Anterior El regreso de las vacaciones acaba con al menos 15 muertos en las carreteras Siguiente Cinco muertos y dos heridos muy graves tras la explosión de una pirotecnia en Zaragoza Arriba
Las lluvias primaverales no paliarán la sequía actual

"Una primavera normal no sería suficiente para paliar la sequía"

  • La primavera entra el día 20 a las 6.14 horas con lluvias en el este

  • Se espera más calurosa de lo normal y con las lluvias de siempre

|

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera, ha señalado que "una primavera normal no sería suficiente para paliar la sequía". Lo frecuente es que en esta estación llueva en torno al 25% de lo que lo hace en todo el año, es decir, unos 600 mm. "Esperemos que esos valores normales los tengamos", ha deseado Rivera. "El peor escenario sería que no diera lluvias", ha añadido.

En una rueda de prensa en la sede de la Aemet, Rivera, en su último día de trabajo ya que se jubila de forma voluntaria dejando en el cargo a Fermín Elizaga, ha mostrado su preocupación por la sequía del suelo. "No hay posibilidad de tener humedad en ningún sitio y da fenómenos tan curiosos como el de los chispazos famosos, que como el aire está tan seco, el cuerpo humano no descarga y nos vamos dando chispazos por todos lados".

Además ha explicado que poco se puede esperar del deshielo para que crezcan los embalses tras las escasas precipitaciones. "En las cuencas del Ebro y del Duero puede ocurrir, pero no habrá crecidas significativas en el resto".

La primavera, que entrará de forma oficial el día 20 a las 6.14 de la mañana, traerá consigo un frente que dejará precipitaciones en el este peninsular y un descenso de las temperaturas, lo que incluso puede provocar nevadas. "La primavera está a punto de empezar y de momento muestra una cara amable, porque empezará con lluvia", asegura el portavoz.

Esperando el agua

La predicción para el trimestre abril- junio es que las temperaturas, a pesar de que bajarán la semana que viene, estén por encima de sus valores normales en la España peninsular y Baleares. Sobre las precipitaciones, muy esperadas tras soportar el invierno más seco en 40 años, "no se prevé que haya tendencias significativas", según ha detallado por su parte el coordinador de la Aemet, Ángel Alcázar, lo que se traduce en 600 mm. de agua.

El lunes 19 de marzo, festivo de San José, "comenzará una semana complicada" , aunque "no podemos precisar el grado de afectación", explica Alcázar. Las lluvias se esperan en el este peninsular, en Levante y el área del Mediterráneo. El tiempo estimado del frente, que no se sabe a que velocidad avanzará y que no dejará agua en la vertiente atlántica, durará "dos o tres días".

Alcázar, debido al descenso "importante" de temperaturas en la semana que comienza, no descarta que incluso nieve en algunos puntos del tercio norte peninsular. El frío será el propio del mes de marzo, e incluso por debajo, ha precisado.

Sobre el tiempo que hará en Semana Santa, el coordinador de la Aemet explica que aún es pronto para saberlo, pero la agencia pondrá en marcha el dispositivo especial de prevención el día 28 de marzo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente