Enlaces accesibilidad

Ascienden a ocho los muertos por la infección que Alemania achaca a pepinos españoles

  • España niega que la contaminación de los pepinos fuera en el origen
  • Bruselas ha admitido que se pudieron contaminar fuera de España

Por
La Comisión Europea dice que los pepinos no tuvieron por qué contaminarse en España

Los casos confirmados de víctimas mortales en Alemania por el brote de una peligrosa variante de la bacteria E. coli Enterohemorrágica ascienden ya a ocho según las autoridades sanitarias alemanas, que achacaron las tres primeras muertes a pepinos contaminados procedentes de España.

El último fallecimiento por el síndrome urémico hemolítico (SUH) que produce este germen es una mujer de 87 años, quien falleció anoche en la Clínica Universitaria de Eppendorf, en la ciudad-estado de Hamburgo (noroeste de Alemania), según confirmó este centro hospitalario.

Su confirmación oficial se produjo pocas horas después de que las autoridades alemanas anunciasen la muerte de la séptima víctima mortal de "E. coli", -una mujer de 38 años-que se produjo el pasado jueves en el hospital central de la ciudad de Kiel, en el estado federado de Schleswig-Holstein (norte del país).

400 de los afectados por este brote infeccioso

Las autoridades sanitarias alemanas apuntaron que aún no se ha alcanzado el punto álgido de la infección, por lo que instaron a los ciudadanos, especialmente en el norte del país -donde se han producido la gran mayoría de casos- a extremar las medidas de higiene.

Alrededor de 400 de los afectados por este brote infeccioso, de los que 60 están calificados de graves, se detectaron en Hamburgo (noroeste de Alemania), y casi todos los demás, entre los estados de Baja Sajonia, Schleswig-Holstein y Renania del Norte-Westfalia, según el Instituto Robert Koch de Berlín.

Después de que tres mujeres -de 83, 89 y 24 años- fallecieran como consecuencia del síndrome urémico hemolítico (SUH) causado por el germen, este viernes también se confirmó que la muerte de un hombre de 38 años, que fue hallado por los bomberos en su apartamento de Hamburgo, se debía también a esta bacteria intestinal.

Además, otras dos mujeres -una de más de 70 años y la otra de 41-, ambas de la localidad de Cuxhaven, en el estado federado de Baja Sajonia, perdieron la vida afectadas por esta variante de E. coli Enterohemorrágica, cuya cepa ha sido identificada como la variante O104H4.

El foco infeccioso fue detectado tras realizar análisis, entre otras verduras, a cuatro pepinos escogidos aleatoriamente del mercado central de Hamburgo, de los que tres procedían de España -uno de ellos de cultivo biológico- y el otro de Holanda, según apuntaron ayer varios medios locales.

Dudas sobre la contaminación

Las autoridades alemanas achacaron las tres primeras muertes a una partida de pepinos biológicos procedentes de Almería y Málaga, lo que motivó que la Comisión Europea pusiera en marcha el sistema preventivo de alerta antes cirsis alimentarias para controlar un foco infeccioso en España.

SIn embargo, España ha protestado formalmente y la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha subrayado que la contaminación "no consta, no está ni mucho menos demostrado que haya sido durante la producción".

De hecho, la empresa exportadora ha señalado que la partida se cayó durante el transporte, lo que podría estar en el origen de la contaminación, y la propia Comisión Europea ha admitido que esa contaminación pudo haberse producido fuera del territorio español.

Noticias

anterior siguiente