Anterior Estabilizado el incendio de Gran Canaria Siguiente Puigdemont difunde los colegios electorales del 1-O y dice tener "planes de contingencia" para votar Arriba Ir arriba
Aleix Gordo Hostau habla de su novela gráfica 'Sincronías'

Aleix Gordo Hostau lleva el tarot y el "efecto mariposa" al cómic con 'Sincronías'

  • "Un montón de personajes cruzan sus vidas de forma inexperada", asegura

  • Un cómic en el que explora el "efecto mariposa" y las "sincronías"

|

Sincronías (Panini), de Aleix Gordo Hostau, es uno de los cómics más interesantes del año gracias a su original planteamiento inspirado en el tarot y el destino. Y a su historia sobre un montón de personajes cuyas vidas se entrecruzan compartiendo miserias y alegrías, pero dejándonos juzgar a los lectores.

"Un montón de personajes entrecruzan sus vidas de maneras inesperadas dando lugar a situaciones peculiares -comenta Aleix-. Como la vida misma. Las maneras en que pueden llegar a cruzarse las vidas de las personas son inimaginables, sin moraleja…"

Una historia más parecida a Vidas cruzadas que a Pulp Fiction. "Quería contar algo más cercano a Vidas Cruzadas que a Pulp Fiction. Más que nada porqué no quería entrar demasiado en el género negro. No porque no me guste sino porque me interesaba algo más cotidiano, más costumbrista. Mis personajes pueden ser familiares o amigos nuestros (de hecho algunos lo son míos) a quien les suceden cosas que nos suceden a todos... gente que nace, gente que muere, gente que se enamora, gente que sufre, que encuentra lo que busca o no… lo que nos sucede a todos, pero visto desde una óptica muy concreta, la de entender todos esos sucesos como parte de un todo interrelacionado".

"Además, lo atractivo de Pulp Fiction es que la mayoría de los personajes implicados pertenecen a un mundo que de por sí ya es peculiar, lleno de asesinos, narcotraficantes y gente del hampa, con lo que las situaciones que se plantean ya son surrealistas, violentas y yankees de por sí. Lo mío creo que es otra cosa".

El Tarot y la Numerología

El Tarot juega un papel fundamental en Sincronías. "Estilísticamente poco -asegura Aleix-, argumentalmente, es la estructura sobre la que reposa el orden y el contenido de todas las historias que transcurren en la obra".

"El Tarot tiene 78 cartas (el mismo número de páginas que tiene la novela) de las cuales 22 son Arcanos Mayores. Esos 22 Arcanos están representados de alguna manera u otra, por orden, a lo largo de esas 78 páginas. Ya sea encarnando un personaje, una situación o un concepto que aparece en la trama. Muchas de esas interpretaciones a mi aire sobre los Arcanos Mayores, han generado historias que probablemente nunca me hubiera planteado crear por mi cuenta y probablemente tampoco las hubiera relacionado entre ellas de la misma forma".

"Recomiendo encarecidamente a aquellas personas que lean la novela, también lean el texto que hay al final donde explico con un poco más de detalle todo esto. La Numerología sólo tiene un papel tangencial y lo tiene por la estrecha relación que tiene con el Tarot".

Un juego en el que profundizar

El lector puede elegir entre leer la historia sin más o profundizar en el tema, para lo que Aleix nos ofrece unas claves. "Esa era mi humilde intención. Quería contar una historia que realmente fuera para todos los públicos, tanto para aquellos que quisieran disfrutar de media hora de lectura e irse a dormir, o lo que fuere, como aquellos que quisieran leer y releer sus páginas desvelando correlaciones, algunas hechas a propósito y otras no".

"El otro día quedé con un amigo (que sabe mucho sobre el Tarot y que me ha ayudado en algún texto que aparece en la novela) y nos estuvimos riendo porque le encantó que hubiera puesto el número XII, El Colgado, al aula de la universidad de donde salen unos personajes muy asqueados. Uno de los significados de El Colgado podría ser el estado de profunda introspección y estudio y al mismo tiempo un momento de detención, de suspenso y aprisionamiento involuntario".

"Desde luego es un juego que propongo al lector, creo enriquece la experiencia de leer la novela".

Sin embargo Aleix confiesa que no es un experto en el Tarot. "Bueno, no creo que se tenga que “creer” en el Tarot. Para mi no son más que viñetas sin texto donde suceden cosas, donde se explica una historia o varias... cada cual tiene su manera de verlo. Si hay gente que lo utiliza para predecir el futuro, para explicar la forma del Universo o si la yaya fuma o no fuma, y hay gente que se los escucha, allá cada cual con su consciencia, su desesperación o su estupidez".

"La verdad -continúa Aleix- es que tengo un conocimiento muy pobre sobre el tema, desde el principio me lo planteé como un juego que me sirvió para ordenar las historias y como “coaching” para generar nuevas. Fue como ir desgranando mi propia historia y fue muy enriquecedor. Fue una manera original de construirla.

"El efecto mariposa" y la "Sincronía"

En el libro, cosas que pasan en un continente afectan a personas que están a millones de kilómetros de distancia, el llamado efecto mariposa. "Bueno, no me gustaría aburrir mucho al lector con esta respuesta, jajaja -bromea aleix-. Confío bastante en que “el aletear de las alas de una mariposa puede generar una tempestad al otro lado del mundo”. Si el cambio de una sola de nuestras células puede producir la muerte de una persona y con ello afectar todo y todos los que la rodean para siempre, imagínate una mariposa! Jajaja".

"El concepto “sincronía” (“que sucede a la vez en el tiempo”) es parte de la ejecución de ese “Efecto Mariposa”. Sólo nosotros le otorgamos algún valor sorprendente, porque por poco que indaguemos se plantean problemas con muchíiiiisimas variables y nos parecen imposibles de plantear o resolver. Pero esto sucede a todas horas, en todas partes… y sabemos muy poco de donde vienen y a donde irán (mira lo que sucede con las bolsas y los mercados de valores!!). En el centro de este torbellino de sucesos estamos cada uno de nosotros. De eso trata la novela, es una tentativa de explicar una fracción del devenir de ese torbellino desde esta perspectiva… la de la vida".

"Casualidad no es lo mismo que causalidad. La casualidad es un suceso que por definición no se puede ni prever ni evitar. La causalidad hace posible la casualidad, algo sucede por una causa. Las normas a las que están sujetas esas causalidades dependen del cristal con que se mire.
De todas formas no creo ser capaz de responder a esta pregunta como Dios manda, sólo soy un dibujante…"

Influencias de un artista urbano

Aleix también nos ha confesado sus influencias: "No puedo negar que la novela se incluiría en el género, si es que lo hay, que ocupan películas como Babel, Magnolia, Vidas Cruzadas o, hasta cierto punto, Closer. Por el énfasis que hay en el explicar las conexiones que hay entre los personajes que las componen y por el tipo de historia y de narrativa que se repite de alguna forma u otra en todas ellas".

"A nivel estilístico no creo que tenga unos referentes muy claros, quizás las últimas obras de Pedrosa, Christian Cailleaux,… el universo que compone la novela gráfica francesa en general. Salió de esta manera sin pensarlo mucho".

Aleix combina el cómic con el graffiti y el arte urbano. "Es una larga historia, pero podríamos decir que debo ser el único tarado que accedió al mundo del graffiti a través del cómic. Desde que era adolescente siempre estuve rodeado de graffiteros, pero mi vida iba por otros derroteros y nunca me dio por salir a la calle a pintar. Nunca, hasta que se me ocurrió hacer un cómic sobre graffiti, el primero en España. Como decidí insertar piezas (graffiti) de verdad en las paredes que aparecían en muchas viñetas del cómic, contacté con 90 escritores de toda España y algunos del extranjero. No sólo acabé publicando un cómic sino que acabé encontrando buenos amigos. A partir de ahí empecé a pintar. De todas formas, no creo que haya nada de mi faceta de graffitero en esta novela gráfica aparte de algún tag en alguna pared, que no pude evitar..."

"En cuanto al cambio radical de estilo, fue un acto de fe... Tres de mis colegas y yo nos encerramos 24 horas en mi estudio para crear un cómic de 24 páginas desde cero, un ejercicio que propone Scott McCloud en uno de sus libros y que hicimos para pasar el rato. Dos de esos colegas lo grabaron todo con sus cámaras y salió un documental. A raíz de esa experiencia empecé a utilizar el pincel en lugar de los rotuladores calibrados que normalmente utilizaba. Me acabó saliendo un estilo bastante distinto al que solía hacer hasta entonces. Al principio no me gustaba pero me fui acostumbrando, le fui pillando el gusto y acabé bajando mi nivel de neurosis con los detalles y la línea clara, lo que me liberó en gran manera. Sincronías es el resultado de todo este proceso que ha durado años".

Proyectos

Aleix asegura que le interesa más el fondo que la forma de cualquier creación artística: "Creo que hoy en día conviven todas las combinaciones posibles entre buen dibujo/mal guión, mal dibujo/buen guión, etc... Aunque diría que algo así, de momento, sucede más en el mundo del cine que en el mundo del cómic. Estoy harto de ver grandes producciones, técnicamente increíbles, con guiones nefastos. Afortunadamente en el cómic hay obras para todos los gustos y calidades".

"De todas formas se tiene que entender que el mundo del cómic es una industria pequeña y especializada donde la figura del guionista profesional es inexistente (o solo existe en lugares de grandes mercados como EEEUU o Francia, o en casos muy, muy concretos) lo que reduce las posibilidades de encontrar a un individuo que sepa dibujar y guionizar muy bien a la vez y tenga el tiempo para todo sin morirse de hambre en el proceso... jajaja".

Para terminar nos ha contado sus proyectos "Pues ando liado con una marca de licencias para aplicar mis ilustraciones a mochilas, camisetas, etc… Y tengo pendiente pintar algunos murales en varios festivales con presencia de arte urbano, como el SWAB en Barcelona u otro en Ibiza. Además tengo muchas ganas de empezar otro cómic y meterme a hacer un “álbum francés” de 32 páginas, con la colaboración de algún guionista, y currarme mucho más el dibujo. Eso si antes no se nos hunde el país en el mar como el Atlántida! Jajaja".

De lo que no cabe duda es es de que Sincronías es un cómic que nos abre nuevos horizontes. Luego, todo depende de hasta donde quiera llegar cada lector.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente