Enlaces accesibilidad

El frío que viene de Siberia

  • Este tipo de olas de frío se suelen producir cada siete u ocho años
  • Se caracteriza por temperaturas muy bajas y fuertes vientos

Por
Continúan bajando las temperaturas en toda España

Que en invierno hace frío no es noticia, pero que las temperaturas sean mucho más bajas de lo normal y que haya más viento de lo habitual en la Península Ibérica porque ha llegado una ola de frío siberiano sí que lo es. Y es que no es algo que ocurra todos los años.

“Es algo excepcional que se suele producir cada siete u ocho años. La última ola de frío siberiano parecida la vivimos en enero de 2005”, explica Mónica López, directora del área de El Tiempo de TVE. Es una situación que se da en contadas ocasiones cuando por un lado coinciden un anticiclón en el centro de Europa y por otro, una borrasca sobre el Meditarráneo que forman un pasillo de corriente gélida.

Esta ola de frío que amenaza con dejar congelado a casi todo el país por sus bajas temperaturas y los fuertes vientos procede de Siberia y en su viaje hasta España ya ha causado bastantes estragos por Europa y ha dejado 89 muertos.

“En realidad se trata de una masa de aire polar continental cuyo origen está en Siberia o la estepa rusa. Es polar porque procede de latitudes altas, y continental porque se genera en el interior del continente”, asegura José Miguel Viñas, especialista en Meteorología y colaborador habitual del programa No es un día cualquiera de RNE.

Diferente a las olas de frío habituales

Normalmente en invierno a España suelen llegar olas de frío polares marítimas, que son bastante diferentes a la que tenemos ahora. La principal diferencia estriba en que “la polar es húmeda, procede del norte del Atlántico, de Islandia o Canadá, y da lugar a nevadas y a tiempo más revuelto, mientras que la siberiana es más seca, con grandes heladas y con vientos muy intensos”, señala Viñas.

Lo más característico de esta ola de frío, que ya se ha empezado a notar en el norte y nordeste peninsular, es que hará que los termómetros marquen temperaturas por debajo de los 0ºC en gran parte del país, salvo en puntos de Andalucía –Costa del Sol y golfo de Cádiz- Ceuta, Melilla y Canarias, y se producirán fuertes heladas.

“En algunas capitales de provincia las temperaturas mínimas podrían bajar hasta los 10ºC bajo cero. En los Pirineos incluso podrían registrarse mínimas de menos 20ºC”, advierte López. El momento más crudo de la ola de frío se producirá entre este jueves por la noche y el sábado por la mañana.

También habrá fuertes vientos que soplarán del nordeste que provocarán que se incremente la sensación térmica de frío, en especial desde este jueves por la tarde al viernes por la tarde.

Y aunque las nevadas no son muy habituales en olas de frío siberiano, si que está dejando ya precipitaciones en forma de nieve en puntos del Cantábrico, en Cataluña, en Baleares y el Valle del Ebro.

En principio, el frío siberiano empezará dejar la península a partir del domingo, pero todavía está por ver si no llegará otra corriente de aire gélido. "Si la oleada se mantuviera en las próximas semanas, podríamos compararlo con otro episodio similar y excepcional ocurrido en 1956 cuando se alargó durante tres semanas y durante el cual se produjeron temperaturas muy bajas”, señala Viñas.

Ante este tipo de fenómenos, la recomendación habitual es abrigarse bien y resguardarse del viento. Asimismo la DGT aconseja moderar la velocidad por carretera y extremar la precaución por las heladas generalizadas y por el viento.

Noticias

anterior siguiente