Enlaces accesibilidad

Los Oscar: mucho ruido, menos dólares

       
  • Las películas con mayor recaudación no han recibido nominación a mejor director
  •    
  • War Horse ha ganado sólo unos 6 millones de dólares tras el 24 de enero
  •    
  • Tan fuerte, tan cerca y The Artist, las más rentables

Por

Nueve películas optan al Oscar como mejor película estrenada en 2011. La mayoría debemos pensar que llevarse ese reconocimiento supondrá un significativo aumento de la recaudación. De hecho, recibir la nominación a la máxima categoría ya debe suponer un plus en la carrera comercial de cualquier título. Si observamos lo que sucede en el mercado norteamericano, al menos en los últimos cinco años, la realidad es un poco diferente.

Lo que sí parece obvio es que cuantos más títulos haya optando a los grandes premios el efecto positivo sobre la taquilla de cada uno de ellos se difumina. Y repasando los resultados acumulados de las candidatas de éste año aún nos llama la atención algún otro detalle.

Criadas y señoras, más de 169 millones

De entrada, constatar que las tres películas con una mayor recaudación hasta el momento no han recibido nominación a mejor director (de hecho, son cuatro de las nueve las que están en esa extraña situación). Criadas y señoras lleva acumulados más de 169 millones de dólares en su mercado doméstico. Ha recibido cuatro nominaciones (entre ellas a mejor película y mejor actriz) pero el 100% de su recaudación es anterior a las mismas (se había estrenado en agosto).

War Horse suma cerca de 79 millones de dólares de recaudación. Se estrenó en diciembre, pensando muy especialmente en la carrera hacia los Oscar pero, aun habiendo recibido la nominación a mejor película (y otras cinco candidaturas en apartados técnicos), sólo un 8% de su taquilla (unos 6 millones de dólares) se han generado tras el 24 de enero (fecha en que se hicieron públicas las aspirantes a los premios).

Moneyball ha ingresado 75,6 millones de dólares hasta el momento. Tiene 5 nominaciones además de optar a mejor película entre las que destaca la de mejor actor para Brad Pitt. Se estrenó en septiembre de 2011 y desde el 24 de enero sólo ha recaudado 72.000$, un 0,1% de la cifra total acumulada.

Los descendientes, con 75 millones ingresados, es la primera de las nominadas a mejor película que también lo está a mejor director (Alexander Payne). Entre las otras tres candidaturas, la de mejor actor para George Clooney. Estrenada en noviembre, en éste caso sí parece que las nominaciones le han dado un empujón comercial apreciable: 23,5 millones de euros, un 31% de lo recaudado hasta la fecha, se ha generado a raíz de hacerse públicas las candidaturas.

Hugo, la segunda en número de nominaciones

Hugo ha vendido entradas por valor de casi 67 millones de dólares en Norteamérica. Es la segunda película con mayor número de nominaciones (once) si bien sólo tres se pueden considerar de primera categoría (película, director y guión adaptado), que no es poco. Sea como fuere, sólo un 16% de su taquilla (10,7 millones de dólares) se ha generado tras saberse las candidaturas a los Oscar. La película se había estrenado a finales de noviembre.

Midnight in Paris se estrenó en Mayo de 2011 en Estados Unidos. O no pensaba en los Oscar, o no creía que le fueran a caer nominaciones de peso o, sencillamente, le daba igual. Prácticamente el 100% de sus 56,5 millones de dólares son previos al 24 de enero (sólo un 0,2% lo han recaudado los 40 cines que seguían manteniéndola en cartel de los mil que llegaron a exhibirla), día en que se supo que optaría a cuatro estatuillas, entre ellas a las de mejor película, mejor director y mejor guión original.

Encontramos a continuación a las dos películas que mejor habrían rentabilizado las nominaciones recibidas, aquellas que han recaudado más dinero tras el 24 de enero que desde su estreno hasta esa fecha. Cada caso es distinto y conviene analizar su comportamiento en taquilla para no generalizar y sacar conclusiones erróneas.

Extremely Loud & Incredibly Close era una de esas películas que se estrenan a conciencia pesando en sacar el máximo provecho de la carrera hacia los Oscar. Arrancan a finales de diciembre para que, por fecha, pueda optar a los premios con la mirada fija en el 24 de enero. Lo hace en seis cines y así aguanta hasta el 20 de enero, el viernes previo a las nominaciones, en que aumenta hasta 2.630 pantallas. Sólo recibe dos (a mejor película y a mejor actor de reparto) y eso hace que sus descensos desde entonces hayan sido muy agudos. No obstante, las cifras dicen que el 37% de sus 30,6 millones de dólares provienen de antes de las nominaciones y que el 63% restante se ha generado con posterioridad. Como vemos, hay truco.

The Artist, la gran vencedora

The Artist, en cambio, aunque ha seguido una estrategia similar en cuanto a incremento de presencia de mercado, no ha sufrido caídas tan agudas tras las nominaciones. Bien es cierto que sus números son más modestos, tanto en el de copias distribuidas en cada fase como en recaudación acumulada, pero también es verdad que ha sido la gran vencedora en las nominaciones (diez en total, cinco de primer nivel incluyendo película, director, actor, actriz de reparto y guión original), es la gran favorita para alzarse con los grandes premios el próximo domingo y la mejor posicionada para beneficiarse en taquilla tras la ceremonia de entrega de los Oscar.

Se estrenó el 25 de noviembre en cuatro cines; el fin de semana de Navidad aumentaba su presencia hasta 167 salas que se convertían en 216 a mediados de enero y alcanzaban las 662 el fin de semana previo a saberse las nominaciones. Hasta ese momento había recaudado unos doce millones de dólares. Tras recibir las diez candidaturas aumentó a casi 900 cines su presencia y entró en febrero exhibiéndose en 1.005 salas, de las cuales ha perdido unas 200 en las dos últimas semanas. Desde el 24 de enero ha recaudado 15 millones de dólares, el 55% de su acumulado actual.

Idéntico caso el de El Árbol de la vida al de Midnight in Paris. Eso sí, con cifras menores. La de Terrence Malick se estrenó el 27 de mayo, muy lejos también de la temporada de Oscar. Ha recaudado 13,3 millones de dólares, todos ellos antes de recibir tres nominaciones, entre ellas a mejor película y mejor director, sin haber esatdo en ningún momento en más de 237 salas.

Queda la incógnita, por tanto, de saber cómo afectan los Oscar a las películas que se lleven los galardones más preciados. Echemos un vistazo a lo sucedido en los últimos cinco años para intentar imaginar qué puede suceder.

La experiencia de otros años

La película vencedora de entre las estrenadas en 2006 (entrega de premios en 2007) fue The Departed (Inflitrados) con cuatro estatuillas. Recaudó el 92% de su taquilla final (132 millones de dólares) antes de las nominaciones, un 7,6% tras éstas y sólo un 0,4% tras recibir los grandes premios (580.000$ en 274 salas habiéndose estrenado en 3.000 en el mes de octubre anterior).

Al año siguiente fue No Country for Old Men (No es país para viejos) la ganadora, que se llevó para casa también cuatro premios. Alcanzó los 74 millones como cifra final. De ellos, prácticamente el 66% los acumuló antes de las nominaciones con 1.300 cines; un 20% lo generó antes de la ceremonia de entrega y el 13,5 restante (unos diez millones) vinieron tras recibir las estatuillas, momento en que pasó a exhibirse en 2.000 salas. Se había estrenado a primeros de noviembre de 2007.

Slumdog Millionaire, la excepción

En la gala de 2009 el gran reconocimiento fue para Slumdog Millionaire. Se había estrenado en noviembre de 2008 en 614 salas y recaudó 44,7 millones de dólares antes de las nominaciones, momento en que aumentó a 2.200 el número de cines en exhibición. Sumó más de 53,6 millones tras recibir diez candidaturas. Tras alzar ocho de ellas pasó a verse en más de 2.900 cines e ingresó otros 43 millones adicionales. En resumen, 141 millones acumulados muy bien repartidos: un 32% ante de las nominaciones; un 38% tras éstas y un 30% después de recibir los premios. Es un muy buen ejemplo de cómo los Oscar convierten una película con un buen resultado en un gran éxito de taquilla. Como estamos viendo, no obstante y, a diferencia de lo que podría parecer, no es lo habitual.

En tierra hostil, triste récord

La ceremonia de 2010 entronizó a The Hurt Locker (En tierra hostil), que tiene el triste récord de ser la película ganadora como mejor película y mejor dirección con peores resultados en taquilla. Estrenada en junio de 2009, recaudó 12,6 millones de dólares antes de recibir nueve nominaciones, lo cual le permitió sumar dos millones más (un 12% del total final). Tras ganar seis premios añadió 2,3 millones (cerca de un 14%) a una taquilla que acabó en 17 millones de dólares. En su momento de máxima exposición estuvo presente en 535 cines. Tras la ceremonia en que se proclamó vencedora estaba en 350.

El último referente próximo es el de The King's Speech (El discurso del Rey). Es éste el ejemplo de película trabajada para sacar provecho de los Oscar y que lo consigue, sobre todo, con las nominaciones. Estrenada en noviembre de 2010 en casi 1.700 cines recaudó 58 millones de dólares antes del 25 de enero. Al recibir 12 candidaturas (entre ellas seis de primer nivel) se encuentra en casi 2.600 cines y suma 56 millones de dólares antes de la gran gala. Finalmente obtiene cuatro grandes premios y añade 21 millones más a su recaudación. En total, más de 135 millones de dólares, de los cuales sólo un 16% se generan tras la ceremonia. Eso sí, el 84% se reparte, casi por igual, entre el periodo previo a las nominaciones y el que transcurre entre éstas y la entrega de premios.

Con todos éstos precedentes, seguro que la ganadora del próximo domingo tendrá un espejo al que mirarse. Ojalá sea uno de los que más contento te dejan. O sea, uno de esos casos en que la vida comercial después de la ceremonia sigue dando alegrías en forma de muchas entradas vendidas.

Noticias

anterior siguiente