Anterior El submarino argentino ARA San Juan se averió antes de desaparecer Siguiente Barcelona se queda en primera ronda sin la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba
Los vecinos de Vinaroz, contra el proyecto Castor de almacenamiento de gas en el subsuelo marino

El Gobierno asegura que Castor no funcionará sin que haya garantías totales de seguridad

  • Soria: "Mientras no haya garantías totales para la seguridad de la población"

  • Solo se admiten la realización de trabajos de conservación necesarios

|

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha afirmado este jueves que la actividad en el almacén de gas Castor no se reanudará sin haber "garantías totales" de seguridad. Así lo ha afirmado en el Congreso, donde ha recordado a la prensa que el Gobierno ordenó "todo" tipo de inyección de gas en Castor "desde el momento" en el que se vislumbró un movimiento sísmico superior a magnitud 3,5 en la escala Richter.

"Mientras no haya garantías totales para la seguridad de la población, seguridad material, de que no se van a producir movimientos, no se autorizará la inyección de nuevo gas", ha afirmado el ministro, que ha recordado que la autorización que tenía la compañía Escal, propietaria del almacén, era una "autorización provisional" de inyectar el denominado gas colchón para "hacer pruebas".

Soria reiteró que el Ministerio mantendrá esta situación de parada hasta ver "qué ha pasado" si bien, ha reconocido que "hay una probabilidad muy alta" pero "no todavía una constancia científica de causa efecto entre la inyección gas y los movimientos sísmicos". "El almacenamiento va a estar paralizado hasta que no haya garantías por parte de los técnicos", ha recalcado.

El Gobierno asegura que Castor no funcionará hasta que haya garantías totales de seguridad

Horas antes, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se había pronunciado en los mismos términos. "Solo se admiten en este momento la realización de trabajos de conservación necesarios por razones de seguridad y lo que hemos hecho ha sido pedir informes científicos, informes científicos al Instituto Geográfico, al Instituto Geológico y Minero, para que los expertos dictaminen si hay vinculación entre el hecho de la inyección de gas o en el depósito y los movimientos sísmicos en la zona", ha recalcado el ministro.

Preguntado por los medios acerca de los riesgos que pudiera haber, Arias Cañete ha recordado que, cuando se emitió la Declaración de Impacto Ambiental en 2009, en dicha declaración no había "ningún condicionamiento por razones sísmicas"

Según ha añadido el ministro, era una declaración "muy breve" que no tenía "ningún condicionante" en este sentido, por lo que ha aseverado que habrá que esperar a dichos informes científicos para ver si hay una "relación causa efecto" entre el gas inducido y los seísmos en la costa de Castellón

Preocupación por los últimos terremotos en los pueblos de la zona afectada

Los geólogos piden estudiar en profundidad el problema

El Colegio Oficial de Geólogos de España ha afirmado este jueves que "no es asumible" que se produzcan terremotos de "alta magnitud" por inyecciones de gas en almacenamientos. Así lo ha explicado su presidente, Luis Suárez, quien ha especificado que las etapas a seguir ahora serán la "paralización de la inyección de gas", el "estudio en profundidad de la problemática", y por último, que "el ente competente, el Ministerio de Industria, tome una decisión sobre si continuar con las inyecciones de gas con medidas precautorias para que no se repitan estos movimientos, o clausurar la inyección de gas".

El presidente, quien ha reiterado que "sigue la actividad sísmica, pero con una magnitud más baja", ha asegurado que los inspectores del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Instituto Geológico y Minero de España, deberán elaborar un informe que especifique "cómo está la situación" y "la viabilidad de este almacenamiento de gas en el futuro".

Suárez ha destacado igualmente que este almacenamiento se encuentra "adaptado a la legislación vigente, que es muy estricta", pero que "cualquier proyecto puede tener sus fallos". "Son de alta tecnología y necesarios, pero en ocasiones pueden ocurrir estas cosas", ha dicho.

Para Suárez es "relativamente común que cuando se hacen inyecciones de gas en almacenamientos profundos se produzcan pequeños sismos, de magnitud uno o dos, absolutamente imperceptibles a la población". Sin embargo, los seísmos de mayor intensidad son un hecho que "hay que solucionar" puesto que "afecta a la seguridad y a las personas".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente