Anterior Ruth Beitia se queda sin medalla en salto de altura Siguiente Europa aumentará el control de la identidad de los pasajeros que viajen en tren de larga distancia Arriba
Los responsables de Soundreef remarcan que son una alternativa legal a la SGAE
Los responsables de Soundreef remarcan que son una alternativa legal a la SGAE

Soundreef, "una alternativa 100% legal a la SGAE" para ambientación musical, aterriza en España

  • Llega de la mano de Xenox y ofrece 300.000 pistas de ambientación musical

  • Sus servicios, aseguran, reducen las cuotas de la SGAE entre un 40 y un 50%

  • Acaban de aterrizar en España, pero ya trabajan en Inglaterra, Italia o Suecia

|

Cada vez que el propietario de un local reproduce música en su establecimiento, ya sea un gimnasio, una peluquería o un hotel, tiene que pagar una tasa. Es el impuesto de Comunicación Pública. Y se paga a la SGAE y AGEDI, las dos entidades que gestionan los derechos de autor en España.

Las críticas a la SGAE, por sus elevadas cuotas y la falta de transparencia de su gestión, además de la complicada situación económica que atraviesa medio mundo, han provocado el nacimiento de otras entidades de gestión que ofrecen servicios similares, pero con precios más reducidos que estos organismos.

Es el caso de Soundreef, una empresa inglesa con base en Italia que se perfila como "una alternativa 100% legal a la SGAE en España  y que reduce las tasas entre un 40 y un 50% respecto a los precios actuales", asegura a RTVE.es Alessandro Baldi, responsable de ventas del sur de Europa de la compañía.

Soundreef llega a España de la mano de Xenox, una compañía mallorquina que suministra todo tipo de soluciones de ambientación musical (basadas en el hilo musical) y que pone los dispositivos para escuchar la música de Soundreef vía streaming con todo tipo de garantías legales.

Una lista renovable

El catálogo actual consta de unas 300.000 pistas musicales, "aunque se renueva continuamente, mes a mes", señala Baldi, pero vaticina que "serán muchas más porque los grandes sellos están respondiendo y provocarán cambios en un sector del que ahora mismo se tiene un desconocimiento absoluto".

La llegada de Soundreef al mercado español, así como a otros países europeos, se basa en una decisión de la Comisión Europea [PDF] del año 2008 que ampara a los establecimientos a escoger la entidad de gestión con la que ambientar musicalmente su negocio.

El servicio ofrecido es un contenedor, una carta de canales a través de Soundreef que ofrecen una música determinada para cada establecimiento, en función de sus necesidades.

Es un servicio all inclusive, música, dispositivos y asistencia legal

Sus responsables lo califican como "un servicio all inclusive. Pistas musicales, dispositivos y asistencia legal por si un inspector de la SGAE se presenta por el establecimiento a pedir explicaciones. Es simple. Xenox pone los medios y Soundreef los contenidos", señala Baldi.

Cada canal cuenta con una playlist de entre 700 y 1.000 canciones que se "renuevan mensualmente", a medida que la compañía firma nuevos royalties.

Y "por si falla el streaming", en caso de que la conexión a internet se caiga, el reproductor de Xenox cuenta con un disco duro que permite seguir reproduciendo música durante un tiempo limitado hasta recuperar la conexión, explica Marcos Servera, director comercial de la empresa española.

Tarifas y "transparencia"

La cuota de Xenox ronda los 30 euros mensuales, aunque depende del número de establecimientos del propietario y los dispositivos que necesite, al margen del canon que hay que pagar a Soundreef, que también varía en función de los metros cuadrados y los altavoces de los que disponga el local.

Otro de los puntos fuertes de la iniciativa que acaba de aterrizar en España es la "transparencia". El autor, asegura Baldi, "sabe qué canciones se están reproduciendo, cómo, dónde y cuándo, como si fuera un mapa de Google Maps, en tiempo real".

El autor sabe qué canciones se están reproduciendo y cuánto va a recaudar casi en tiempo real

De este modo, "puede saber dónde se escucha más su música y el dinero que va a recaudar, que se establece en un porcentaje de 50-50". Además, "Soundreef paga por lo que se reproduce, no por lo que haya vendido en el pasado o si es más o menos famoso", puntualiza el responsable.

Países como Inglaterra, Suecia, Italia, y ahora España, cuenta con esta alternativa a la SGAE que pretende abrirse terreno en el campo de la ambientación musical y que ha dado los pasos para establecerse también en Francia, Alemania y en el mercado del este de Europa en un futuro próximo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente