Anterior Rajoy hará un "recordatorio" de su labor en el PP al declarar ante la Audiencia Nacional Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
Un artificiero examina un cinturón de explosivos en la capital de Nigeria
Un artificiero examina un cinturón de explosivos en la capital de Nigeria. AFP PHOTO / BRAHIM ADJI

Decenas de muertos en el noroeste de Nigeria tras un ataque de seis mujeres kamikazes

  • El atentado ha provocado numerosos heridos, según los medios locales

  • Ningún grupo ha reivindicado el ataque pero todo apunta a Boko Haram

|

Seis mujeres suicidas causaron decenas de muertos muy cerca de Maiduguri, la capital del estado de Borno, dentro de la oleada de ataques perpetrados por supuestos miembros de Boko Haram que en los últimos días ha causado más de 200 víctimas en el norte del país, según los medios locales.

"Seis mujeres suicidas, que llevaban artefactos explosivos en sus cuerpos, se inmolaron cuando intentaban llegar a Maiduguri", explica el comisario de la Policía de Borno, Aderemi Opadokun, citado por el diario local This Day.

"Todas ellas murieron y causaron numerosos muertos", añadió el comisario, quien no precisó la cifra de víctimas mortales en estos ataques perpetrados el viernes sobre las 19.00 horas (18.00 GMT). Se teme que el número de fallecidos sea elevado, ya que decenas de personas resultaron heridas.

A Maiduguri, que en los últimas semanas ha sido objeto de numerosos ataques, se ha empezado a trasladar el Centro de Mando y Control del Ejército nigeriano para luchar contra los yihadistas.

Asalto armado a Mussa

También el viernes, hombres armados de Boko Haram asaltaron Mussa, una localidad muy cercana a Maiduguri, y asesinaron a, al menos, 29 personas.

Aunque ningún grupo ha reivindicado estos atentados, todas las sospechas apuntan a Boko Haram, que desde que el nuevo presidente, Muhammadu Buhari, tomó posesión el 29 de mayo, ha intensificado su sanguinaria campaña en el noreste del país.

Desde el martes por la noche, diferentes localidades del norte, bastión de los terroristas, han sufrido una oleada de ataques en la que han muerto más de 200 personas. Algunos de estos atentados ocurrieron en mezquitas, donde decenas de fieles fueron asesinados durante los rezos diarios en pleno mes de ramadán.

La peor masacre ocurrió durante el martes y el miércoles, cuando los yihadistas asaltaron varias aldeas del Norte y mataron a unas 150 personas, incluidas niños.

El presidente de Nigeria, que ha calificado esta oleada de atentados como "atroces", ha declarado que su prioridad absoluta es la lucha contra Boko Haram.

Desde el pasado 14 de febrero, la fuerza conjunta liderada por Nigeria y Chad ha logrado desalojar al grupo yihadista de más de 60 localidades que controlaba en su intento de establecer un califato islámico en el noreste del país.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente