Enlaces accesibilidad

El rey inaugura los telescopios del proyecto Quijote, un experimento para buscar las huellas del Universo primitivo

  • El experimento busca si en el origen del Universo se produjeron ondas gravitacionales
  • Quijote está compuesto de dos telescopios de 2,5 metros de diámetro

Por
El rey Felipe VI inauruga los nuevos telescopios del Observatorio del Teide

Los telescopios inaugurados este sábado por el Rey Felipe VI correspondientes al experimento Quijote son un proyecto científico liderado por España con el que se busca si en el origen del Universo o Big Bang se produjeron ondas gravitacionales, las "huellas" de la radiación fósil.

El experimento Quijote CMB (del inglés Q-U-I Joint Tenerife CMB experiment) es una colaboración entre el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el Instituto de Física de Cantabria, el Departamento de Ingeniería de Comunicaciones (Santander), el Observatorio Jodrell Bank (Manchester, Reino Unido), el Cavendish Laboratory (Cambridge, Reino Unido), y la compañía española IDOM.

Por medio de Quijote se busca si en el origen del Universo se produjeron ondas gravitacionales, para lo que se utilizan dos telescopios que captan las microondas del fondo cósmico de radiación originada en los primeros instantes, y la previsión es tener los primeros resultados para finales de este año.

Dos telescocios para determinar el origen del Universo

Quijote está compuesto de dos telescopios de 2,5 metros de diámetro, el primero de los cuales opera desde 2012 y se dedica a caracterizar la polarización de la emisión de la Vía Láctea por medio de complejos mecanismos de modulación de la luz de microondas que funcionan a temperaturas criogénicas.

Con el segundo de los telescopios de Quijote se pretende caracterizar la polarización del fondo de microondas con el objetivo de detectar las huellas del nacimiento del Universo, en forma de ondas gravitacionales generadas una fracción de segundo después del Big Bang.

El Rey ha inaugurado además seis telescopios robóticos: MAGEC, de Mallorca (España), SLOOH (OTA) y Las Cumbres (LCOGT), de Estados Unidos, MASTER, de Rusia, QES, de Catar, y AMOS-CI, de Eslovaquia.

Se diferencia de los telescopios que se operan de forma remota (a través de internet) y de los que están programados para trabajar dentro de los parámetros asignados (los robóticos).

En el caso de los primeros, una persona que decide el trabajo que debe realizarse, mientras que los robóticos hacen tareas rutinarias, como observar de manera continua todo el cielo y objetos programados, sin necesidad de hacer una supervisión continua.

Las Cumbres Observatory Global Telescope Network (LCOGT) es una red integrada de telescopios robóticos distribuidos alrededor del mundo para investigación profesional y ciencia ciudadana.

Su interés abarca desde supernovas hasta planetas extrasolares, y con sede central en Goleta, California (EE.UU.), sus telescopios se encuentran en Haleakala (Hawai, EEUU), McDonald (Texas, EEUU), Cerro Tololo (Chile), Sutherland (Sudáfrica) y Siding Spring (Australia).

En el Observatorio del Teide se han instalado dos telescopios de 0,40 metros y está previsto que se instalen otros cuatro de este diámetro y tres de 1 metro.

Los dos telescopios SLOOH -Optical Telescope Array (OTA), de 50 y 35 centímetros- situados en el Observatorio del Teide desde 2004, forman parte de una red de pequeños telescopios robóticos emplazados en diversas localizaciones del planeta.

Los OTA han obtenido 2,4 millones de fotos en tiempo real de más de 40.000 objetos celestes y han participado en numerosos descubrimientos con las principales instituciones astronómicas.

El proyecto MASTER, del Instituto Astronómico de Sternberg de la Universidad de Moscú, consiste en ocho nodos repartidos por toda la Tierra, cada uno dotado de dos telescopios en paralelo de 40 centímetros.

Se trata de resolver problemas fundamentales como búsqueda de la energía oscura mediante el descubrimiento y fotometría de supernovas, búsqueda de planetas extrasolares, efectos de microlentes, detección de los cuerpos de pequeñas dimensiones en el Sistema Solar y monitorizado de la basura espacial.

QES (Qatar Exoplanet Survey), del Qatar Environment and Energy Research Institute (Catar) es un instrumento singular dedicado al estudio de tránsitos extraplanetarios en todo el cielo cuyo objetivo es detectar exoplanetas calientes con masas en el rango entre Neptuno y Júpiter alrededor de estrellas de baja masa.

Investigación de meteoros y objetos celestes

La instalación AMOS-CI (All-sky Meteor Orbit System-Canary Islands), del Departamento de Astronomía, Física de la Tierra y Meteorología de la Universidad Comenius, Bratislavia (Eslovaquia), consta de dos conjuntos de cámaras que registran meteoros en la atmósfera, entre 120 y 80 kilómetros de altitud y en un rango que cubre cientos de kilómetros desde cada estación.

Estas dos estaciones, una en Tenerife y otra en La Palma, permiten determinar su trayectoria exacta en la atmósfera y sus órbitas alrededor del Sol, lo que facilita vincular a los meteoros con sus objetos progenitores.

MAGEC (Majorca cAnary survey of very fast movinG sky objECts), del Observatorio de Astronomía de Mallorca (España), es una instalación singular, dedicada al descubrimiento y seguimiento de objetos celestes que se desplazan relativamente rápido, mayoritariamente asteroides y cometas.

Entre ellos se encuentra los NEOs, asteroides de tamaño intermedio o grande que cruzan la órbita de la Tierra, siendo por lo tanto potencialmente peligrosos por la posibilidad de una colisión.

Se compone de 5 telescopios, dos de 0,45 metros, uno de 0,40 metros, uno de 0,30 metros y otro de 0,17 metros.

Noticias

anterior siguiente