Enlaces accesibilidad

'Tiny Thief': cómo hacer que un videojuego dé la vuelta al mundo

       
  • Es un videojuego multidispositivo de una empresa asentada en Barcelona
  •    
  • La compañía de Angry Birds, Rovio Stars, lanzará el juego en julio
  •    
  • Es un título sobre un ladrón en la Edad Media que tiene que afrontar varios retos

Por

Solo hemos podido ver un teaser de este videojuego que se presenta como una "fantasía medieval". El título en desarrollo Tiny Thief, creado por la empresa asentada en Barcelona 5ants, se conoció hace algo más de un año a través de un vídeo que colgaron en Internet. Atrajo la atención de Rovio, la empresa de los autores de Angry Birds y ahora es uno de los próximos productos que lanzarán bajo el sello Rovio Stars, una división de publicación de videojuegos para móviles de terceros, a mediados de julio.

Se trata de un juego en el que el personaje protagonista es un ladrón en plena Edad Media que tiene que ir consiguiendo tesoros al mismo tiempo que evita ser atrapado por todos los medios, entre otros objetivos. Es un título para PC, iOS y Android con 80 divertidos personajes y hasta seis historias con sus correspondientes retos. Cuenta con 3.500 animaciones, 700 sonidos y 30 niveles de dificultad con múltiples ubicaciones.

"Rovio nos escribió, fuimos a Helsinki y en dos meses firmamos un contrato con ellos. Tomamos por primera vez la decisión de trabajar con un gran editor", ha contado en Gamelab 2013 el cofundador de 5ants Luis Osés, quien ha señalado que su estudio había desarrollado desde 2006 mundos virtuales centrados en artes gráficas, hasta que en 2011, con el mundo del smartphone plenamente establecido, decidieron crear títulos para móviles.

Rovio ayudó a mejorar Tiny Thief

Su socio, Max Bevilacqua ha confesado que cuando sacaron el primer vídeo Tiny Thief estaba en pañales: "Mostramos el juego a los siete meses de desarrollo y no estaba pulido". Sin embargo, ha contado cómo fueron a presentarlo a Rovio, "sin miedo" y percibieron que el título podía convertirse en "algo grande". Así que con el contrato ya firmado, empezaron a recibir las sugerencias de los creadores de Angry Birds.

"Nos dimos cuenta de que lo más importante era que el juego fuera divertido", ha manifestado Bevilacqua, quien ha indicado que el videojuego, tal y como estaba planteado en un primer momento "era algo complejo". Cambiaron los controles, hicieron que fueran más intuitivos para usuarios de cualquier edad y dominio de la tecnología, entre otros. Si en un principio pensaron que funcionara únicamente en iPad, por sugerencia de Rovio decidieron llevarlo a múltiples plataformas y dispositivos.

"Vimos que en dispositivos más pequeños no se veía todo el paisaje, pero pusimos cámaras para poder desplazarse por el escenario y cambió mucho, porque eres un ladrón y tienes que esconderte, pero encontramos soluciones", ha subrayado Bevilacqua.

Asimismo, incorporaron la posibilidad de poder jugar más veces. Así, introdujeron el reto de encontrar tres estrellas para las que hay que pasar varias pruebas previamente, como encontrar un mapa del tesoro, una mascota que se esconde u objetos perdidos que hay que encontrar, un "arcón de los tesoros". Por otra parte, si antes el juego se acababa cuando el ladrón era 'pillado' con el nuevo guion el ladrón va a prisión y puede intentar conseguir una 'reducción de condena por buena conducta' o intentar escapar del control de la guardia de divertidas maneras.

La importancia del test de usuario

Otra de las etapas por las que pasó Tiny Thief una vez acabado el desarrollo fue el test de usuarios, es decir, jugadores que probaron el videojuego en más de 100 dispositivos diferentes. "Cualquier detalle puede suponer un gran cambio", ha afirmado Bevilacqua, quien ha señalado que recibieron más de mil bugs (errores, elementos a modificar) y, aunque les pareció "imposible" seguir el ritmo consiguieron mejorar el juego y dejarlo listo para su publicación.

Según ha indicado el director de Rovio Stars, Jussi Immonen, Tiny Thiefs saldrá a la venta como un videojuego de pago cuyo precio está aún por determinar.

La nueva apuesta de los creadores de Angry Birds

Immonen también se ha referido a las últimas operaciones de Rovio con su división dedicada a videojuegos de móviles de terceros socios. "Rovio ya no es una empresa de videojuegos, somos una empresa de ocio digital", ha sentenciado el director de Rovio Stars, que ha destacado que también se dedican a la animación (con Angry Birds Toons) o los parques temáticos. Además, ya cuentan con más de 650 empleados, de los cuales, más de la mitad trabajan en la unidad de juegos.

Con su nueva marca han publicado un nuevo título, Icebreaker, del que asegura está funcionando bien. Para 2014 tienen previsto publicar unos cinco nuevos videojuegos bajo el sello Rovio Stars para aumentar la oferta.

Jussi Immonen ha explicado algunos de los secretos de marketing de la compañía, como no hacer campañas de anuncios, sino "promoción cruzada". Es decir, incluir un pantallazo de otro videojuego cuando el usuario pulsa al 'pause' en el título en el que esté jugando. "Esta estrategia nos trae el 85% de los ingresos", ha reconocido.

Noticias

anterior siguiente