Anterior Pau Gasol: "La unión es la forma de superar estas experiencias tan catastróficas" Siguiente Identifican a los cinco presuntos terroristas abatidos en Cambrils y buscan a un huido Arriba Ir arriba
Recreación artística del nuevo radar para detectar basura espacial impulsado por la Agencia Espacial Europea
Recreación artística del nuevo radar para detectar basura espacial impulsado por la Agencia Espacial Europea ESA - P. Carrill

Un radar de la ESA para vigilar la basura espacial

  • Su fabricación estará impulsada por la Agencia Espacial Europea

  • Servirá para que los satélites puedan evitar los desechos espaciales

  • Tendrá dos centros en las afueras de París y costará 4 millones de euros

|

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha anunciado este jueves que impulsará la construcción de un radar experimental que permitirá detectar en el espacio los fragmentos de desechos espaciales, lo que facilitará que sean esquivados por los satélites.

El proyecto "permitirá probar y validar nuevas técnicas para monitorizar la posición de los fragmentos de basura espacial", indicó en un comunicado el responsable del programa preparatorio de la ESA para Conocimiento del Medio Espacial (SSA-PP), Nicolas Bobrinsky.

La rápida detección y monitorización de los fragmentos de basura espacial permitirá evaluar los riesgos de que impacten con otros satélites y alertar a tiempo a los operadores para que implementen maniobras de evasión, agregó la ESA.

El nuevo radar, que contará con dos centros en las afueras de París, tendrá un coste de 4 millones de euros y será construido por el centro de investigación francés ONERA conjuntamente con cinco socios industriales de España, Francia y Suiza.

Las observaciones del radar se cotejarán con las que lleve a cabo el encargado por la ESA al grupo español Indra en 2010. El radar que fabrica Indra es monoestático, es decir, que tiene una única estación desde la que se emiten energía electromagnética hacia un objetivo y analiza la señal que recibe.

El nuevo radar encargado es biestático, lo que significa que la señal se lanza desde un centro de forma continua y el rebote se recibe en otro.

Las mediciones de estos dos centros, muy aptos para detectar objetos que se encuentran en órbitas bajas, se completarán con una compleja red de sensores, que incluirán centros de procesamiento y telescopios ópticos, más adecuados para la detección de deshechos que se encuentran en órbitas medias o geoestacionarias.

"Al contar con los dos tipos de radares, podremos realizar estudios comparativos para probar y validar nuevas técnicas de detección y monitorización de fragmentos de basura espacial", afirma el responsable del segmento Tierra del programa SSA de la ESA, Gian Maria Pinna.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente