Anterior Al menos dos muertos en un terremoto de magnitud 4 en la isla italiana de Ischia Siguiente La Audiencia Nacional interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña Arriba Ir arriba
Un grupo de turistas graba con sus móviles el disparo de la quinta mascletá de las Hogueras en la Plaza de Los Luceros de Alicante
Un grupo de turistas graba con sus móviles el disparo de la quinta mascletá de las Hogueras en la Plaza de Los Luceros de Alicante. EFE MORELL

Bruselas plantea que los operadores puedan limitar a 90 días al año la tarifa sin coste de 'roaming' para evitar abusos

  • El uso del móvil en itinerancia se limitaría a un máximo de 30 días consecutivos

  • Para evitar estos servicios para otros propósitos que no sean viajes periódicos

  • Las propuestas de la CE deberán a continuación discutirse con los países

|

La Comisión Europea (CE) ha presentado varias propuestas para aplicar la nueva normativa que pondrá fin a los sobrecostes por utilizar el teléfono móvil en itinerancia, conocido como roaming, en la Unión Europea (UE) desde junio próximo, entre las que destaca que esa supresión deberá limitarse a un máximo de 90 días al año para evitar "abusos".

Así, la CE ha presentado un borrador con diferentes medidas para aplicar las normas ya decididas sobre itinerancia, según las cuales se pondrá fin en la UE al sobrecargo por las llamadas, envío de mensajes o navegar por internet a través del móvil en un Estado miembro diferente al de origen del operador a partir del 15 de junio de 2017. El objetivo es que se haga un "uso justo" de esa nueva política y se eviten "abusos".

Conforme a las normas adoptadas por la UE el pasado año, los operadores podrán aplicar una "política de uso justo" para "evitar una utilización abusiva del roaming", lo que hace referencia a evitar estos servicios para "otros propósitos" que no sean "viajes periódicos".

La normativa considera abusivo que un usuario compre una tarjeta SIM en otro país de la Unión con precios nacionales más bajos para utilizarla en el suyo o que el cliente utilice permanentemente en el extranjero una cuenta nacional. "Tales situaciones podrían llevar a un impacto negativo en los precios nacionales y, en última instancia, en todos los consumidores", ha señalado la Comisión, que también ha propuesto que "los consumidores deberían poder utilizar su móvil en otros países con los precios nacionales por un máximo de 30 consecutivos".

Cláusula de recuperación de costes

Respecto a los trabajadores transfronterizos que se conectan cada día en su casa, la Comisión ha señalado que no se puede considerar que incurran en una "itinerancia anómala, permanente".

En cuanto a los llamados paquetes abiertos para móviles, los que ofrecen un uso "ilimitado" o volúmenes "muy altos", los consumidores deberían poder mantener los precios nacionales, al menos, para el volumen que suelan consumir de media en sus países.

Otra disposición en la normativa contempla que las autoridades nacionales podrán aplicar, por medio de una "cláusula de recuperación de costes", cargos mínimos de forma excepcional si los operadores pueden demostrar que no son capaces de recuperar los costes y que esto afecta a sus precios en el mercado nacional.

El Ejecutivo comunitario ha precisado en cualquier caso que tales situaciones serían "muy limitadas", debido a la "política del uso justo". En concreto, la Comisión ha propuesto 4 céntimos de euro por minuto de llamada, 1 céntimo para SMS y 0,85 céntimos por megabyte como topes en los precios mayoristas.

El Parlamento Europeo y los Estados miembros tendrán que dar su visto bueno a las propuestas de la CE, tras consultar al Organismo Europeo de Reguladores de las Comunicaciones Electrónicas, antes de que la Comisión las adopte formalmente para el próximo 15 de diciembre.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente