La escopeta del calibre 36 con la que Froilán se disparó en el pie

  • Se trata por tanto de un calibre reducido y relativamente poco común
  • A menor número de perdigones, más grandes y mayor índice de mortalidad
JOSÉ CERVERA 

En cualquier munición de arma de fuego hay tres elementos básicos a considerar para analizar su capacidad destructiva, pero uno de ellos condensa la capacidad del arma. Se trata del calibre, que mide en milímetros (en Europa continental) o en pulgadas (en el mundo anglosajón) el diámetro del cañón.

Como esta dimensión es determinante en el tamaño del cartucho utilizado, es el dato que se emplea como medida de potencia del disparo, especialmente en las armas de ánima rayada como rifles, pistolas o revólveres.

En las escopetas, que suelen ser de ánima lisa, se emplean en cambio otras medidas que tienen que ver con los otros dos puntos clave de cualquier munición: las características del proyectil (peso, forma, número) y la carga de pólvora propulsante

Las escopetas disparan cartuchos que están compuestos por una carga propulsante en la base y un número de perdigones esféricos en el extremo, todo ello dentro de un paquete de cartón o plástico que sirve como contenedor. La base aloja el fulminante encargado de iniciar la detonación.

El objetivo del cartucho es dispersar una nube de perdigones, cuya capacidad de herir o matar a diferentes distancias depende del número y el tamaño de los perdigones, y también de la cantidad de pólvora que los propulsa.

En general a menor número de perdigones más grandes mayor mortalidad y distancia; cuantos más perdigones y más pequeños menor el alcance y la letalidad, excepto a distancias muy cortas, pero mayor apertura de la nube y por tanto menor puntería necesaria. Los perdigones eran antes de plomo, pero en la actualidad la preocupación por la contaminación medioambiental los ha reemplazado por otros materiales (acero, bismuto o tungsteno).

La medida tradicional de la potencia de fuego de las escopetas es un tanto extraña, puesto que aunque se habla de calibre (en español o; gauge en inglés) no se trata de un diámetro, sino de un peso.

El llamado ‘calibre’ de una escopeta es el número de perdigones de plomo con el diámetro del cañón que hacen falta para sumar un peso de una libra (453,59 gramos). El nombre proviene de cuando la denominación de los cañones de artillería dependía del peso del proyectil que disparaban, y se hablaba así de artillería de tres, o de nueve libras. De ahí que técnicamente una escopeta del calibre 36 sea un arma que dispara perdigones tales que 36 de ellos del mismo diámetro que el cañón pesarían una libra.

En la práctica esto se corresponde con un diámetro de la boca de fuego (o calibre convencional) de 12 mm, o 0,410 pulgadas. La longitud del cartucho 36 puede ser de 65 mm, con una carga de 11 gramos de pólvora, o de 50 mm, con 9 gramos de carga. Normalmente las versiones de caza llevan entre 7 y 9 perdigones, aunque las de tiro al plato pueden llevar muchos más. El calibre anglosajón .410 tiene el mismo diámetro, pero su longitud es de 3 pulgadas (76,2 mm) y tiene por tanto mayor carga de pólvora. 

Se trata por tanto de un calibre reducido y relativamente poco común, menos potente que el tradicionalmente utilizado para caza menor, que es el conocido como calibre 12, pero con características balísticas similares en un arma más pequeña y manejable.

El calibre 36 se suele emplear para cazar animales muy menudos, como zorros, conejos o pequeños pájaros, y la variante 410 bore se emplea en el tiro al plato olímpico. Al tener menor diámetro y carga el retroceso es más sencillo de controlar que en un arma de mayor calibre, por lo que es una buena escopeta de introducción al tiro.

­ ­ ­ ­

Operación 'Margen Protector'

Al menos siete muertos en la tercera jornada de bombardeos israelíes sobre la franja de Gaza

Israel lanza más de 300 ataques sobre Gaza en una sola noche

Este jueves han muerto ya al menos 10 personas. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reúne de urgenica para analizar la situación.

­ ­ ­ ­

San Fermín 2014

Accidentado y veloz cuarto encierro de sanfermines 2014, de la ganadería Garcigrande

ANA BELÉN G. FLORES.- La carrera, con numerosas embestidas, deja dos heridos por asta.

­ ­ ­ ­
Argentina gana en los penaltis a Holanda la semifinal del miedo

Argentina gana en los penaltis la semifinal del miedo

RAMÓN PIZARRO

La semifinal muestra un choque de escaso fútbol entre dos equipos ultradefensivos. Sergio Romero, héroe de los argentinos, para dos penaltis en la tanda decisiva. Argentina volverá a jugarse, 24 años después, con Alemania la final de un Mundial.

­ ­ ­ ­

Accionistas minoritarios y afectados inician acciones judiciales contra Gowex y su auditor

Acusan a su consejo de administración de varios delitos como el de estafa. Señalan también a la CNMV y al MAB por no detectar la falsedad de Gowex. Asinver ha pedido la entrada en prisión de Jenaro García, que pide personarse en la causa.

­ ­ ­ ­

El abuelo que saltó de la novela al cine

ESTEBAN RAMÓN.- Se estrena la versión cinematográfica de la exitosa novela de Jonas Jonasson. RTVE.es entrevista a Felix Herngren, director de la adaptación que ha triunfado en la taquilla de Suecia y Alemania.

­ ­ ­ ­

Un gel probado en ratones permite prevenir la transmisión sexual de VIH hasta 24 horas

El gel se tiene que aplicar ocho horas antes de la relación sexual. Aún quedan varias fases clínicas para poder comercializarlo.

Espacio reservado para promoción
cid:1420