Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
Sánchez cree "más necesario que nunca" un cambio de gobierno y buscará "entenderse" con Ciudadanos y Podemos

Pedro Sánchez busca entenderse con Podemos y Ciudadanos: "Nos une el cambio"

  • El líder del PSOE reitera que tratará de formar gobierno si Rajoy no lo consigue

  • Cree "más necesario que nunca" un cambio de gobierno frente al desafío catalán

  • La Ejecutiva confirma que Patxi López será candidato a presidir el Congreso

|

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que tratará de "entedenderse tanto con Podemos como con Ciudadanos", porque considera que "tienen muchos puntos en común". "A los tres nos une el cambio, un cambio progresista", ha asegurado.

A su juicio, estas formaciones representan, como el PSOE, el cambio "por el que votaron los españoles el 20D" y les une su apuesta por los "temas sociales, la regeneración democrática y la reforma constitucional".

En una rueda de prensa en Ferraz, tras la reunión de la Ejecutiva Federal de su partido, Sánchez ha reiterado su 'no' a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, asegurando que la situación en Cataluña no cambiará su decisión, y se ha mostrado convencido de sus posibilidades de aglutinar una mayoría alternativa si fracasa el PP.

En este sentido, ha descartado que vaya a apoyarse en los independentistas como CDC o ERC para intentar que el PSOE pueda gobernar porque cree que "los independentistas están más por no encontrar las soluciones y por seguir alimentando la confrontación".

En busca de ese cambio de gobierno, ha explicado que va a "tender puentes a izquierda y a derecha". Sánchez ha insistido en que tratará de formar un "gobierno progresista", pero por primera vez ha dado este lunes el paso de de dirigirse expresamente a Podemos y a Ciudadanos, apuntando a un acuerdo de investidura con ambas formaciones del que hasta ahora no había hablado.

Fuentes de la dirección socialista han asegurado que todavía no han comenzado las conversaciones con estos partidos sobre la investidura. Según han indicado, por el momento sólo han hablado de la Mesa del Congreso, que se constituirá el próximo miércoles.

"Compartir una hoja de ruta"

Tampoco ha aclarado si ofrecerá a estos partidos entrar en un hipotético gobierno socialista. Según ha dicho, la estabilidad se puede garantizar "de muchas maneras", dentro y fuera del Gobierno. Lo importante, ha defendido, es "compartir una hoja de ruta" y está "convencido" de que tanto Podemos como Ciudadanos comparten "buena parte de esa hoja de ruta en materia social y de regeneración democrática".

Sánchez ha incluido en sus cuentas a Ciudadanos -a quien durante la campaña electoral se refería como "las Nuevas Generaciones del PP"- y se ha mostrado convencido de que, aunque existen elementos de diferencia entre ambos partidos, como el contrato único, hay otras cuestiones que pueden compartir, sobre todo las que tienen que ver con la regeneración democrática y la eficiencia del Estado.

El secretario general del PSOE ha insistido en que los límites con los que afronta las negociaciones son los marcados por su Comité Federal. "Somos transparentes", ha insistido, para después defender que el PSOE no va a hacer "cordones sanitarios", sino que está dispuesto a hablar con todos los partidos que quieran entenderse con ellos en las grandes transformaciones que buscan para España.

Ciudadanos cree casi "imposible" encontrar un programa común

Ante esta insinuación, en Ciudadanos creen "prácticamente imposible" que el PSOE pueda ofrecer un programa de gobierno que les satisfaga al mismo tiempo a ellos y a Podemos, no solo porque el partido de Pablo Iglesias propone un referéndum de autodeterminación en Cataluña, sino también por sus políticas económicas.

Según ha señalado el vicesecretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, Podemos plantea "trocear la soberanía nacional" y tiene una política económica favorable a "la estatalización de algunos sectores" y al "impago de la deuda", además de que "podría poner en riesgo la pertenencia de España a la Unión Europea".

Ciudadanos, ha reiterado Villegas, no va a apoyar a un gobierno del PSOE ni del PP en la investidura, aunque no pondrá "palos en las ruedas" y optará por una "abstención responsable" si ello facilita la gobernabilidad de uno u otro partido. Aunque, si el PSOE pactase con el "batiburrillo de partidos" que a su entender es Podemos, considera mucho "más complicado" que Ciudadanos pueda con su abstención facilitar la investidura de Sánchez.

