Enlaces accesibilidad

El déficit griego fue del 12,7% en 2013, más del doble del presupuestado

  • Se trata de la peor cifra desde 2009 y supera la del año del primer rescate
  • La ayuda está condicionada a la reducción del déficit público de Grecia

Por
El primer ministro de Grecia, Andonis Samarás
El primer ministro de Grecia, Andonis Samarás. REUTERS REUTERS/Yorgos Karahalis

El déficit general del Estado griego en 2013 fue de 23.109 millones de euros, equivalente al 12,7% de su producto interior bruto (PIB), según los datos preliminares hechos públicos por la oficina de estadística de Grecia Elstat.

Esto sitúa al déficit muy por encima de los objetivos pactados con la troika y marcados en el presupuesto del pasado año (5,2%), lo que dificulta futuras ayudas para "aliviar" la carga de la deuda, que los acreedores habían supeditado a un saneamiento de las cuentas públicas helenas.

De hecho, esta cifra empeora los resultados de años anteriores -que Elstat ha revisado- (8,9% en 2012; 9,6% en 2011 y 10,9% en 2010) y solo lo sitúa por debajo de la cifra de 2009 (15,7%).

El rescate desequilibra las cuentas

De 2010 a 2011, el impacto del rescate fue positivo en las cuentas del Estado griego, pero a partir de 2012los gastos de financiación asociados al programa de ayuda superan los ingresos y desequilibran el presupuesto de Grecia.

El Estado griego gastó el pasado año 106.577 millones de euros, 3.400 millones más que en 2012; mientras que ingresó 83.465 millones, 2.500 millones menos que en el ejercicio anterior. El monto total del déficit superó en 5.900 millones al de 2012, pero el hecho de que el PIB heleno cayese en 2013, por sexto año consecutivo, hace el porcentaje mucho mayor.

El Gobierno central fue el origen principal del déficit y sus cuentas cerraron con una brecha de 28.580 millones, una cifra que fue maquillada por los resultados de la Administración local (superávit de 770 millones de euros) y, especialmente, de la Seguridad Social (4.701 millones de euros).

Un déficit de 2,1%, sin ayudas

Sin embargo, la mayor parte del déficit no se refiere a gastos presupuestarios propios de la Administración Central sino a las ayudas financieras derivadas de los rescates durante 2013, que ascendieron a 19.272 millones de euros. Excluyendo estas ayudas, el déficit general habría quedado en el 2,1%.

El monto que debe Grecia -que incluye los préstamos de los rescates financieros concedidos por la troika en 2010 y 2012- aumentó en 2013 en casi 15.000 millones de euros hasta 318.703 millones de euros, equivalente al 175,1% del PIB.

El déficit primario, que excluye el pago de los servicios de deuda, ascendió en 2013 a 15.887 millones de euros, es decir, el 8,7% del PIB. Anteriormente, el Gobierno del conservador Andonis Samarás había anunciado la consecución de un superávit primario sin incluir el coste financiero de los rescates.

Noticias

anterior siguiente