ANÁLISIS

LittleBits, aprender electrónica es cosa de niños

  • Se trata de un juguete de construcción de módulos electrónicos
  • Cada pieza se une a las demás mediante imanes y tiene su propia función
  • Entre sus filosofías están la del código abierto y una 'comunidad de inventores'
Ampliar fotoAlgunos niños camuflan los LittleBits dentro de muñecos hechos con papel o cartulina, a modo de 'pequeños robots'

Algunos niños camuflan los LittleBits dentro de muñecos hechos con papel o cartulina, a modo de ’pequeños robots’

Ampliar foto Los LittleBits son como los clásicos bloques de Lego adaptados al siglo XXI

Los LittleBits son como los clásicos bloques de Lego adaptados al siglo XXI

Ampliar foto Los kits de LittleBits incluyen todo lo necesario para crear algunos circuitos, pero su verdadero potencial es dejar que los niños explorer los módulos por su cuenta creando nuevas construcciones

Los kits de LittleBits incluyen todo lo necesario para crear algunos circuitos, pero su verdadero potencial es dejar que los niños explorer los módulos por su cuenta creando nuevas construcciones

ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY'ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY' 

Una empresa norteamericana lleva tiempo desarrollando LittleBits, que podría definirse como un juego de construcción de electrónica para niños utilizando tecnología de adultos.

El juego consta de diversas piezas y módulos que encajan entre sí mediante anclajes magnéticos: cada pieza tiene una función concreta y uniendo varia de ellas se crean circuitos que al activar la corriente eléctrica 'funcionan', haciendo así que los más pequeños se sientan verdaderos inventores.

Los módulos de construcción son luces, altavoces, sensores, botones, todo tipo de interruptores e incluso pequeñas pantallas a modo de 'barras' para visualizar 'cantidades'.

Se entrega en cajas en formas de kits con varios módulos, aunque también pueden comprarse piezas sueltas. En su página web y en los propios kits pueden encontrarse algunos diseños de circuitos orientativos de sus posibilidades, pero además de esos se puede construir una infinidad de inventos distintos.

Comunidad de inventores

Un aspecto importante de LittleBits es la comunidad de inventores que se ha formado en torno a esta afición. No solo se trata de que hay un montón de gente jugando y compartiendo información y trucos, sino que además mantiene la 'filosofía del código abierto' que consiste -básicamente- en que todo invento se debe y puede compartir, modificar, remezclar, mejorar y publicar o producir a gusto de cada cual.

Los LittleBits son como los clásicos bloques de Lego adaptados al siglo XXI

Los LittleBits son, en la práctica, como los clásicos bloques de Lego pero adaptados al siglo XXI: interesantes para introducir a los más pequeños de la casa a la ciencia, la electrónica y la ingeniería, así como para potenciar su imaginación con juguetes que no vienen cerrados ni son indescifrables, sino que los construyen ellos mismos.

Hay quien lo ve también como una forma de mejorar sus capacidades lógicas para crear 'artilugios programables', pues algunos montajes se comportan como verdaderos ordenadores o gadgets multiuso.

Rebobinando un poco, lo más viejos del lugar recordarán que juguetitos electrónicos de este tipo han existido desde los tiempos del Meccano, en diversas encarnaciones: con bombillas incandescentes, motores y aquellas viejas pilas de petaca de 4,5 voltios.

Juguetes más estilizados y potentes

Es ahora cuando estos juguetes se han vuelto más estilizados y potentes -también más caros, basta ver los precios- e incluyen luces LED, sensores muy avanzados y se alimentan a través de pequeñas pilas, paneles solares o conectores USB.

Yendo un poco más allá, LittleBits también promueve los llamados DreamBits, que son módulos personalizados inventados por los propios fans del juego.

Algunos piden kits con placas solares, una conexión USB para 'programar' los inventos y cosas así. Basta con idear un módulo y explicar la idea para enviarla a la compañía y al resto de la comunidad, para que con un poco de suerte se convierta en un módulo real al cabo de un tiempo.

LittleBits ha pegado fuerte entre los aficionados al 'hágalo usted mismo'

A pesar de su corta existencia, LittleBits parece haber pegado fuerte entre los aficionados al 'hágalo usted mismo' y los niños con aspiraciones a ingenieros e inventores.

De vez en cuando se organizan encuentros presenciales, concursos y ha sido objeto de largos artículos en las revistas sobre arte, el mundo digital y la tecnología.

Se podría decir que ha tenido un buen arranque, y que si sigue creciendo al ritmo que marca la imaginación de los aficionados, tiene el futuro asegurado.

­ ­ ­ ­

Tragedia aérea en Francia

Programas para todos los públicos

Andreas Lubitz fue tratado hace años por tendencias suicidas

Así lo ha confirmado la fiscalía de Düsseldorf en un comunicado. Según la investigación, su tratamiento fue anterior a conseguir su licencia como piloto. "No hay pruebas de enfermedad física".

­ ­ ­ ­

Violencia de género

Un hombre mata presuntamente a su pareja en Lleida y después intenta suicidarse

Un hombre mata presuntamente a su pareja en Lleida

Ha fallecido en el hospital al poco de ingresar. 016, teléfono gratuito para víctimas de violencia de género.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Del Bosque: "Se pone mucho el acento en lo negativo"

El seleccionador nacional ha desvelado que no tiene "sed de venganza" ante Holanda. Por su parte, Cazorla ha destacado "la ilusión" de las nuevas incorporaciones a la Roja.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Tsipras no dará marcha atrás en sus reformas, formuladas exclusivamente por Grecia

El primer ministro de Grecia evita entrar en detalles durante su intervención en el Parlamento aunque asegura que no conllevan recorte de salarios y pensiones o despidos masivos.

­ ­ ­ ­

Blog moda

Fascinados por la década de los 50

Fascinados por la década de los 50

RAFAEL MUÑOZ.- Dior, Balenciaga y Balmain son algunos de los grandes modistas de la época dorada de la moda que inunda de glamour el Bellas Artes de Bilbao.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El hospital Vall d'Hebron realiza con éxito su segundo trasplante de cara

El paciente tenía una malformación masiva desde hace 20 años. Le han trasplantado parte de la cara, cuello, boca, lengua y faringe.

Espacio reservado para promoción
cid:1012