Enlaces accesibilidad

El derrumbe de Bangladesh vuelve a exponer las condiciones de los trabajadores textiles

  • Los muertos son más de 190, en su mayoría mujeres
  • Los dueños desoyeron una orden de cierre por grietas
  • La cadena británica Primark trabajaba con este taller

Por
Más de 200 muertos por el derrumbe de un edificio en Bangladesh

El derrumbe el martes de un edificio cerca de Dacca, la capital de Bangladesh, ha vuelto a poner de manifiesto las lamentables condiciones de los trabajadores del sector textil del país, el segundo más importante del mundo, que provee a conocidas marcas internacionales.

El siniestro ha causado al menos 194 muertos y miles de heridos, aunque el número real podría pasar de los 200, como asegura el diario Daily Star. La mayoría de las víctimas son mujeres.

Los bomberos y equipos de rescate continúan buscando cadáveres o a posibles supervivientes entre los escombros. Durante la noche al menos se ha rescatado a tres personas con vida.

Según la Asociación de Fabricantes y Exportadores Textiles (BGMEA) los talleres situados en el edificio empleaban a 2600 personas. La Policía ha abierto una investigación y busca a los propietarios para interrogarles.

Mientras tanto, más de 1000 trabajadores textiles s han manifestado y han lanzado piedras contra la sede de la BGMEA para exigir el cierre de todos los talleres y que los propietarios sean duramente castigados por los accidentes laborales.

Desoyeron una orden de cierre

Mustfizur Rahman, responsable de una unidad policial especialmente encargada del sector industrial, ha afirmado a la prensa que los propietarios de los talleres del inmueble habían ignorado deliberadamente una orden de cierre.

"Tras constatar que había grietas el martes, les dijimos que cerraran los talleres. Pero no lo tuvieron en cuenta", ha declarado.

"Ninguno de nosotros quería entrar al edificio, pero nuestros jefes nos forzaron", ha declarado Nurul Islam, uno de los trabajadores heridos, al portal de noticias Bdnews24.com.

La cadena británica de ropa barata Primark ha indicado que uno de sus fabricantes tenía su base en el Rana Plaza. "El grupo está conmocionado y profundamente entristecido por este accidente y expresa sus condolencias a los afectados", ha indicado en un comunicado.

El distribuidor estadounidense Walmart está investigando si alguno de sus proveedores también está implicado. La marca española Mango y la italiana Benetton han afirmado que ninguno de sus proveedores bangladeshíes está relacionado con el siniestro, pese a que la agencia Reuters ha encontrado entre los restos del edificio órdenes de compra y otros documentos con los nombres de estas marcas.

En noviembre de 2012, un incendio en otra fábrica que surtía a Walmart causó 111 muertos en la periferia de Dacca. Según los trabajadores, sus patronos les aseguraron que se trataba de un simulacro y les instaron a permanecer en sus puestos.

Según Tessel Pauli, portavoz de Clean Clothes Campaign, una asociación de defensa de los trabajadores textiles con base en Amsterdam, este accidente es "sintomático" de las lamentables condiciones del sector en el país asiático.

"Estos accidentes muestran que las marcas (extranjeras) tienen que hacer de la seguridad una prioridad. Saben lo que deben hacer y lo que no tienen que hacer", ha declarado este miércoles a AFP.

Noticias

anterior siguiente