Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
-
Imágen de archivo de unos nigerianos saliendo de rezar en una mezquita del noreste del país. AFP PHOTO / PIUS UTOMI EKPEI AFP PUE/MS

Al menos 150 personas han muerto en una oleada terrorista de Boko Haram en Nigeria

  • El grupo terrorista atacó varios pueblos del norte del país

  • Entre las víctimas también hay mujeres y niños

  • Se trata de una de las semanas más sangrientas del año

|

Cerca de 150 personas fueron asesinadas en los últimos tres días en el norte de Nigeria. Cuarenta y ocho personas fallecieron en la ciudad de Monguno el martes y 97 en Kukawa, situado en el noreste del país, un pueblo cercano al lago Chad. El comisario de policía del estado de Borno, Aderemi Opadokum, ha confirmado que Boko Haram es el responsable de las muertes.

Los ataques a las aldeas de Mussaram I y Mussaram II en Moguno se produjeron durante la noche del martes. Cincuenta hombres fueron ejecutados. “Fueron allí por la noche cuando los vecinos estaban descansando después del ayuno y los reunieron antes de abrir fuego contra ellos”, relatan testigos a Reuters.

Sólo unas horas más tarde, insurgentes del grupo terrorista nigeriano llegaron a Kukawa en motocicletas. Según informa el medio catarí Al Yazira, quemaron varios hogares y entraron en varias mezquitas donde las víctimas se encontraban rezando por el mes del Ramadán. Según informan algunos medios locales no hubo distinción entre hombres, mujeres y niños.

“Los terroristas se dirigieron primero hacia los fieles musulmanes en varias mezquitas que estaban observando la oración de Maghrib poco después de romper el ayuno”. Un testigo de la masacre narraba así lo sucedido a la agencia France Presse.

No hubo una respuesta inmediata de las autoridades ni datos oficiales, de hecho, la noticia se conoció un día más tarde de lo sucedido.

Jornadas sangrientas en pleno Ramadán

Se trata de las jornadas más sangrientas de los últimos meses. Estos ataques podrían haberse cometido en respuesta a la ofensiva de las tropas de Chad y Nigeria que logró liberar 60 localidades del noreste del país del control del grupo terrorista. Según Efe, el gobierno anunció hace poco el traslado del centro de mando de las operaciones antiinsurgencia a Maiduguri, la capital del estado de Borno, con el objetivo de mejorar su influencia en la zona.

Nigeria, conocida como el elefante africano, es el país más poblado de África. Desde que comenzaron los ataques terroristas de Boko Haram hace seis años han muerto 15.000 personas y 1,5 millones se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

Desde la elección del nuevo presidente estos ataques han aumentado. El terrorismo, es de hecho, uno de los retos que Muhammadu Buhari, elegido en mayo de este año, debe afrontar.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente