Enlaces accesibilidad

Merkel y Hollande piden a Tsipras más esfuerzos para lograr una solución sobre la deuda griega

  • Los dirigentes han mantenido un encuentro al margen de la cumbre de la UE
  • Piden acelerar las negociaciones para dar una solución a la deuda griega
  • Este viernes, Tsipras se reunirá con el presidente de la Comisión Europea

Por
CUMBRE DE LA ASOCIACIÓN ORIENTAL EN RIGA
La canciller alemana, Angela Merkel reunida con el presidente Francés, Francois Hollande y el primer ministro griego, Alexis Tsipras. EFE GUIDO BERGMANN/ Gobierno Federal alemán

El primer ministro griego Alexis Tsipras se ha reunido durante la noche del jueves con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, quienes le han vuelto a insistir en que "necesita hacer más" para conseguir llegar a un acuerdo con sus socios europeos y asegurar los fondos que Atenas necesita con urgencia para evitar la quiebra.

El encuentro se ha producido al margen de la cumbre de la Asociación Oriental que se celebra este viernes en Riga entre la Unión Europea y seis repúblicas exsoviéticas. Además, tras la cumbre está previsto que Tsipras se reúna con el presidente de la Comisión EuropeaJean-Claude Juncker, para continuar con las negociaciones sobre la deuda griega.

Las conversaciones entre Hollande, Merkel y Tsipras giraron en torno a la voluntad común de llegar a un acuerdo, y aunque los dirigentes no hicieron declaraciones, miembros de sus equipos explicaron que la reunión fue "amistosa y constructiva", según Reuters. Tanto la canciller alemana como el presidente francés se ofrecieron para ayudar "personalmente" al primer ministro griego y conseguir una solución a largo plazo.

Por su parte, un portavoz griego ha señalado que el acuerdo está "más cerca" pero que las diferencias se mantienen sobre cuestiones laborales, pensiones y temas fiscales.

El plazo de Atenas se acaba

Hollande explicó previamente que esperaba encontrar soluciones que permitan dar confianza y "liberar los fondos que habían sido previstos" por los acreedores internacionales (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) para Atenas. Aunque precisó que "no es aquí en Riga donde vamos a negociar la cuestión de Grecia".

Las miradas de los líderes europeos ya están en la reunión del Eurogrupo prevista para finales de mes o principios de Junio, en la que se espera que se consiga avanzar en el acuedo entre Atenas y los socios europeos. El 20 de febrero se concedió a Grecia una prórroga de cuatro meses de su rescate a cambio de que adoptara una lista de reformas detallada y consensuada con sus socios, que vencerá el próximo 30 de junio.

Si bien el Gobierno de Tsipras parece haber cedido en algunos temas que eran tabú al comienzo de las negociaciones, como por ejemplo la eliminación este año del controvertido impuesto sobre la propiedad inmobiliaria conocido como Enfia, mantiene su rechazo a bajar salarios y pensiones y a liberalizar aún más el mercado de trabajo.

Un acuerdo entre las instituciones acreedoras y Grecia que cuente con el beneplácito de los socios de la eurozona es necesario para cerrar la última revisión de las condiciones asociadas al segundo rescate concedido al país, así como para poder desembolsar los 7.200 millones de euros pendientes del programa.

Esto es fundamental para Grecia, que no tiene los recursos como para hacer frente al pago de sus obligaciones internacionales en junio, cuando tiene que abonar 1.500 millones de euros al FMI, comenzando con 300 millones el día 5.

Noticias

anterior siguiente