Enlaces accesibilidad

El Consejo de Seguridad de la ONU sanciona a los golpistas de Guinea Bissau

  • Prohíbe a esos militares salir del país africano
  • Ha creado un comité de sanciones para vigilar el cumplimiento

Por

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este viernes por unanimidad sancionar con prohibiciones de viaje a la cúpula militar --en la que se encuentra el teniente general Antonio Enjae-- que encabezó el pasado mes de abril el golpe de Estado en Guinea Bissau.

El Consejo ha adoptado una resolución que prohíbe a esos militares salir del país africano y que pide a la Junta Militar dar "pasos inmediatos para restaurar y respetar el orden constitucional, incluido el proceso electoral, garantizando el regreso a los cuarteles de todos los soldados".

El Consejo de Seguridad ha aprobado así crear un comité de sanciones para vigilar el cumplimiento de la resolución y amenaza con endurecer las sanciones ampliándolas a un embargo de armas y la congelación de bienes si los militares no abandonan el poder.

"Antonio Enjae estuvo involucrado en la planificación operativa del golpe de Estado del 12 de abril", asegura el anexo, que añade que Enjae había hecho declaraciones antes de la asonada "amenazando con derrocar a las autoridades e interrumpir el proceso electoral".

Los sancionados

Además del teniente general, el Consejo de Seguridad ha incluido en su lista de sancionados a los generales Mamadu Ture, Estevao Na Mena y Ibraima Camará, a quienes acusa de ser miembros del comando militar que asumió la responsabilidad del golpe, y también al coronel Daba Naualna, portavoz de la junta.

El voto unánime del Consejo se ha logrado, según dijeron fuentes diplomáticas, "tras arduas negociaciones" entre Portugal y los miembros de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que ya tiene desplegados 75 soldados en Guinea Bissau para tratar de estabilizar la situación que se vive tras el golpe.

"La aprobación unánime de esta resolución, el Consejo de Seguridad envía un mensaje muy enérgico no sólo a los rebeldes en Guinea Bissau, sino a toda la región: no se aceptará ningún golpe de Estado que aplaste el orden constitucional y derroque a líderes elegidos democráticamente", ha dicho tras la adopción el embajador portugués ante la ONU, José Felipe Moraes Cabral.

Evolución de la situación y "mediación"

La resolución pide también a todas las organizaciones regionales africanas que sigan de cerca la evolución de la situación y apremia a los países de la CEDEAO que continúen con sus "esfuerzos de mediación" en coordinación con Naciones Unidas, la Unión Africana y la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP).

Necesitamos un esfuerzo conjunto para superar la crisis actual en Guinea Bissau

"Necesitamos un esfuerzo conjunto para superar la crisis actual en Guinea Bissau. Cada una de las organizaciones no puede ayudar a los guineanos por sí sola", ha explicado el embajador Cabral, quien apuesta por que la comunidad internacional presente "una estrategia común" para lograr el abandono del poder por parte de los golpistas.

El golpe de Estado en Guinea Bissau se produjo el pasado 12 mientras el país --uno de los más pobres del mundo-- se encontraba en pleno proceso para celebrar la segunda ronda de sus comicios presidenciales, fijada para el pasado 29 de abril.

Noticias

anterior siguiente