Esta tarde, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha reunido con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el diputado electo y cabeza de lista de En Comú Podem, Xavier Domènech, para analizar los escenarios que se "abren" tras las elecciones del 20 de diciembre

Un cambio de gobierno "más necesario que nunca"

Antes, en una entrevista en la Cadena Ser, Pedro Sánchez ha señalado que tras la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat "es más necesario que nunca" un nuevo Gobierno en España porque "cuatro años más" de un Ejecutivo de Rajoy "agravaría aún más la confrontación".

En este sentido, ha subrayado que sería un "error" fomentar un frente PP-PSOE en La Moncloa. "El error sería construir un frente cuando ahora mismo no es la confrontación la solución que tenemos que poner encima de la mesa", ha sostenido el líder socialista. Por contra, ha abogado por iniciar un proceso de reforma constitucional como "la única alternativa posible para superar la crisis en Cataluña".

Aún así, Sánchez ha insistido en que el PSOE apoya al Gobierno en todo lo que tiene que ver "la defensa de la legalidad", pero esta convencido de que "construir" frentes ahora "no es la solución" y ha reclamado del Ejecutivo diálogo con los responsables políticos catalanes.

"Es momento de dialogar y hablar con todas la fuerzas políticas y me gustaría que Rajoy también dialogara con Puigdemont y abriera un espacio para el diálogo, la negociación y eventuales acuerdos", ha pedido el líder socialista.

Patxi López, candidato a presidir el Congreso

Por otro lado, Sánchez ha confirmado que la Ejecutiva Federal del PSOE ha aprobado por unanimidad este lunes la designación del exlehendakari Patxi López como candidato socialista a presidir el Congreso, que se constituye el próximo miércoles.

Para el líder socialista, la configuración de la Mesa del Congreso debería reflejar la "pluralidad" de la Cámara que han elegido los españoles.

Asimismo ha explicado que el PSOE propondrá que formen parte de la Mesa del Congreso la presidenta del partido y diputada por Jaén, Micaela Navarro, y la número uno de la lista de La Coruña, Pilar Cancela.

Sánchez ha anunciado también quiénes liderarán el grupo socialista tanto en la Cámara Baja como en la Alta. En el caso del Congreso, Antonio Hernando volverá a repetir como portavoz del Grupo Socialista, mientras que Óscar López también repetirá en el cargo en el Senado.

En la Cámara Baja, el secretario general del Grupo Socialista seguirá siendo Miguel Angel Heredia y es en la secretarías generales adjuntas donde se introduce alguna novedad al recaer en los diputados Isabel Rodríguez, Carme Chacón, José Luis Abalos, Sofía Hernanz y Marisol Pérez Domínguez.

En la Cámara Alta, la secretaria general del grupo será María Luisa Carcedo y como adjuntos Francisco Menacho, Matilde Valentían y Francisco Martínez Aldama. Para la Mesa del Senado, el PSOE va a proponer a Joan Lerma y Juan Carlos Raffo.

El Congreso del PSOE, tras formarse el Gobierno

Preguntado por el Congreso Ordinario del PSOE, Sánchez ha reiterado su intención de convocarlo una vez que se haya formado gobierno de España.

Así, ha anunciado que el próximo 30 de enero se celebrará el Comité Federal del partido, donde se decidirá la fecha del congreso, pero que se llevará a cabo "cuando se garantice y se resuelva la gobernabilidad en el país". De decidirse ese día la fecha, no podrá celebrarse antes de abril porque según los estatutos socialistas, debe transcurrir al menos 60 días desde su convocatoria.

Previamente, en la entrevista en la radio, el líder socialista había advertido de que que detrás de esta decisión no estaban sus ambiciones personales para continuar al frente del partido. "No tengo ningún apego al cargo, lo que quiero es lo mejor para mi país y mi partido", ha afimado.

Asimismo, Sánchez negó que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, pretenda sustituirle al frente del PSOE, pues ha asegurado que ella "tiene un compromiso" con su región, y ha asegurado que siempre se ha "sentido muy respaldado" por el socialismo andaluz.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente