Enlaces accesibilidad

Críticas a Ana Mato por tildar de "violencia en el entorno familiar" el asesinato de una mujer

  • Madina califica de "vergüenza" que Sanidad no hable de violencia de género
  • El término "violencia de género" fue acuñado por la ONU en 1995

Por

La nueva ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Ana Mato, ha recibido las primeras críticas de la oposición por su actuación al frente de esta cartera después de que definiera este lunes como "violencia en el entorno familiar", en lugar de como "violencia de género" o "machista", el asesinato de una mujer por su pareja en Roquetas de Mar (Almería) -la número 59 en lo que va de año-.

En una nota hecha pública por el ministerio en su web, el departamento que dirige Ana Mato explica las circunstancias del asesinato de la mujer, de 33 años y origen ruso, a quien su pareja, español de 71, disparó con una escopeta de caza y después se suicido. Ambos tenían un hijo en común y no había antecedentes de maltrato.

Sanidad recurre en tres ocasiones en el texto al término "violencia en el entorno familiar", lo que ha provocado ya cierta polémica en internet, con críticas del principal partido de la oposición, el PSOE, y en los medios de comunicación.

Dirigentes del PSOE como Eduardo Madina, diputado por Vizcaya y secretario general del grupo socialista, califica en su cuenta de Twitter de "vergüenza" las palabras de Mato y advierte de que "ahí no se puede volver"; el exministro socialista Jordi Sevilla critica que "el lugar epistemológico de la mujer" sea "distinto en la visión conservadora del mundo".

"Violencia de género" según la ONU

La búsqueda de un término adecuado para denominar a la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres precisamente por su condición de mujeres es motivo de debate en los últimos años en España.

El término violencia de género, acuñado en la convención de la ONU sobre la mujer celebrada en Pekín en 1995, tiene el apoyo de los organismos internacionales y asociaciones de mujeres, así como, hasta ahora, del Gobierno y de la propia ley "de medidas de protección integral contra la violencia de género".

No obstante, algunos sectores han expresado objeciones gramaticales -las personas no tienen género sino sexo- que han dado paso a otras formas de definir este fenómeno como violencia machista o violencia contra las mujeres.

El término violencia doméstica se usa cada vez menos, debido a que sitúa el problema en el entorno en el que se produce y obvia que la violencia se ejerce contra la mujer.

Ana Mato, como recuerda el comunicado de Sanidad, se refirió en su toma de posesión a la necesidad de intensificar desde el consenso la lucha contra la lacra de "la violencia que se ejerce contra las mujeres".

Noticias

anterior siguiente