Anterior El resto del avión hallado en las costas de la isla de Reunión llega a Francia para su análisis Siguiente La Guardia Costera italiana rescata 780 inmigrantes y cinco cadáveres frente a la costa libia Arriba
Los forenses descartan la compresión torácica del fallecido inmovilizado por un policía

La autopsia revela que el hombre inmovilizado por un policía en Palma murió de sobredosis

  • Se descarta el aplastamiento torácico y la causara el agente

  • El hombre pudo sufrir el síndrome de "delirium agitado"

  • Se analiza si era cocaína la sustancia que llevaba en una bolsa en la boca 

|

La autopsia efectuada al hombre que murió este lunes en Palma mientras estaba siendo inmovilizado por un policía nacional en una calle falleció a causa de una sobredosis, y no por aplastamiento torácico.

Según han informado a Efe fuentes policiales, el análisis del cadáver del hombre, de 37 años, identificado como R.G.T., ha mostrado que no sufría ninguna lesión en el tórax, por lo que se ha descartado que la muerte se debiera a la acción del policía.

Todo indica que el hombre sufrió lo que se llama el síndrome de "delirium agitado", que se produce tras la ingesta de una alta cantidad de droga, normalmente cocaína.

Este síndrome provoca en un principio un comportamiento hiperactivo y violento y, más tarde, puede producir la muerte o lesiones muy graves.

Análisis de una sustancia

Aún falta por saber qué droga ingirió, lo que se resolverá cuando se analice la sustancia que llevaba en la boca en el momento de la muerte.

El fallecimiento se produjo en plena calle después de que un policía lo retuviera al verle correr en ropa interior y con un comportamiento violento.

Según las mismas fuentes, el hombre se había arrojado minutos antes de un balcón y había caído sobre un coche, tras lo que comenzó a correr sin control, algo que podría haber ocurrido por la subida de adrenalina causada por la droga, que luego desembocó en una parada cardiorrespiratoria cuando se encontraba debajo del agente.

Incidente similar días antes

Según han indicado este martes fuentes policiales, el fallecido protagonizó un incidente similar el pasado 9 de junio, cuando avisaron de que sobre las 8.00 horas se encontraba en una cafetería en actitud agresiva e intimidando a los clientes y las camareras. El hombre aseguraba que las bolsas de azucarillos del local tenían droga dentro y estaba "totalmente desorientado", han agregado las fuentes.

Los agentes acudieron al lugar y retuvieron al hombre hasta que llegó una ambulancia. El personal sanitario le administró un sedante y lo trasladó al hospital de Son Espases.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente