Anterior El Celta aprovecha los errores del Eibar y golea en Ipurúa Siguiente Merkel gana las elecciones por cuarta vez y la extrema derecha entra en el Parlamento alemán, según las proyecciones Arriba Ir arriba
Varios trabajadores de Campofrío en el exterior de la planta quemada
Varios trabajadores de Campofrío en el exterior de la planta quemada en Burgos. EFE EFE/Santi Otero

Campofrío no rescindirá ningún contrato aunque aplicará un ERE hasta tener la nueva fábrica

  • Asegura que seguirá contando con toda la plantilla en su futura nueva planta

  • 60 empleados de la planta incendiada están trabajando en Carnes Selectas

  • Los bomberos de Burgos confirman que el incendio de la planta sigue activo

|

El director general de Campofrío España, Ignacio González, ha comunicado a los trabajadores durante una asamblea celebrada en Burgos tras el incendio que ha arrasado la fábrica que la empresa no rescindirá ningún contrato y que seguirá contando con toda la plantilla en la futura nueva planta.

Sin embargo, González ha explicado también que será necesario aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), aunque la dirección de Campofrío intenta negociar con las administraciones unas condiciones más ventajosas para los trabajadores de las que se aplican habitualmente.

Fuentes de la empresa han señalado a RTVE.es que el modelo a seguir tomaría forma de ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal), aunque han señalado que ahora se está en un escenario de negociación y no se ha tomado una decisión al respecto.

Además, la empresa ofrecerá los traslados a otras plantas que sean posibles para reducir el volumen de trabajadores afectados por la suspensión temporal de empleo.

También con el objetivo de reducir el periodo en que será necesaria esta suspensión laboral, la dirección ha anunciado la intención del grupo de acelerar al máximo la construcción de la nueva planta, que directivos de la compañía estimaban este lunes que podía estar terminada a finales de 2016, un proyecto que cuenta con el visto bueno de los accionistas mayoritarios de la empresa.

Reubicar a parte de la plantilla

La compañía cárnica estudia los centros a los que se trasladará temporalmente la producción de la factoría incendiada, con preferencia para los ocho que continúan funcionando en España, además de la capacidad para reubicar a parte de la plantilla en algunos de ellos.

De hecho, 60 empleados de la planta incendiada están trabajando en la planta de Carnes Selectas, también perteneciente a Campofrío, que se encuentra en otro polígono de la capital burgalesa.

La empresa ha abierto además una oficina en la capital burgalesa para atender a todos los empleados tanto en dudas como en posibles necesidades.

Tras desgranar todas estas medidas, González ha recibido el aplauso de las cerca de 1.500 personas que han llenado la sala principal del Fórum Evolución cuando ha asegurado que la empresa saldrá adelante y la nueva planta será "la más moderna del grupo en todo el mundo".

El comité de empresa, optimista

En declaraciones a Efe, el presidente del comité de empresa europeo de Campofrío, Pablo Fraile, ha reconocido su "optimismo" por el compromiso de la empresa de construir una nueva planta y mantener el número de empleados.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Jamones Selectos, la tercera planta de Campofrío en Burgos, Marco Antonio Pérez, ha explicado que, aunque les han asegurado que la factoría, situada junto a la que sigue ardiendo, no ha sufrido daños por el fuego, la producción está parada y los 50 trabajadores están en situación de licencia retribuida, igual que los de la planta principal.

Mientras Marisa, una trabajadora con muchos años en la empresa, ha dicho a los miembros del comité que "no queremos que se firme o pacte nada con la empresa sin consultar con todos nosotros". Además, ha pedido a la empresa que garantice por escrito "todos y cada uno de los puestos de trabajo".

También los más jóvenes han tomado la palabra para preguntar "qué pasará con aquellos que no hayan acumulado el paro suficiente para formar parte de ese expediente de regulación de empleo". El comité considera que "habrá que "habilitar ayudas para que sigan teniendo su sueldo y no tengan una pérdida".

Asimismo, han acudido muchos de los trabajadores de las subcontratas de la factoría de La Bureba. Uno de ellos ha denunciado ante el comité que "no se ha mantenido ningún contacto con ellos" y ha reclamado que se pongan en marcha mesas de información".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente