Anterior El padre de los hermanos Oukabir, en estado de 'shock': "No mostraron signos de radicalización" Siguiente Los Mossos d'Esquadra no saben "con precisión" quién es el terrorista huido y desconocen su paradero Arriba Ir arriba
Sinestesia, una exposición que juega con nuestros sentidos

Sinestesia, el arte que unos sentidos imaginan para otros

  • Tabacalera Promoción del Arte acoge una exposición sobre la percepción sensorial del arte

  • 73 obras de la colección olorVisual que podrán visitarse haste el 27 de septiembre

|

Puede que el arte sea inútil, es una idea compartida por muchos artistas, casi una convención, pero se trata de una inutilidad que deja indiferentes a muy pocos. Puede que el arte hable al intelecto, pero el Arte con mayúsculas golpea los sentidos, y si el golpe es certero, cosa frecuente, crea adicción en el espectador. También deja huella en la memoria. Y cuando pasa el tiempo, un sonido, un olor, un destello visual, se confunden, rescatan esa huella y recrean la magia, inútil pero poderosa. Sinestesia es la palabra que denota el juego de las sensaciones entregadas por sentidos al que no corresponden, a priori.

Pero Sinestesia  también es el nombre de la exposición organizada por el MECD que hasta el 27 de septiembre podrá visitarse en Tabacalera Promoción del Arte, en Madrid. 73 obras para "perderse en el abismo de lo sensitivo, dispuestas con un interesante juego de luz y sonido, y experimentar como se activan los sentidos", explica RTVE.es David Barro, comisario de la muestra.

Trabajos de Joan Brossa, Christo, Eugenio Merino, Gillermo Kuitca, Zhan Huan, entre otros, cuentan "una historia de la existencia tratando temas como la muerte, la creación o el nacimiento", detalla Barros. Obras pertenecientes a la colección olorVisual, creada por el perfumista Ernesto Ventós en 1978 y bautizada por el artista Joan Brossa, propone "un concepto que remite a Rimbaud, o a las composiciones sonoras de Kandinsky", apunta el comisario

El olor del arte, el arte del olor

La selección de Ventós pasó por una condición, ser una obra de arte capaz de sugerir un aroma convincente al perfumista. Sus propias creaciones persiguen este mismo propósito: generar en el receptor un mundo de percepciones, emociones y sensaciones.

"Yo hago poesía visual y tú con tu colección, haces olor visual" le dijo un día Brossa a Ernesto Ventós, que también firma como artista usando el seudónimo de Nasevo. Y así acuñó el nombre.

A lo largo de los años, la colección se ha presentado al público a través de exposiciones temporales. La primera de las exposiciones, y el inicio de toda una serie, fue Essències (Esencias), celebrada en La Virreina de Barcelona en 1996. 

'Sinestesia, colección olorVisual' en Tabacalera

anterior siguiente
6 Fotos 1 / 6 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Joan Brossa, "La copa del NAS", (1995) /VEGAP

    Joan Brossa, "La copa del NAS", (1995) /VEGAP

    Joan Brossa

    LA COPA DEL NAS. 1995 Copa de plástico, nariz de cartón y confeti. 20 x 20,5 x 18,5 cm

    © Joan Brossa, VEGAP, Madrid 2015

  • Zhan Huan, "Acerca de 1/2" (1998) /colección olorVISUAL

    Zhan Huan, "Acerca de 1/2" (1998) /colección olorVISUAL

    Zhan Huan

    ACERCA DE 1/2. 1998 Edición: 1/2. Fotografía. 135 x 114 cm © Zhan Huan / colección olorVISUA

La sensación, por encima de los sentidos

El conjunto activa los sentidos enfatizando cómo la creatividad se acerca a la actividad sinestésica, procurando la metáfora y asumiendo lo auditivo, lo visual, lo táctil, así como el gusto y el olfato como claves desde las que se proyecta el arte contemporáneo.

Barros evoca como ejemplo el experimento que llevó a cabo el director ruso Kuleshov sobre el rostro del actor Mozzhujin en los años 20, "superponiendo sobre la misma imagen de la cara secuencias de guerra, pasión, etc., y observando como la expresión del rostro parecía cambiar según el tema sobreimpreso".

"Cuando percibimos un olor, se nos activa una zona del subconsciente relacionado con nuestras emociones a un nivel mucho más profundo de lo que lo pueden hacer la percepción visual o la auditiva. Esa mezcla de sensaciones nos transporta a lugares a través de relaciones indirectas, activando con la memoria, nuestra propia historia", reza la presentación de la muestra. Dejémonos llevar.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente