Enlaces accesibilidad

Elecciones en Grecia

El voto antiausteridad entierra el bipartidismo y hunde el socialismo en Grecia

  • El partido socialista queda relegado a séptima fuerza con el 4,7% de los votos
  • La formación del ex primer ministro Papandreu, fuera del parlamento con 2,4%

Por
Los neonazis de Amanecer Dorado consiguen el tercer puesto y el PASOK se hunde

El partido socialista griego, Pasok, ha vivido esta jornada electoral una de sus peores noches, con el 100% de los votos escrutados ha quedado relegada a última fuerza política en el parlamento. Mientras que la formación creada por el ex primer ministro Papandreu ni siquiera ha logrado entrar en la cámara baja.

Este domingo el Pasok, formación que más tiempo ha gobernado en Grecia, ha obtenido un 4,68% de los votos. Lejos del 12% que logró en 2012 -año que acabó con 40 años de bipartidismo en Grecia y abrió el camino a Syriza- y muy lejos del 43,94% que obtuvo en las elecciones de 2009.

El líder de la formación, el ex primer ministro y exministro de Finanzas Evangelos Venizelos, ha reconocido el mal resultado de su partido y, aunque ha felicitado al izquierdista Syriza, le ha recordado que "la actual situación griega necesita de mayorías más amplias".

Según Venizelos, gran parte de la responsabilidad de esta caída socialista la tiene el ex primer ministro Yorgos Papandreu "que provocó una escisión por razones personales".

Movimiento de los Socialistas Demócratas, fuera del Parlamento

Pero esta sangría tampoco ha servido para que el partido fundado por Papandreu, el Movimiento de los Socialistas Demócratas, haya logrado entrar en el parlamento al obtener el 2,46% de los votos, por debajo del 3% necesario para entrar en el Parlamento, según la ley electoral. 

El Pasok obtuvo en las elecciones al Parlamento Europeo, celebradas el pasado mes de mayo, un 8,6% de los votos. Venizelos, que es viceprimer ministro en funciones en el gobierno liderado por Andonis Samarás (Nueva Democracia), afirmó que su partido preparará un congreso en breve, pero que se tratará "únicamente de un congreso del Pasok".

"Felicito a Syriza, que tiene todo derecho a festejar. Espero que ahora se dará cuenta de su obligación", ha señalado Venizelos en una declaración.

"En el periodo difícil que vivimos, no es suficiente una mayoría parlamentaria estrecha. Es necesaria una cooperación política y social", afirmó Venizelos, quien recordó que el Gobierno tripartito de 2012 había conseguido el 47% del voto pero no tuvo aprobación social.

"Escisión provocada sin razón"

"El de hoy es un resultado decepcionante tras nuestro esfuerzo y las verdades que dijimos. Esta es la decisión del pueblo y debemos respetarla", ha lamentado Venizelos.

"Resistimos lo mejor que pudimos al populismo, a la campaña del miedo, a la polarización, pero lo más importante es que resistimos a una escisión que fue provocada sin ninguna razón, motivada por razones personales", ha asegurado Venizelos en alusión a la marcha de Papandreu del partido.

Según Venizelos, eso ha provocado que ya no sean la tercera fuerza política de Grecia.

Con el 100% de los votos escrutados, la Coalición de la Izquierda Radical, Syriza, liderada por Alexis Tsipras, ha logrado una victoria histórica al obtener un 36,34% de los votos, un resultado que la acerca a la mayoría absoluta.

Los conservadores de Nueva Democracia, del primer ministro Andonis Samarás, obtuvieron un 27,81% de los votos, mientras que el tercer lugar sería para los neonazis de Amanecer Dorado, con un 6,3% de los sufragios.

Noticias

anterior siguiente