Anterior Grecia termina de desalojar Idomeni y ya prepara el desmantelamiento de otros campos de inmigrantes Siguiente Donald Trump alcanza los delegados necesarios y será el candidato republicano a la Casa Blanca Arriba Ir arriba
Un hombre mira las pantallas electrónicas con los principales índices bursátiles en una casa de corretaje de Tokio
Un hombre mira las pantallas electrónicas con los principales índices bursátiles en una casa de corretaje de Tokio. AFP

El Nikkei rebota más de un 7% en su mejor sesión desde 2008, pese a conocerse la contracción del PIB japonés

  • La debilidad del yen y la subida del viernes en Wall Street animan la Bolsa tokiota

  • La economía nipona se redujo un 1,4% interanual entre octubre y diciembre

|

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado la sesión de este lunes con una subida del 7,16%, hasta situarse en los 16.022,58 puntos, animada por la debilidad del yen frente al dólar y el esperanzador repunte en Wall Street del pasado viernes. Esto supone la mejor jornada del selectivo nipón desde el 30 de octubre de 2008, pese a que se publicó el dato provisional del Producto Interior Bruto (PIB) de Japón, que muestra una nueva contracción en el cuarto trimestre de 2015 (el cierre del año fiscal nipón es el 31 de marzo).

De este modo, el Nikkei ha logrado reducir sus pérdidas acumuladas en lo que va de año al 15,8%, recuperando su nivel más alto de la última semana, después de haber llegado a caer hasta niveles mínimos desde octubre de 2014.

La economía japonesa se contrajo un 1,4% interanual

La meteórica subida de la Bolsa de Tokio de este lunes ha coincidido con la publicación de la primera estimación del dato del PIB de octubre a diciembre de 2015, cuando la economía japonesa se contrajo un 1,4% respecto a igual trimestre de 2014, frente al alza interanual del 1,3% del trimestre anterior.

Según los datos publicados por el Gobierno de Japón, la caída de la actividad se debió a la debilidad del consumo y de las exportaciones. El retroceso de la demanda interna se achaca a un consumo privado lastrado por unos salarios que no crecen al ritmo deseado por el Ejecutivo nipón. Tampoco las ventas en el exterior se reactivaron (cayeron un 0,9%), debido a la ralentización económica de China, su principal socio comercial.

El consumo doméstico -que representa aproximadamente el 60% del PIB de Japón- disminuyó un 0,8% respecto al trimestre precedente, sobre todo, por las discretas ventas de prendas de ropa, televisores, ordenadores y otros aparatos electrónicos.

En términos trimestrales, la economía japonesa se redujo un 0,4% respecto a los tres meses anteriores, cuando había subido un 0,3%.

Por su parte, las Bolsas chinas han vuelto a operar este lunes, después de haber estado cerradas la semana pasada por la festividad del Año Nuevo Lunar. En su primera sesión tras las vacaciones parecen no recoger las fuertes caídas vividas en los mercados internacionales: el índice de referencia de la Bolsa de Shanghái ha bajado un 0,63%, mientras la Bolsa de Shenzhen caía un 0,04%.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente