comisión del Estatuto del Diputado, que preside el 'popular' Leopoldo Barreda y que tiene un mes para recibir las explicaciones de Homs y emitir un dictamen al respecto. En ese foro hay un diputado de cada grupo parlamentario y el puesto del Mixto lo ocupa el diputado de Unión del Pueblo Navarro, Carlos Salvador, partidario de conceder el suplicatorio.

El dictamen de la comisión se elevará al Pleno del Congreso, que tomará una decisión definitiva. En esa votación, el PP, el PSOE y Ciudadanos ya han adelantado su voto a favor de autorizar al Supremo para investigar al exconseller convergente, mientras que Unidos Podemos, Esquerra Republicana y PNV y los diputados de la antigua Convergència, EH-Bildu y Compromís, adscritos al Grupo Mixto tienen decidido votar en contra.

Cuando se adopte esa decisión en el Pleno del Congreso, la presidenta de la Cámara tendrá ocho días para trasladar al Supremo la respuesta final del Parlamento.

Todo ello si continúa la legislatura y se forme Gobierno, porque si no hay presidente investido el 1 de noviembre, las Cortes quedarán disueltas y el suplicatorio no podrá tramitarse.

Hasta ahora el Congreso ha aprobado 30 suplicatorios y ha rechazado 14 (dos de ellos sobre el mismo diputado). La última negativa del Congreso data de 1988 y se refiere a un contencioso por derecho al honor que tenía como protagonista al exministro socialista José Barrionuevo y el hermano de un etarra (el ahora arrepentido Soares Gamboa) por incluir sus fotos en carteles de Interior.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente